Fabricación digital y biblioteca pública: el caso del Ateneu de Fabricació y de la Biblioteca Montserrat Abelló i Soler del distrito de les Corts de Barcelona

 

[Versió catalana]


Núria Martínez-Vernis

Xarxa d'Ateneus de Fabricació

Neus Montserrat Vintró

Directora de la Biblioteca Les Corts – Miquel Llongueras
Biblioteques de Barcelona

Judit Terma Grassa

Directora técnica de Planificación, Proyectos y Evaluación
Biblioteques de Barcelona

 

Resumen

A finales del 2017 se inaugurará la Biblioteca Montserrat Abelló i Soler en les Corts (Barcelona), que compartirá edificio con el Ateneu de Fabricació de les Corts. El artículo describe el proyecto arquitectónico, cómo desde Biblioteques de Barcelona se resuelve el hecho de compartir edificio con otros equipamientos, en este caso Biblioteca y Ateneu de Fabricació, y se plantea el reto de cómo compartir el proyecto de contenidos del centro.

Resum

A finals del 2017 s'inaugurarà la Biblioteca Montserrat Abelló i Soler a les Corts (Barcelona), que compartirà edifici amb l'Ateneu de Fabricació de les Corts. L'article tracta del projecte arquitectònic, de com des de Biblioteques de Barcelona es resol el fet de compartir edifici amb altres equipaments, en aquest cas Biblioteca i Ateneu de Fabricació, i es planteja el repte de com compartir el projecte de continguts del centre.

Abstract

The end of 2017 will mark the opening of a new library in the neighbourhood of les Corts, Barcelona: the Montserrat Abelló i Soler Library, which will share premises with the neighbourhood’s digital manufacturing laboratory, the Ateneu de Fabricació de les Corts. This article describes the architectural project behind the library. It also considers how Barcelona City Libraries decided to create a single space for these two facilities and how it will meet the challenge of having them share their contents.

 

1 Contexto

A finales del presente año 2017 se inaugurará la Biblioteca Montserrat Abelló i Soler en el distrito de les Corts en Barcelona que compartirá equipamiento con un ateneo de fabricación.1 Con su inauguración se cerrará la biblioteca de Can Rosés, por lo que la Biblioteca Les Corts - Miquel Llongueras pasará a ser biblioteca de proximidad y el nuevo equipamiento será la biblioteca de distrito. Esta actuación completará el mapa de bibliotecas del distrito de les Corts.

Mapa de las bibliotecas del distrito de les Corts

Figura 1. Mapa de las bibliotecas del distrito de les Corts

Tradicionalmente, las bibliotecas han sido garantes del acceso en igualdad de oportunidades a la información y al conocimiento, de la promoción de la lectura y la cultura, de la formación a lo largo de la vida. En un contexto de cambio, como el que estamos viviendo, deben renovar esta gran capacidad de adaptación que han demostrado a lo largo de los años.

En su historia más reciente, han recibido el impacto de las tecnologías y la facilidad de acceso a los contenidos digitales; pero además tienen el reto de estar atentas a los cambios sociales, culturales, educativos y productivos que están transformando la sociedad, cambios que están forzando una (r)evolución en el modelo de servicio.

La historia de este proyecto se remonta a 2008 cuando el distrito de les Corts —para dar cumplimiento a lo que se establecía en el Pla de Biblioteques de Barcelona 1998–20102 encargó al equipo de arquitectos Aitana Arroyo y Daniel Vargas unos estudios de viabilidad para ubicar la futura biblioteca de distrito en el edificio municipal de la calle Comtes de Bell-Lloc. El nuevo equipamiento se debería construir en la antigua fábrica Benet Campabadal3 recuperando así un edificio representativo del distrito de les Corts y de su historia.

No fue hasta 2010 que Barcelona d’Infraestructures Municipals (BIMSA) convocó y resolvió un concurso para adjudicar la redacción del proyecto al equipo ganador, Ricard Mercadé y Aurora Fernández Arquitectos. El proyecto pasó por diferentes fases hasta llegar al que se está ejecutando actualmente: desde un edificio dedicado exclusivamente a biblioteca hasta llegar a acoger una biblioteca de distrito y un ateneo de fabricación.

 

2 Edificio

El edificio ocupa una superficie de 4.000 m2 construidos en los que se organiza el programa de la Biblioteca y del Ateneu. Se trata de la rehabilitación de tres edificios destinados antiguamente a uso industrial, cuyo conjunto lo forman una nave con valor patrimonial y dos edificios construidos posteriormente, de menos valor arquitectónico. La intervención plantea un vaciado de la crujía que limita con la nave industrial que se convierte en el atrio de relación visual y espacial entre las plantas. En este espacio se sitúa el acceso principal del edificio y se convierte en el eje vertebrador del proyecto. El atrio —luminoso y a doble altura— da la dimensión del equipamiento y acompaña al usuario de forma natural a las plantas superiores.

Biblioteca Montserrat Abelló i Soler: vista exterior

Figura 2. Biblioteca Montserrat Abelló i Soler: vista exterior

En la planta baja, se encuentra el espacio destinado al Ateneu de Fabricació totalmente integrado con el atrio para aprovechar y visibilizar las sinergias entre los dos usos: el de biblioteca y el de ateneo. En esta planta baja, junto con el altillo y la primera planta, se desarrollan los usos más públicos de la Biblioteca. La planta segunda se divide en dos espacios según el uso: uno de privado de acceso restringido para el personal, y otro de público que consta de tres salas o espacios de apoyo polivalentes. Para conseguir un recorrido claro y sectorizable hacia esta planta, se ha creado un segundo atrio paralelo al principal, que incluye una escalera abierta.

Biblioteca Montserrat Abelló i Soler: plano de la planta baja

Figura 3. Biblioteca Montserrat Abelló i Soler: plano de la planta baja

Biblioteca Montserrat Abelló i Soler: renderización de la planta baja, área de acceso

Figura 4. Biblioteca Montserrat Abelló i Soler: renderización de la planta baja, área de acceso

 

3 Xarxa d’Ateneus de Fabricació del Ayuntamiento de Barcelona

La Xarxa d’Ateneus de Fabricació del Ayuntamiento de Barcelona (a partir de ahora XAF) nace en el anterior mandato municipal, en el Marc estratègic i full de ruta 2012–2015 del Ayuntamiento de Barcelona que ya contenía la visión y los objetivos de convertirse en una ciudad colaborativa que trabaja para mejorar la calidad de vida de sus ciudadanos y ciudadanas, y para garantizar un desarrollo social, económico y urbano sostenibles. Estos dos objetivos se apoyaban en el uso y la modernización de las TIC aplicadas a una gestión más eficiente de los servicios y recursos, y para el desarrollo ciudadano. La iniciativa de la XAF toma en consideración los preceptos de los Fablabs4 que junto con la innovación social (investigación + desarrollo + innovación + sociedad) han de facilitar y dinamizar el cambio social, económico y productivo de la ciudad.

El nuevo marco estratégico de la ciudad para el período 20162019 revalida y amplía esta visión y objetivos, y hace una clara apuesta por la innovación social, socioeconómica, ambiental y tecnológica.

El ideario de la XAF se basa en unos valores fundamentales que responden a su misión: "Esdevenir un lloc on les persones de diferents trajectòries, formacions, història i capacitats aprenen, experimenten, creen conjuntament, desenvolupen activitats i projectes relacionats amb la fabricació digital, i esdevenen partícips en tots els processos". Estos valores podrían ser: actuar de abajo arriba; promover el acceso igualitario, libre y equitativo para toda la ciudadanía; el aprendizaje significativo y práctico como puerta de entrada; la sociedad colaborativa y la economía ética; el catalán como lengua vehicular; la intergeneracionalidad, y la vocación de servicio público.5

Además, los equipamientos de la XAF se especializan en función del territorio donde se implantan. En el caso del Ateneu de les Corts, la inclusión es el hilo conductor. En el informe de 2015 de Les Corts, barris inclusius se define la inclusión social como el "procés que treballa per assegurar que totes les persones tenen les oportunitats i els recursos necessaris per a participar plenament en la vida econòmica, social i política, i per a gaudir d'unes condicions de vida normalitzades".

El Ayuntamiento de Barcelona y el distrito de les Corts, en particular, están comprometidos con esta tarea interminable desde la creación el 2013 del Plan para la inclusión social de Barcelona 2012–2015. En este plan se interrelacionan, colaboran y cooperan tanto la administración local como las asociaciones de personas con discapacidad, las entidades del tercer sector (organizaciones no gubernamentales y sin ánimo de lucro) y los agentes económicos y de conocimiento implicados en la responsabilidad social corporativa. Entre todos dan respuesta a los interrogantes que plantean la movilidad, la vivienda, la educación, el empleo, los equipamientos, los servicios, el comercio, el espacio público, la administración, la participación, la promoción asociativa y la salud.

 

4 El reto de compartir proyecto

Con este punto de partida, el proyecto presenta algunos retos que van desde el hecho de compartir edificio al de compartir proyecto.

Biblioteques de Barcelona desde su génesis ha apostado por la construcción de una red de equipamientos bien integrados en el territorio y con un extenso catálogo de alianzas con otros equipamientos socioculturales de la ciudad. En este sentido, compartir edificio se ha planteado como una oportunidad, a pesar de la complejidad de gestión que puede conllevar. De las 40 bibliotecas de la ciudad, sólo 19 no comparten edificio con otros equipamientos, las 21 restantes comparten edificio con centros cívicos, mercados o guarderías, entre otros tipos de servicios municipales.

Así pues, desde el punto de vista logístico, la experiencia ha permitido ajustar los requerimientos arquitectónicos que permiten la coexistencia de equipamientos diferentes en edificios compartidos: nos referimos a temas de circulación de personas y equipamientos, de entradas independientes o compartidas, de uso y cesiones de espacios comunes, etc. Además, desde la perspectiva de la gestión, con los años se han ido redactando protocolos de funcionamiento muy pautados que dotan a la gestión de los espacios compartidos de una gran funcionalidad.6

Aunque el reto más relevante de esta colaboración es compartir un único proyecto de centro, compartiendo determinadas actividades y /o programas, en base a la experiencia obtenida. Por ejemplo, con relación a la formación TIC, la Xarxa de Biblioteques de Barcelona y la Xarxa de Centres Cívics tienen establecidos cuáles son los itinerarios curriculares de cada uno de estos equipamientos municipales. Asimismo, en el campo de la programación cultural, encontramos programación territorial de algunas bibliotecas en colaboración con centros cívicos.7

 

5 Líneas estratégicas: colaboración y retos

Los puntos en común entre el proyecto de Biblioteques de Barcelona y la XAF son numerosos y comparten valores y estrategias. Para esta primera etapa del centro queremos trabajar con un plan de acción conjunto enfocado a algunos valores clave, como los indicados a continuación.

Ambas instituciones apuestan por el aprendizaje como puerta de entrada, que en el caso de la XAF tiene como primer objetivo desarrollar programas educativos, y concuerda perfectamente con las líneas de la Biblioteca. Esta vertiente pedagógica se concretará en una gestión conjunta del trabajo con las escuelas, para que los dos centros se expliquen conjuntamente, y puedan crear proyectos tripartitos (biblioteca, ateneo, escuela). No sólo se trata de simples visitas sino también de encuentros de iniciación en la planificación y fabricación de productos, o pequeños seminarios de trabajo. De esta manera se capacitará la ciudadanía (niños y niñas, jóvenes y adultos) para la fabricación digital y se trabajará el encaje y los vínculos de ésta con la creación y el sistema educativo.

Otra línea de trabajo será el impulso a la economía social y a las actuaciones solidarias y de abajo arriba. Para poder acceder a cualquiera de los tres ateneos de fabricación no existe un trato económico sino una contraprestación, un intercambio de bienes por bienes, servicios por servicios. En el caso de Bibliotecas, el pago por la prestación de servicios es un hecho residual (se aplica únicamente a programas muy específicos); sin embargo, ello obligará a pensar cómo confluir las dos realidades, contraprestaciones y cursos de pago, siendo necesario que la Biblioteca lo aproveche para flexibilizar su gestión apostando también por la incorporación de la participación a través de las aportaciones que los usuarios puedan hacer más allá de los programas de voluntariado, lo que además supondrá un nuevo encaje.

También se quiere trabajar y potenciar el valor de lo intergeneracional para hacer confluir al máximo el conocimiento del que disponen las diferentes generaciones mediante el intercambio de públicos a partir de programas transversales.

Ambas instituciones —bibliotecas y ateneos—, promueven la alfabetización digital, que en los ateneos de fabricación alcanza un cierto grado de especialización. El primer objetivo de la XAF es el de garantizar el acceso de toda la ciudadanía a las nuevas tecnologías y la fabricación digital en concreto.

En la Biblioteca se podrán diseñar productos que después se fabricarán en el ateneo: la Biblioteca podría disponer de un espacio llamado laboratorio de ideas como contraparte al laboratorio de fabricación digital del Ateneu de Fabricació, un rincón donde se podrían acoger proyectos que quieren dar respuesta a necesidades reales de la comunidad y del territorio.

El ámbito de trabajo de la fabricación digital implica unos determinados softwares, hardwares específicos y una gestión de datos y de la información que se genera de forma permanente y a velocidad exponencial. Por ello, es necesario crear sistemas que garanticen su transformación en conocimiento para poder compartirlo con la máxima equidad y facilidad de acceso. Relacionado con esta gestión de datos, los ateneos apuestan por el uso de código libre y las licencias Creative Commons. En los planes estratégicos de la actual administración consta el trabajo hacia los datos abiertos (open data) que, salvando las distancias, también se hace extensivo a organizaciones como las nuestras, que podemos trabajar, por ejemplo, para la creación de repositorios. Este es un campo que querremos explorar: cómo podemos encajar el potencial de los dos equipamientos.

 

6 Conclusión

Un nuevo proyecto de biblioteca, en un nuevo edificio compartido con un ateneo de fabricación es una nueva oportunidad de colaboración, de construcción de un modelo a partir de sinergias enriquecedoras para los dos equipamientos municipales. Será necesario empezar a trabajar en un plan de acción conjunto y explorar las posibilidades de colaboración que seguro que más que sumar, multiplicarán las potencialidades de ambos equipamientos y que, a corto plazo, habrá que evaluar y corregir.

 

Notas

1 El Ateneu de Fabricació les Corts entró en funcionamiento la primavera de 2013.

2 Pla de Biblioteques de Barcelona 1998–2010. Les Biblioteques del segle xxi de la informació al coneixement. Barcelona: Institut de Cultura, Ajuntament de Barcelona, 1998.

3 En la fábrica de Gabriel Benet Campabadal, se tejían, con casi un centenar de telares, una amplia gama de encajes de bolillos mecánicos y de cintas de seda, galones y trencillas.

4 Fabrication laboratory del Center for Bits and Atoms del Massachusetts Institute of Technology.

5 Más información en el Llibre blau dels Ateneus de Fabricació (abril de 2016).

6 En la web de Biblioteques de Barcelona se pueden consultar los diferentes protocolos de las bibliotecas que tienen espacios compartidos que pueden ceder. Un ejemplo sería: Condicions per a la cessió d'ús dels espais de la Biblioteca Jaume Fuster.

7 Algunos ejemplos: programación territorial sobre la figura de Manuel Vázquez Montalbán en la Biblioteca Collserola – Josep Miracle. Programación territorial de microrelatos en la Biblioteca Sagrada Família – JMAL.

Articulos del mismo autor en Temària

[ más información ]