La política de colección en la Xarxa de Biblioteques de L'Hospitalet de Llobregat

Time to read
12 minutes
Read so far

La política de colección en la Xarxa de Biblioteques de L'Hospitalet de Llobregat

 

[Versió catalana]


Pedro-Angel Bravo-Jiménez

Director de la Biblioteca Central Tecla Sala de L'Hospitalet de Llobregat
Coordinador de la Zona 4A Barcelonès i Baix Llobregat Sud de la Xarxa de Biblioteques Municipals

 

Resumen

Las redes urbanas de bibliotecas públicas necesitan disponer de políticas de colección propias que marquen los objetivos para ajustarse a las necesidades de la población a la que sirven. El texto presenta la política de colección de las bibliotecas de L'Hospitalet de Llobregat iniciada en el 2003 y que ha permitido crear un fondo de ciudad donde ocho bibliotecas constituyen un único catálogo colectivo.

Abstract

Urban networks of public libraries need to have their own collection policies that establish objectives aimed at meeting the needs of the population they serve. The article presents the collection policy of the libraries of L'Hospitalet de Llobregat, introduced in 2003, and which has created a city collection in which eight libraries make up a unique collective catalogue.

1 La política de colección en la Xarxa de Biblioteques de L′Hospitalet de Llobregat1

Con una población de 265.000 habitantes, L'Hospitalet (LH) tiene una fuerte tradición bibliotecaria. Ya en el año 1932, Francesc Macià inauguró el primer centro de lectura pública, y desde entonces y hasta el año 1976 se abrieron un total de seis bibliotecas y diversos centros de lectura, una por cada distrito de la ciudad. En el año 1986 se efectuó el primer proyecto de bibliotecas de la ciudad, a partir de un estudio sociológico para detectar les necesidades de la población. Dicho estudio recomendaba la creación de una red con una central urbana, siete bibliotecas de distrito y servicios de extensión bibliotecaria. En 1997 se aprobó en el Pleno Municipal el Plan de Bibliotecas 1997−2010 y se inició su desarrollo.

En la actualidad, Bibliotecas de L'H la conforman una Sección de Bibliotecas, la Biblioteca Central (BCTS) y 7 bibliotecas de distrito.

Las características de la ciudad hacen que en una superficie muy pequeña (12,5 km2) haya una gran concentración de población; las bibliotecas están muy próximas, cosa que facilita el tránsito de usuarios y refuerza la idea de una gran biblioteca de ciudad integrada por la central y las bibliotecas de proximidad. Estas son bibliotecas consolidadas, con identidad propia y ofrecen a los usuarios de su ámbito de influencia los mismos servicios que la biblioteca central.

La filosofía de trabajo de Bibliotecas de L'H es una biblioteca con 8 puertas, y nace como resultado de una serie de decisiones estratégicas que detallamos a continuación.

 

1.1 Necesidad de una política de colección

Con la inauguración de la Biblioteca Central Tecla Sala (BCTS) (2000) se dio por terminado el despliegue de infraestructuras y las políticas se centraron en la mejora de la calidad de los servicios. Se detectó que la colección no era la idónea para una red urbana porque era clónica, con un tanto por ciento muy elevado de títulos repetidos en todas las bibliotecas. Además, la capacidad de las bibliotecas no estaba bien dimensionada y debía hacerse un expurgo continuo para no colapsar las estanterías.

La adquisición y la selección del fondo provenían de dos fuentes:

Se encargó a una comisión que analizara la situación y propusiera medidas para poner en marcha políticas de colección. En 2003 se establecieron unas medidas de corrección que pretendían rentabilizar los recursos presupuestarios de los que se disponía para que se pudiera ofertar la mayor cantidad posible de títulos; por ello, se consideró el fondo de las bibliotecas como un único fondo equilibrado de ciudad, que se ofreciese en diferentes bibliotecas y del que se podía disponer mediante el préstamo ínterbibliotecario.

Se marcaron los objetivos siguientes:

  • Establecer criterios de compra para optimizar los recursos en el ámbito de la ciudad.
  • Asegurar el equilibrio territorial de la oferta documental.
  • Definir los estándares en el ámbito de la ciudad.
  • Potenciar los fondos especializados para ampliar y diversificar la oferta.
  • Hacer bibliotecas complementarias y no clónicas.
  • Marcar objetivos diferentes respecto al tipo de fondo entre la biblioteca central y las bibliotecas de proximidad.
  • Ofrecer el máximo número de títulos diferentes.

Para llevar a cabo estos objetivos se trabajó en cinco líneas:

  • Desde el año 2004, centralizar en la BCTS el préstamo interbibliotecario de ciudad, diario y gratuito. De esta manera se puede decir que la colección de LH —425.000 documentos en la actualidad— está siempre a disposición de los ciudadanos, vivan en el barrio que vivan, en un plazo máximo de un día.
  • Crear el almacén de la red donde se envían todos los documentos todavía útiles pero que por diversas razones se ha decidido retirar de las estanterías. Se encuentra situado en la BCTS y está disponible a partir del catálogo.
  • Establecer un concurso de compra en el que se especifica como requisito que las empresas que deseen participar deben incluir en su oferta el proceso técnico de los documentos.
  • Dotar a cada biblioteca de la red de un presupuesto municipal de compra individual.
  • Trabajar con la GSBDB en la propuesta de implementar un modelo de compra que tenga en cuenta las redes urbanas.

Cronología:

  • 2003: detección de necesidades.
  • 2004: puesta en marcha del préstamo interbibliotecario de ciudad.
  • 2005: elaboración del documento interno "Política de colección".
  • 2007: evaluación de lo conseguido hasta el momento y redefinición de la política de colección.
  • 2010: publicación del documento Política de desenvolupament de la col·lecció de LH, donde se establecen los criterios de adquisición del fondo por parte de la red.
  • 2012: repetición de la evaluación y nueva definición de la política de colección.
  • 2013: publicación de la nueva versión del documento.
 

2 Acciones

2.1 Política de crecimiento

Se inició una política de expurgo de fondos y los documentos que seguían siendo de interés, de los que se guardan dos ejemplares, se enviaron a la BCTS, donde continúan a disposición de los usuarios a través del préstamo interbibliotecario.

Se decidió:

  • Mantener el fondo básico en todas las bibliotecas.
  • Reforzar la colección local.
  • Crear secciones especializadas.
  • No colapsar las estanterías.

Al mismo tiempo, se definieron los estándares de ciudad:

  • La BCTS dispondría de todas las materias, además del fondo local, y sus especializaciones. Asimismo, debería tener, en su fondo, una representación importante de obras clásicas catalanas, españolas y universales.
  • Las bibliotecas de distrito tendrían el fondo básico, más el fondo local del distrito y sus respectivas especializaciones. La adquisición de fondo de conocimientos no sería prioritaria y se limitaría a compras esporádicas que complementarían y llenarían los vacíos de la colección.

Quedaron fuera de las adquisiciones:

  • Las obras universitarias de segundo ciclo.
  • Las obras muy especializadas, a excepción de las que formasen parte del fondo especial de alguna biblioteca.
  • Las obras en lenguas no utilizadas por los usuarios de las bibliotecas de la ciudad.
 

2.2 Adquisición y selección del fondo

La adquisición y selección del fondo se llevó a cabo con la participación del personal de las bibliotecas y teniendo en cuenta, siempre, las particularidades de cada barrio:

  • Lotes de la Gerència de Serveis de Biblioteques de la Diputació de Barcelona. En el 2012 se inició un sistema de selección participativa: los expertos en selección de la Gerència crean una lista abierta donde cada biblioteca decide qué quiere adquirir. Esta herramienta permite a cada biblioteca ver qué selección hacen las otras bibliotecas de la red para garantizar un fondo plural, diversificado, completo y de calidad.
  • Adquisiciones directas de las bibliotecas con presupuesto municipal. Se establecen unos módulos según los cuales cada biblioteca pertenece a una franja concreta donde se establece su tipo y sus necesidades.

Los dos tipos de adquisiciones se complementan. Con el presupuesto del Ayuntamiento se busca seleccionar aquel material más específico y necesario para cada biblioteca, según sus características: tipo de usuarios, especialización, vacíos en el fondo, obras incompletas, restauración de material dañado, etc., para completar y dinamizar la colección. Se apuesta por el criterio del personal bibliotecario (normalmente especializado en algún ámbito en concreto) y por la coordinación entre las distintas bibliotecas a la hora de elegir el material.

 

2.3 Distribución del fondo

2.3.1 Colección de la Biblioteca Central Tecla Sala

Los criterios de selección del fondo de BCTS son diferentes a los de las bibliotecas de proximidad (La biblioteca..., 2009, p. 42). La prioridad es la adquisición de las obras de referencia y de conocimientos, dejando así a las bibliotecas de distrito la adquisición de fondos de ocio. Las características de la colección son las siguientes:

  • Sección extensa de obras de información y referencia.
  • Fondo de conocimientos más amplio y especializado.
  • Fondo de la colección local exhaustivo, que permita a la biblioteca, junto con el Arxiu municipal i el Centre d'Estudis de L'Hospitalet, convertirse en una herramienta de primer nivel como centro de investigación local.
  • Colecciones especiales sobre temas de interés para adaptarse a las necesidades más específicas de la población.
  • Hemeroteca más amplia: publicaciones locales y comarcales, revistas más especializadas y publicaciones en otras lenguas.
  • Duplicados de los documentos más solicitados, especialmente de obras de ficción.

Este fondo debe representar un tercio del fondo global de la red y debe ser, como mínimo, el doble del de la biblioteca de proximidad más grande. Estas directrices ya se cumplen: la proporción es del 35 % del fondo de red y del 60 % respecto a la biblioteca de proximidad más grande.

Se recomienda la distribución siguiente:

  • El 84 % de fondo general.
  • El 16 % de fondo infantil.
  • El 55 % de conocimientos.
  • El 28 % de ficción.
  • El 17 % de música e imagen.
 

2.3.2 Colección de las bibliotecas de proximidad

El fondo de las bibliotecas de proximidad se centrará especialmente en la ficción (La biblioteca..., 2009, p. 43), y también en los aspectos siguientes:

  • El fondo básico (obras de referencia y obras básicas de todas las materias).
  • El fondo audiovisual.
  • El fondo local de distrito.
  • El fondo especial.

El acceso a la colección de ciudad queda garantizado mediante el sistema del préstamo interbibliotecario, diario y gratuito.

Los estándares de biblioteca pública (La biblioteca..., 2009, p. 43) establecen el fondo mínimo del que debe disponer cada biblioteca según el número de población de su área de influencia, y oscila entre 25.000 y 40.000 documentos, lo que deja abierta su distribución en función de las necesidades de cada biblioteca.

Biblioteques de LH recomienda la distribución siguiente del fondo:

  • El 78 % de fondo general.
  • El 22 % de fondo infantil.
  • El 42 % de conocimientos.
  • El 34 % de ficción.
  • El 24 % de música e imagen.
 

2.4 Política de depósito de la Biblioteca Central Tecla Sala

El almacén de la biblioteca central acoge documentos de las otras bibliotecas, las cuales, después de revisiones y expurgos, deciden que aquellas obras no formen parte de sus fondos. Mediante el préstamo interbibliotecario todos estos documentos siguen vivos y enriquecen el fondo único de ciudad. Como norma general, se procura que no haya más de tres ejemplares de un mismo título en la red.

Estos documentos representan un 5 % (22.000 documentos) de la colección de ciudad y un 15 % del de la BCTS.

 

2.5 Secciones especializadas

La sección especializada es aquella sección que la biblioteca decide potenciar, bien por una particularidad de la propia biblioteca (Centre d'Art de L'Hospitalet en la BCTS, por ejemplo) o por una proximidad física (teatro en la Josep Janés porque se halla cerca del Teatre Joventut) o por especialización del personal (género negro y policíaco en La Bòbila). De esta sección, la biblioteca tiene el máximo posible de fondos, lo presenta en una zona diferenciada y se difunde de una manera diferente al resto de la colección. Estas especializaciones permiten a la red disponer de un fondo general muy amplio y, además, de un fondo dirigido a públicos diana.

Los fondos especiales representan un 12 % del fondo total y un 7 % de la totalidad de préstamos. Se intenta potenciar mucho este tipo de fondos ya que la especialización permite contar con títulos poco conocidos o demasiado especializados para lo que es habitual en una biblioteca pública, da valor añadido y garantiza la disposición de fondos muy especializados para los usuarios.

Los fondos especiales de la red:

 

2.6 Colección local

Las bibliotecas disponen de información sobre LH o de información generada en la ciudad, así como todo lo publicado por los numerosos autores locales. La central y las bibliotecas de proximidad tienen diferentes objetivos en referencia a la colección local.

Bibliotecas de proximidad:

  • Disponer de documentación general sobre LH que permita responder a las consultas más habituales de los usuarios.
  • Disponer de documentación más concreta sobre el distrito al cual pertenece la biblioteca.

Biblioteca central:

  • Disponer de toda la información referente a LH. Se decide conjuntamente con el Arxiu Municipal de L'Hospitalet y el Museu d'Història de L'Hospitalet qué información corresponde recoger en cada institución.
  • Disponer de la información que se publique en el área de influencia de las bibliotecas de distrito.
  • Realizar la adquisición de fondo local.
  • Establecer y mantener el contacto con las entidades culturales de la ciudad que puedan ofrecer publicaciones de interés para hacerlas llegar a las bibliotecas de la red y así ponerlas al alcance de los ciudadanos.
  • Recoger la producción literaria de los ciudadanos de LH y publicarla cada dos años en L'Hospitalet escriu.
 

2.7 Capacidad de las bibliotecas

Toda política de crecimiento debe tener en cuenta la ubicación física de los nuevos documentos, no solamente para no colapsar la capacidad de las estanterías, sino para que se puedan exponer de una manera más atractiva. En 2009, se calculó que la capacidad máxima de la red era de unos 400.000 volúmenes que correspondían a 1,5 volúmenes por habitante (v/h). En 2012, con 425.000 volúmenes y 1,6 v/h, se cumplió el objetivo. Por lo tanto, actualmente, las bibliotecas de LH se encuentran en crecimiento cero, a pesar de que se pretende renovar todo el fondo cada diez años.

La única excepción es la BCTS, que tiene la posibilidad de crecer hasta alcanzar unos 100.000 volúmenes en el almacén. Este crecimiento se utilizará para rentabilizar el fondo que se expurga de las otras bibliotecas de la red y se pondrá a disposición mediante el préstamo interbibliotecario.

Si bien es cierto que con los recortes presupuestarios ha disminuido el número de documentos que se incorporan al catálogo, también lo es que han mejorado las herramientas para la selección y que esto permite examinar la idoneidad de los documentos e incorporarlos con mayor facilidad.

 

3 Resultados: la colección de la ciudad

En 2012 se revisó el documento y se analizó la colección para detectar desviaciones en relación a las tendencias marcadas en las directrices. En la siguiente tabla se observa que las cifras se acercan mucho a las recomendadas.

Las cifras, en tantos por ciento, indican la proporción de los fondos de cada grupo; entre paréntesis se especifican las recomendaciones del documento.

 
Noviembre 2012 Ficción
(28 %)
Conocimientos
(55 %)
Audiovisuales
(17 %)
Adultos
(84 %)
Infantiles
(16 %)
Tecla Sala
39 %
46 %
16 %
85 %
15 %
Bellvitge
30 %
48 %
22 %
78 %
22 %
La Bòbila
41 %
37 %
23 %
84 %
16 %
Josep Janés
34 %
42 %
24 %
77 %
23 %
Can Sumarro
36 %
39 %
25 %
76 %
24 %
La Florida
31 %
38 %
30 %
78 %
22 %
Santa Eulàlia
31 %
48 %
21 %
72 %
28 %
Pl. d'Europa
35 %
43 %
22 %
77 %
23 %
Promedio por distrito
(34 %)
35 %
(42 %)
41 %
(24 %)
24 %
(78 %)
78 %
(22 %)
22 %
Total de la red
36 %
43 %
21 %
80 %
20 %

Tabla 1. Fondos de las bibliotecas de LH por tipologías

 

Las bibliotecas de distrito están dentro de los parámetros, mientras que la BCTS debe incrementar los porcentajes de conocimientos y disminuir los de ficción. Sin embargo, hay que tener en cuenta que la central tiene las funciones de almacén de la red y esto provoca una desviación con respecto a los estándares.

 

3.1 Una biblioteca, un fondo, ocho puertas

Bibliotecas de LH cuenta con un fondo único de ciudad que, distribuido en ocho bibliotecas, se puede llevar a cualquier punto de la ciudad mediante el préstamo interbibliotecario gratuito. Gracias a ello, la BCTS puede dar respuesta, de manera rápida y eficaz, a las demandas informativas de los ciudadanos en las bibliotecas de proximidad, y permite que estas centren de manera preferente sus fondos en la ficción, de la que tienen mucha más demanda.

Se dispone de una colección actualizada y completa, se reponen los vacíos debidos a pérdidas, robos y desperfectos, y se consigue un gran número de títulos gracias al fondo único que permite no tener que duplicar, y optimizar al máximo el presupuesto municipal.

La red cuenta con una gran variedad de soportes documentales, modernos y actualizados, todos ellos accesibles desde cualquier biblioteca mediante el préstamo interbibliotecario o en línea. Se ha realizado la prueba de introducir libros electrónicos, que se prestan el alguna biblioteca, y descargas de libros electrónicos mediante los ordenadores de consulta. Para el 2013 está en estudio introducir una plataforma de descarga de música libre.

Todas las bibliotecas de la red tienen como prioridad que la colección resulte atractiva, bien presentada en las estanterías, reforzada con exposiciones bibliográficas, centros de interés, actividades, etc.

En resumen, los resultados de poner en marcha una política de fondo de ciudad han sido:

  • Eficiencia de la colección. Mayor oferta de títulos. Gran movilidad del fondo, tanto dentro como fuera de la ciudad.
  • Crecimiento cero, en número total, de la colección. 1,5 volúmenes por habitante. Rotación continua y muy alta del fondo especializado.
  • Implicación de los profesionales en la selección compartida y, por tanto, en la concepción de fondo de ciudad. Se ha adoptado la filosofía de una biblioteca con ocho sedes y un único catálogo colectivo de ciudad.
 

Bibliografía

Biblioteques de L'Hospitalet. Biblioteca electrònica. <http://www.l-h.cat/biblioteques/218490_1.aspx?id=1>. [Consulta: 01/04/2013].

La biblioteca pública municipal: directrius per a les xarxes urbanes (2009). Barcelona: Diputació de Barcelona. <http://www1.diba.cat/llibreria/pdf/fullejar/46623_fullejar.pdf>. [Consulta: 01/04/2013].

Biblioteques de L'Hospitalet (2009). Política de desenvolupament de la col·lecció. L'Hospitalet: Ajuntament. Àrea d'Educació i Cultura. Biblioteques de LH. <http://www.l-h.cat/gdocs/d8095060.pdf>. [Consulta: 01/04/13].

Política de desenvolupament de la col·lecció del Servei de Biblioteques de la Diputació de Barcelona (2003). Barcelona: Servei de Biblioteques. Diputació de Barcelona. <http://www.diba.es/biblioteques/documentspdf/pdc.pdf>. [Consulta: 01/04/13].

 

Fecha de recepción: 04/02/2013. Fecha de aceptación: 19/04/2013.

 
 

Notas

1 A partir de la Política de desenvolupament de la col·lecció (2009).

Cita no disponible (pendiente de catalogación)

Articulos similares en BiD

Articulos similares en Temària

Articulos del mismo autor en Temària

Cuevas Cerveró, Aurora   Marzal García-Quismondo, Miguel Ángel   


[ más información ]