Vídeos en las redes sociales y blogs corporativos: análisis de los perfiles de las bibliotecas públicas catalanas durante el primer mes de confinamiento de la COVID-19

Time to read
31 minutes
Read so far

Vídeos en las redes sociales y blogs corporativos: análisis de los perfiles de las bibliotecas públicas catalanas durante el primer mes de confinamiento de la COVID-19

 

[Versió catalana]


Juan-José Boté-Vericad

Profesor del Departamento de Biblioteconomía, Documentación y Comunicación Audiovisual
Centro de Investigación en información, Comunicación y Cultura (CRICC)
Universidad de Barcelona

María-José Sola-Martínez

Bibliotecaria
Diputació de Barcelona

 

Resumen

El propósito principal de este artículo es estudiar la presencia de los vídeos a los perfiles de las redes sociales y los blogs corporativos de las bibliotecas públicas catalanas durante el primer mes de confinamiento (del 13 de marzo al 14 de abril de 2020) con un doble objetivo. El primero es saber si han creado o difundido vídeos en las redes sociales. El segundo es delimitar la tipología y concretar el canal donde se han publicado. Como paso previo, hay que saber si las bibliotecas públicas catalanas han sido activas en las redes sociales durante este periodo independientemente del contenido difundido.

Para realizar este análisis se ha creado un conjunto de datos de acceso abierto, que cuenta con criterios de inclusión y exclusión, partiendo de un fichero de la Generalitat de Cataluña, que incluye datos geográficos, el nombre de la biblioteca, sus perfiles de redes sociales (Facebook, Instagram, Twitter y YouTube) y blogs. Para evaluar las publicaciones se han definido dos tipologías de contenido, externo y propio, se ha creado una escala de valoración (de A a D) y se han agrupado los vídeos en cinco tipologías (entrevistas, tutoriales, entretenimiento, reseñas y live streaming).

Sobre los resultados obtenidos hay que comentar que, de los 507 registros incluidos, 372 (73,37 %) han tenido actividad; de los 886 perfiles analizados, 797 (89,95 %) han sido activos, y de los 4.377 vídeos estudiados, los más compartidos han sido los de entretenimiento (3.110, 71,05 %).

En las conclusiones se detallan algunos aspectos observados en YouTube, Facebook y Twitter para conocer cómo se trabaja el formato vídeo en las bibliotecas públicas catalanas.

Resum

El propòsit principal d'aquest article és estudiar la presència dels vídeos als perfils de les xarxes socials i els blogs corporatius de les biblioteques públiques catalanes durant el primer mes de confinament (del 13 de març al 14 d'abril de 2020) amb un doble objectiu. El primer és saber si han creat o difós vídeos a les xarxes socials. El segon és delimitar-ne la tipologia i concretar el canal on s'han publicat. Com a pas previ, cal saber si les biblioteques públiques catalanes han estat actives a les xarxes socials durant aquest període independentment del contingut difós.

Per a realitzar aquesta anàlisi s'ha creat un conjunt de dades d'accés obert, que compta amb criteris d'inclusió i exclusió, partint d'un fitxer de la Generalitat de Catalunya, que inclou dades geogràfiques, el nom de la biblioteca, els seus perfils de xarxes socials (Facebook, Instagram, Twitter i YouTube) i blogs. Per a avaluar les publicacions s'han definit dues tipologies de contingut, extern i propi, s'ha creat una escala de valoració (d'A a D) i s'han agrupat els vídeos en cinc tipologies (entrevistes, tutorials, entreteniment, ressenyes i live streaming).

Sobre els resultats obtinguts cal comentar que, dels 507 registres inclosos, 372 (73,37 %) han tingut activitat; dels 886 perfils analitzats, 797 (89,95 %) han estat actius, i dels 4.377 vídeos estudiats, els més compartits han estats els d'entreteniment (3.110, 71,05 %).

En les conclusions es detallen alguns aspectes observats a YouTube, Facebook i Twitter per a conèixer com es treballa el format vídeo a les biblioteques públiques catalanes.

Abstract

The main objective of the article is to study the presence of vídeos in the social networks and corporate blogs of Catalan public libraries during the first month of lockdown (from 13 March to 14 April, 2020). It explores whether libraries created vdeos or shared them on social media, and defines their typology and the channel in which they were published. A preliminary step is to determine whether Catalan public libraries were active on social networks during this period, before characterizing the kinds of content disseminated.

To carry out this analysis, an open access data set was created using inclusion and exclusion criteria and based on information held by the Catalan government: geographical data, the name of the library, and its social media profiles (Facebook, Instagram, Twitter and YouTube) and blogs. To evaluate the publications, two types of content were defined (external and internal). A rating scale was created (A to D) and the vídeos were grouped into five types (interviews, tutorials, entertainment, reviews, and Live Streaming).

Of the 507 records included, 372 (73.37 %) were active; of the 886 profiles analysed, 797 (89.95 %) were active, and of the 4,377 vídeos studied, the most frequently shared were entertainment vídeos (3,110, 71.05 %).

The conclusions section highlights information on YouTube, Facebook and Twitter that show how the vídeo format is used in Catalan public libraries. 

 

1 Introducción

Un nuevo coronavirus altamente infeccioso detectado en la ciudad china de Wuhan despertó el interés de los medios de comunicación a principios del mes de enero de 2020 (CCMA, 2020). Este virus de la familia del SARS fue bautizado por la Organización Mundial de la Salud (en adelante OMS) como la COVID-19 (OMS, 2020). Su rápida expansión por todo el mundo desencadenó la declaración del estado de alarma por parte del Gobierno español el 14 de marzo de 2020 (Gobierno de España, 2020), con la consiguiente reducción de movilidad ciudadana y el cierre de todo tipo de instituciones y empresas, incluyendo las unidades de información.

Las primeras noticias sobre el impacto de la COVID-19 en el sector de las unidades de información fueron el aplazamiento, la cancelación o el cambio de modalidad de presencial a en línea de algunos eventos, tanto nacionales como internacionales, dirigidos a todos los públicos, usuarios y profesionales. Este hecho se puede constatar en la agenda profesional del Col·legi Oficial de Bibliotecaris-Documentalistes de Catalunya (COBDC, 2020). Varias instituciones bibliotecarias internacionales, como la International Federation of Library Associations (en adelante IFLA; IFLA, 2020), la Association of College and Research Libraries (en adelante ACRL; ACRL, 2020) o la American Library Association (en adelante ALA; ALA, 2020), comenzaron a publicar noticias sobre el cierre de las bibliotecas, así como recomendaciones y recursos útiles para que el personal de bibliotecas usara durante el confinamiento. 

Para obtener una aproximación a las bibliotecas públicas españolas, incluyendo las catalanas, se puede consultar el proyecto COBIB-públicas (Lázaro-Rodríguez, 2020), un observatorio basado en 760 noticias publicadas en medios digitales españoles sobre bibliotecas públicas desde principios de enero hasta finales de mayo de 2020.  

En Cataluña, una vez aplicado el estado de alarma, los autores de este artículo, que también son usuarios de bibliotecas (públicas y universitarias), recibieron notificaciones de las primeras afectaciones: la imposibilidad de utilizar sus servicios presenciales, el aplazamiento automático de la fecha de devolución de los préstamos, coincidiendo con los plazos de final o de renovación del estado de alarma, y la creación de espacios de recursos en línea.

Las bibliotecas públicas catalanas, que son el agente estudiado en este artículo, aparecieron en los medios de comunicación por diversos motivos durante el primer mes de confinamiento. Por un lado, por el aumento significativo del préstamo a través de la plataforma eBiblio (Ayuntamiento de L’Hospitalet de Llobregat, 2020) y, por el otro, por el planteamiento de diversas iniciativas para impulsar el sector del libro y de las bibliotecas públicas. En este segundo apartado destacan las ayudas de la Generalitat de Catalunya (Generalitat de Catalunya, 2020b) y del Ayuntamiento de Barcelona (Ayuntamiento de Barcelona, 2020) para la compra de libros, con las que daban apoyo a las librerías locales, y la celebración virtual de varias efemérides en las redes sociales como el #diamundialdelapoesia o la creación de actividades vinculadas a la etiqueta #bibliotequesacasa. 

En una situación de confinamiento, como la que ha provocado la COVID-19, en muchos sectores se ha primado la comunicación virtual con el público, ya sea a través de boletines de noticias o redes sociales. A falta de datos concretos que aclaren esta cuestión, se podría presuponer que un buen número de bibliotecas públicas catalanas contaba antes del 14 de marzo de 2020 con presencia en al menos una red social.

Según el informe Estudio Anual de Redes Sociales 2019 (IAB, 2019), la "fuerza de YouTube" provocó que la segunda actividad realizada con más frecuencia por los usuarios de las redes sociales durante ese año fuera mirar vídeos con un 57 %.

Una de las herramientas que las bibliotecas públicas catalanas utilizaban en las redes sociales para comunicarse con los internautas antes de la aparición de la COVID-19 eran los vídeos, ya sean compartidos directamente, como las historias de Instagram, ya sean editados, como puede ser un tutorial sobre el funcionamiento del catálogo.

Durante el confinamiento, el personal de las unidades de información catalanas han podido desarrollar parte de su trabajo mediante el teletrabajo, y, entre las tareas realizadas, se incluye la creación de vídeos para ser publicados en las redes sociales. Como ejemplos de esta línea de trabajo, se pueden consultar las noticias que han publicado sobre este tema las bibliotecas especializadas del CSUC (CSUC, 2020) y las bibliotecas públicas de Manlleu (Ayuntamiento de Manlleu, 2020). Las primeras han elaborado formación virtual sobre el uso de los recursos digitales mediante vídeos, sin concretar en qué canal se han difundido, y las segundas han efectuado propuestas en las redes sociales, como la creación de vídeos con autores y autoras locales.

Teniendo en cuenta este marco, el punto de partida de este artículo es estudiar la presencia de vídeos en los perfiles de las redes sociales y blogs corporativos de las bibliotecas públicas catalanas durante el primer mes de confinamiento (del 13 de marzo al 14 de abril de 2020) con un doble objetivo. El primero es saber si han creado o difundido vídeos en las redes sociales. El segundo es delimitar su tipología y concretar el canal donde se han publicado. Como paso previo, es necesario saber si las bibliotecas públicas catalanas han sido activas en las redes sociales durante este período.

 

2 Revisión de la literatura

Varias instituciones han comenzado a estudiar el impacto de la COVID-19 en el sector cultural. Un ejemplo internacional es la encuesta realizada por el International Council of Museums (en adelante ICOM; ICOM, 2020) con el objetivo de saber cómo afecta la pandemia los profesionales de los museos. En el ámbito español se ha realizado una encuesta entre varios representantes de equipamientos culturales, los cuales no incluyen ninguna unidad de información, y, entre otros temas, incorpora la valoración sobre el impacto inmediato del estado de alarma, el desarrollo de alguna oferta digital y el papel de la cultura durante el confinamiento (Fundación Contemporánea, 2020).

En el sector bibliotecario, se han realizado varias encuestas, como es el caso de la destinada al personal de bibliotecas académicas, escolares y públicas (ALA, 2020b). El objetivo era saber qué aspectos de su funcionamiento se han visto afectados durante el confinamiento y qué cambios prevén una vez hayan vuelto a abrir las puertas. Un segundo ejemplo es la encuesta que efectuó la State Library of New South Wales en Australia (State Library, 2020) a su personal, en la que sí se indican algunas preguntas sobre el uso de las redes sociales como medio de comunicación. En el momento de la redacción de este artículo, no se ha detectado ningún estudio en el ámbito español y catalán sobre la afectación de la COVID-19 en bibliotecas públicas ni sobre el uso de vídeos en redes sociales. Sin embargo, sí que se ha difundido una noticia en el blog del Centro de Recursos para el Aprendizaje y la Investigación de la Universidad de Barcelona que analiza el incremento del uso de los perfiles de Twitter en el período de confinamiento (CRAI UB, 2020).

Teniendo presente la ausencia de literatura sobre la afectación de la COVID-19 en las unidades de información en nuestro territorio, se ha analizado la literatura de dos factores que, a criterio de los autores, toman relevancia en un período en que la biblioteca presencial pasa a ser virtual y además los profesionales deben mantener conexión con su comunidad mediante las redes sociales y blogs, ofreciendo recursos, servicios y actividades desde sus hogares.

El primer factor es la reinvención de las unidades de información para llegar a su público (real y potencial) en este nuevo entorno. Hay que recordar que un escenario similar por su precariedad se originó con la última recesión económica acaecida del 2008 al 2013. Durante este período, en el ámbito internacional, las bibliotecas públicas de Estados Unidos vieron recortados sus presupuestos especialmente en las partidas referentes a los salarios, el personal técnico, el mantenimiento de las colecciones o, incluso, la reducción del horario de apertura (Guarria; Wang, 2011). También en Grecia supuso una reducción drástica de los presupuestos, de forma que no se podían ampliar las colecciones ni comprar nuevos equipamientos, y muchas bibliotecas se fusionaron (Vassilakaki, 2015). Si hablamos del caso de España, las bibliotecas públicas utilizaban herramientas gratuitas de bajo coste para proporcionar nuevos servicios como la lectura virtual, la organización de comunidades virtuales o la coordinación de aprendizaje en línea (Merlo-Vega; Chu, 2015). Por lo tanto, un aspecto detectado fue la incorporación de nuevas prácticas para superar la crisis (García-Gómez; Díaz-Grau, 2011). En Cataluña encontramos experiencias como las desarrolladas en las bibliotecas de Terres de l’Ebre (Reverté, 2012).

El segundo factor afecta directamente las tareas del personal de las unidades de información y cómo las pueden realizar en línea. Para ampliar información se pueden consultar los consejos para trabajar remotamente que han publicado algunas asociaciones internacionales de bibliotecas (ALA, 2020c) o bibliotecas de renombre, como la Library of Congress (LOC, 2020).

Sobre las tareas vinculadas a la creación de vídeos y a la gestión de las redes sociales enmarcadas en unidades de información no existe mucha bibliografía. En un ámbito asociativo o institucional, el año pasado se publicó en España una revisión de un estudio del 2013 en el que se incluyen diecinueve perfiles profesionales dentro de las bibliotecas públicas (Tejada et al., 2019). Aunque se incorporan perfiles que incluyen alguna tarea vinculada con la gestión de redes sociales, como el de "bibliotecario / documentalista especializado en ciencias de la salud", el único perfil analizado relacionado con la edición de vídeos es el de "bibliotecario/a encargado/a de web social", que añade como función "editar fotografías y vídeos y compartirlos en diferentes aplicaciones de la web social".

En un ámbito más pragmático, la Editorial UOC ha publicado dos títulos dentro de la colección "El Profesional de la Información" que son de utilidad para conocer la gestión de redes sociales en unidades de información (Marquina-Arenas, 2012) y la creación y publicación de vídeos en redes sociales (Boté, 2019).

En la introducción se ha hablado sobre el consumo de vídeos por parte de los internautas (IAB, 2019). Llegados a este punto del artículo, hay que concretar si los vídeos en redes sociales son un elemento que se puede utilizar en un entorno de pandemia a través del teletrabajo. Por ello, los autores se han basado en la tipología de vídeos detallados en el libro de la Editorial UOC del 2019 mencionado anteriormente, para elaborar una lista, consultable en la tabla 1, que sea adaptable para bibliotecas públicas en un contexto como el que se ha sufrido durante el confinamiento. 

Tipología
Ejemplos de aplicación en un entorno de bibliotecas públicas
Canales donde se puede publicar
EntrevistasCon un/a escritor/a; un/a ilustrador/a; un/a usuario/a; personal de bibliotecas, etc.Facebook, Instagram, Telegram, YouTube, WhatsApp.
TutorialesSobre el eBiblio, sobre bases de datos de acceso abierto, sobre herramientas concretas (Word, Gimp, Twitter), sobre recetas de cocina.Facebook, Instagram, Pinterest, Telegram, TikTok, Twitter, YouTube, WhatsApp.
EntretenimientoHora del cuento, teatro con títeres, concierto de música, píldoras poéticas.Facebook, Instagram, Pinterest, Telegram, Twitter, YouTube, WhatsApp.
ReseñasDe libros, material audiovisual (cine y documentales), revistas y páginas webs especializadas.Facebook, Instagram, Pinterest, Telegram, TikTok, Twitter, YouTube, WhatsApp.
Live streamingEn entrevistas, actividades (hora del cuento, títeres), reseñas. Facebook, Instagram, Telegram, TikTok, Twitter, YouTube.

Tabla 1. Clasificación de los vídeos en función de los contenidos

Para establecer cada tipología se ha elaborado una definición de las que pueden ser un poco más ambiguas. De esta manera, los tutoriales son vídeos que enseñan a hacer algo, por ejemplo, cómo se utiliza el servicio eBiblio o talleres de manualidades. En la tipología de entretenimiento se incluyen vídeos destinados a hacer comunidad, por ejemplo, lectura de poemas y otros textos literarios. Las reseñas son recomendaciones con comentarios de libros, películas o páginas web especializadas. 

Otro factor interesante a la hora de trabajar con vídeos es la necesidad de editarlos. Al respecto, cabe comentar que es un aspecto que cada profesional debe valorar, ya que depende de muchos factores, como la experiencia y los recursos disponibles en cada momento. Por este motivo, no se ha incluido en la tabla 1. 

 

3 Metodología

El análisis de la actividad de las bibliotecas públicas catalanas a los canales de comunicación se ha llevado a cabo durante el primer mes de vigencia del estado de alarma (del 13 de marzo al 14 de abril de 2020). Estas fechas se han utilizado también en un estudio sobre el papel de los medios de comunicación digitales en España en tiempo de confinamiento (Lázaro-Rodríguez; Herrera-Viedma, 2020).

Los criterios para seleccionar las redes sociales que se estudian han sido externos e internos. Entre los primeros encontramos que las cinco redes más utilizadas durante el 2019 en España por orden de uso han sido WhatsApp, Facebook, YouTube, Instagram, Twitter (IAB, 2019). Entre los segundos, se ha tenido en cuenta el funcionamiento y las opciones de las mismas redes sociales. Por lo tanto, se han analizado tres factores: a) si se promociona la difusión de contenidos tanto entre usuarios reales como entre potenciales; b) si se facilita la inclusión de contenidos en formato vídeo, ya sea de forma nativa (YouTube) o insertada (Twitter), y c) si se favorece la comunicación e interacción con los y las creadoras de contenidos (comentarios, favoritos, etc.) o se incorpora cualquier otra herramienta comunicativa como encuestas y concursos. El cruce de estos criterios dio lugar a esta elección: Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

Según el Mapa de Lectura Pública (Generalitat de Catalunya, 2014), los puntos de servicio se clasifican en bibliotecas centrales comarcales, centrales urbanas, locales, filiales y servicios bibliotecarios móviles. En este artículo se agrupan bajo la denominación bibliotecas públicas todas las tipologías de bibliotecas, los "servicios bibliotecarios móviles" se denominan bibliobuses, y cuando se habla de todos, se utiliza la denominación puntos de servicio, término que utilizaremos en adelante.

Una vez comenzada la búsqueda de fuentes de información para confeccionar la lista de los puntos de servicio y sus perfiles en las redes sociales, se encontró que algunos que estaban activos en las redes sociales hacían difusión de las noticias que escribían en sus blogs, donde también insertaban vídeos. De hecho, algunos actualizaban más de un blog al mismo tiempo. Por lo tanto, se añadieron los blogs como canal de difusión para estudiar.

Partiendo de estas premisas, es necesario disponer de un conjunto de datos que incluya datos actualizados de todos los puntos de servicio catalanes con sus canales de comunicación.

A pesar de que existen portales que facilitan datos de contacto sobre los puntos de servicio catalanes, como la sección de equipamientos de Cataluña del portal de datos abiertos de Cataluña (Generalitat de Catalunya, 2020), el portal de datos abiertos de la Diputación de Barcelona (DIBA, s.d.) o el portal de bibliotecas públicas de la Generalitat de Catalunya (Generalitat de Catalunya, s.d.), no se ha encontrado ninguna lista con todos estos puntos de servicio que incluya también datos de sus canales de comunicación. Partiendo de este último portal, se ha construido un conjunto de datos (Boté-Vericad; Sola-Martínez, 2020) y se han adaptado de forma que sean procesables y se puedan añadir o eliminar campos en una búsqueda posterior.

A esta lista base de 479 puntos de servicio se añadió una lista de creación propia formada por 28 registros que agrupan los puntos de servicio que trabajan con una denominación de red, como es el caso del Consorcio de Bibliotecas de Barcelona, ya que están dentro del mismo municipio, y aquellos que por diversos factores tienen perfiles compartidos entre diversas unidades de información dentro o fuera del mismo municipio. A partir de ahora se hablará de redes de bibliotecas para aglutinar las dos vertientes. Esta incorporación se hizo para ver la actividad que llevan a cabo tanto dentro de la red como de forma individual y poder comparar los dos roles. El total de registros incorporados son 507.

Esta falta de datos también se da cuando se buscan los canales de comunicación de los puntos de servicio en las cuatro provincias catalanas. De este modo, aunque las bibliotecas de la Diputación de Barcelona (DIBA, s.d.) sí que facilitan un directorio que incluye datos geográficos, el nombre de la biblioteca y sus canales, la consulta de los datos se debe hacer individualmente. Las bibliotecas de la Diputación de Girona se agrupan bajo el dominio https://www.bibgirona.cat/ (Diputación de Girona, s. d.), que coincide con el archivo de la Generalitat de Catalunya. En este portal se puede encontrar la información de todas las bibliotecas, así como de sus blogs.

Sobre las bibliotecas de Tarragona hay que comentar que se dividen en dos áreas geográficas y que, por tanto, sus datos están desglosados en dos webs. Por un lado, las que pertenecen a la Central de Bibliotecas de Tarragona o tienen vínculos y, por otra parte, las bibliotecas de Terres de l’Ebre (Generalitat de Catalunya, s. d.).

Para obtener los datos de los puntos de servicio de cada centro de la provincia de Lleida se ha reutilizado un conjunto de datos (Mirassó, 2020) que forma parte de un trabajo de fin de grado no publicado, datos que se han incorporado al conjunto de datos creado para este artículo.   

Un factor común en todas las provincias es la dificultad de obtener las direcciones web actualizadas de los diferentes canales de cada punto de servicio, ya que en algunos casos los autores han encontrado que, conociendo la existencia de varios canales, estos no estaban incluidos en los directorios consultados. Este hecho ha provocado la realización de una doble búsqueda en Internet. Es decir, también se han realizado búsquedas en los principales buscadores, como Google, usando diferentes cadenas de búsqueda.

Finalmente, cabe anotar que no existe una dirección web donde se aglutinen las redes sociales asociadas a cada red de bibliotecas. Por lo tanto, se ha hecho una búsqueda red por red en cada canal.

Una vez encontradas todos los datos, para los 507 registros, se han analizado los contenidos publicados en los 886 canales de comunicación encontrados durante el período de estudio del artículo. El conjunto de datos incluye datos geográficos, el nombre de la biblioteca, sus redes sociales activas (indicando Facebook, Instagram, Twitter, YouTube) y finalmente sus blogs.

Para saber si las bibliotecas públicas catalanas han sido activas en las redes sociales y blogs corporativos durante el período analizado, se han delimitado los contenidos a estudiar y, por ello, se han establecido dos tipos: externos y propios. En esta fase preliminar del estudio en el que prevalecía conocer esta actividad, se han definido estos contenidos de una forma genérica, no centrada en los vídeos. De este modo, el contenido externo es aquel que es una recopilación de enlaces, una publicación de actividades no propias de la biblioteca o por ejemplo un retuit de contenidos en la red social Twitter. En cambio, el contenido propio está formado por dos opciones: a) texto, imágenes o contenido audiovisual creado por la misma biblioteca y difundido en diferentes redes sociales y blogs; b) contenidos producidos con la participación de su comunidad, como por ejemplo vídeos enviados por usuarios de la biblioteca en la que recomendaban un libro.

Este contenido, tanto externo como interno, se puede categorizar según las funciones, las tareas, los servicios o las actividades que se llevan a cabo en los puntos de servicio; por ejemplo, la actividad #quedatacasaCONCURSAlcanar o vídeos diarios de lectores que serían actividades de fomento de la lectura. 

Una vez finalizada esta fase, y para analizar los vídeos, se ha creído adecuado agruparlos en dos niveles. Por un lado, se ha analizado el que ha creado cada vídeo, y, por ello, se definió una primera división: propios y difundidos. Los primeros son los publicados en el canal de cada biblioteca o red, por ejemplo, un vídeo sobre una reseña de un libro. Los segundos son los que han sido creados por otras entidades o personas y finalmente compartidos, por ejemplo, el vídeo de una canción de un grupo musical. Por el otro, se han agrupado los vídeos según la tipología de la tabla 1 (entrevistas, tutoriales, entretenimiento, reseñas y live streaming).

Los criterios de inclusión y exclusión del conjunto de datos son los siguientes:

Criterios de inclusión: para tener una medida homogénea en la recogida de datos se decidió que tenía que haber algún contenido publicado durante el período estudiado (texto, imagen o vídeo). Esto es válido a partir de al menos un contenido publicado en cualquiera de las redes sociales y blogs analizados, teniendo en cuenta que no todas las publicaciones requieren la misma dedicación. Así, la escritura de una entrada de un blog equivaldría en términos cuantitativos a una publicación de una entrada en Instagram o Twitter. Además, aquellos perfiles que tienen vídeos nativos o insertados han sido categorizados en cinco grupos.

Criterios de exclusión: si no existen publicaciones durante el año 2020 hasta la fecha de finalización de recogida de datos. También se han excluido perfiles de puntos de servicio que en las redes sociales tenían perfiles privados, dado que no se podía acceder directamente ni podían formar parte del conjunto de datos final.

La publicación de contenidos encontrados se han puntuado siguiendo una escala de A a D. Para cuantificar cada valor de la escala se han tenido presentes tres factores: a) el valor añadido que conlleva para los usuarios, b) el volumen de trabajo que genera llevarlo a cabo y c) el nivel de interacción potencial con los usuarios de su comunidad, siendo a la puntuación más alta y D la más baja. Seguidamente se incluye una breve descripción de los contenidos para cada categoría de publicaciones durante el período estudiado a cualquiera de las redes sociales analizadas:

  • A - Publicación o difusión de más 4 vídeos.
  • B - Publicación o difusión de 3 a 4 vídeos.
  • C - Publicación o difusión de un máximo de 2 vídeos.
  • D - Publicación o difusión de un mínimo de un contenido en formato texto o imagen sin uso del formato vídeo.
 

4 Resultados de los perfiles y canales de las bibliotecas públicas catalanas estudiadas

El conjunto de datos incluye 507 registros y 886 perfiles analizados. Estos registros responden a dos parámetros: a) la lista de puntos de servicio de la Generalitat de Catalunya (479) y b) una lista de creación propia de las bibliotecas pertenecientes a una red o agrupadas en red (28). En la figura 1 se puede visualizar el conjunto de registros con el número de redes de bibliotecas, de bibliotecas y bibliobuses en forma de mapa.

Figura 1. Reutilización y adaptación propia basada en una imagen de Wikimedia (Wikimedia Commons, 2016)

Figura 1. Reutilización y adaptación propia basada en una imagen de Wikimedia (Wikimedia Commons, 2016)

De los 507 registros recopilados, en 3 no se ha encontrado presencia en ningún canal (0,59 %) y 372 (73,37 %) son perfiles que, como mínimo, han tenido una publicación en los canales de comunicación estudiados durante el período de tiempo analizado. 

De los 886 perfiles analizados, 797 (89,95 %) han tenido actividad durante el período analizado y 89, no (10,05 %). En la figura 2 se detalla en qué canales se han realizado estas publicaciones.

Figura 2. Distribución de los 797 perfiles activos por canal (elaboración propia)

Figura 2. Distribución de los 797 perfiles activos por canal (elaboración propia)

Los datos recogidos indican que los puntos de servicio usan en primer lugar el perfil de Facebook, seguido por Instagram, Twitter, blog y YouTube. Sobre el uso de un canal u otro, no se puede concretar ningún motivo; se presupone que cada punto de servicio ha analizado qué canales utilizan su público objetivo y ha realizado los planes de comunicación correspondientes.

De cara a contabilizar los perfiles para cada canal, se ha constatado que existe una doble casuística: por un lado, registros que solo tienen una cuenta; por otro, aquellos registros que tienen más de una cuenta en la misma red social o mantienen más de un blog. Esta situación indica que un perfil es el principal, en que se trata de temas generales, y que los otros tratan sobre áreas o actividades concretas, como por ejemplo clubes de lectura, o especializaciones de las colecciones. Esta diversidad se indica en la tabla 2.

 
Perfiles únicos
Perfiles adicionales
Facebook
288
1
Instagram
190
2
Twitter
168
2
YouTube
42
0
Blogs
109
25
Total
797
30

Tabla 2. Número de perfiles únicos y adicionales

 

En este aspecto, como hemos comentado en el apartado de metodología, destacan el número de blogs adicionales que tienen algunos perfiles. De hecho, hay puntos de servicio que disponen de blogs generales y específicos por áreas o actividades (como es el caso de la Biblioteca Joan Triadú de Vic) y también de blogs grupales en las que participan bibliotecas de la misma red o ámbito geográfico (como es el caso de las bibliotecas del Baix Llobregat Norte).

En la figura 3 se muestra el número de perfiles activos agrupados por la categoría de valoración de la A a la D y dentro de cada una por el canal de comunicación utilizado.

Figura 3. Distribución de los 797 perfiles activos analizados según categoría de valoración y red social (elaboración propia)

Figura 3. Distribución de los 797 perfiles activos analizados según categoría de valoración y red social (elaboración propia)

Para elaborar la gráfica, se han tenido en cuenta los perfiles únicos, no los adicionales, ya que la voluntad del análisis comprende un perfil por registro, lo que ha proporcionado un equilibrio en los datos obtenidos. En cualquier caso, son 30 perfiles adicionales no incluidos en la figura 3, que no son significativos en el conjunto de datos estudiados.

En la figura 3 se constata que la mayoría de perfiles han optado por publicar o difundir más de 4 vídeos (categoría A, 278), categoría seguida por las categorías D (226), C (189) y B (104). Estos resultados indican que, aunque alcanzar los tres factores establecidos en el baremo de la escala de A a D (valor añadido, trabajo e interacción) puede parecer un hito complicado en este escenario pandémico, el grupo más numeroso lo ha conseguido.  

Si hacemos una valoración de los canales activos por categorías, en las categorías A (135), B (48) y C (60) destaca Facebook. En cambio, en la categoría D destaca negativamente YouTube (0) y positivamente Instagram (71) como primer canal utilizado y la presencia de blogs (66) en segunda posición. Hay que decir que en los blogs se ha constatado un uso intensivo de texto e imágenes, e incluso de vídeos incrustados. Otro elemento que hay que remarcar es que en las categorías A, B y C existe un cierto equilibrio entre el uso de Instagram y Twitter. 

En total, se han contabilizado 4.377 vídeos y, si se analizan de una forma más concreta, en la figura 4 encontramos una primera clasificación: propios y difundidos. 

Figura 4. Distribución de los 4.377 videos según forma de publicación (difundidos y propios) y canal (elaboración propia)

Figura 4. Distribución de los 4.377 vídeos según forma de publicación (difundidos y propios) y canal (elaboración propia)

Según esta clasificación, destaca el elevado número de vídeos de creación propia (3004), lo que conlleva un gran esfuerzo en muchos aspectos (conocimientos tecnológicos, disponibilidad de recursos humanos, etc.). Ya sea en vídeos propios (1.126) o difundidos (943), el primer canal utilizado ha sido Facebook. En cambio, el segundo canal utilizado ha sido diferente: en propios, Instagram (773) y en difundidos, Twitter (263). Cabe destacar que YouTube no permite compartir vídeos como otras redes sociales, por ejemplo Twitter. Es por ello que no se ha contabilizado ningún vídeo en el grupo de difundidos. También es remarcable el uso de blogs para insertar vídeos que no son propios (119) en detrimento de Instagram (48), hecho comprensible por las características de los primeros. 

El siguiente aspecto que se ha analizado los 4.377 vídeos anotados es su tipología en función de la clasificación incorporada en la tabla 1, tipología que se puede consultar en la figura 5.

Figura 5. Distribución de los 4.377 videos según tipología y canal (elaboración propia)

Figura 5. Distribución de los 4.377 vídeos según tipología y canal (elaboración propia)

De las cinco tipologías, la más utilizada ha sido entretenimiento (3.110; 71,05 %), seguida por reseñas (833; 19,03 %), tutoriales (375; 8,57 %), entrevistas (46; 1,05 %) y live streaming (13; 0,30 %). En cambio, y de forma lógica, el canal empleado ha variado en función de la tipología de vídeo. En entretenimiento destacan Facebook (1.577) e Instagram (534); en reseñas, Facebook (267) y Twitter (216); en tutoriales, Facebook (217); en entrevistas, YouTube (27), y en live streaming, Instagram (10).

Más allá de los datos cuantitativos, al hacer la valoración de los 4.377 vídeos se ha tenido en cuenta el contenido publicado, con especial interés por el contenido propio realizado por los puntos de servicio. En las tablas 3 y 4 se muestra una selección de ejemplos de publicaciones de los puntos de servicio tanto de la categoría A como de la B en que estos contenidos propios tienen más presencia. Para obtener una visión más amplia, se ha procurado mostrarlos de provincias y canales diferentes.

Canal
Biblioteca
Descripción
FacebookBiblioteca Trinitari Fabregat (Alcanar)#quedatacasaCONCURSAlcanar, vídeos diarios de lectores
InstagramBiblioteca Josep Salceda i Castells (Cambrils)Retransmisión de vídeos en directo martes y jueves
TwitterBiblioteca Municipal d'Argentona

 

(Argentona)

Píldoras poéticas
YouTubeBiblioteca Municipal Can Coromines (Sant Pol de Mar)Publicación de vídeos con recomendaciones de libros
BlogBiblioteca Joan Maluquer i Viladot (Artesa de Segre)Publicaciones en vídeo: la hora del cuento, cuentos con la Gloria, poesía con Enric Khan, recomendaciones de Eva

Tabla 3. Cinco perfiles con ejemplos de la categoría A

Canal de difusión
Biblioteca
Descripción
FacebookBiblioteca Marià Vayreda (Olot)Hora del cuento, recomendaciones del club de lectura infantil
InstagramBiblioteca Pública de la Selva del Camp (Selva del Camp)Hora del cuento, lectura de poemas en vídeo
TwitterBiblioteca Ramon Berenguer IV (Almenar)Lectura de poemas en vídeo
YouTubeBiblioteca de Viladecans (Viladecans)Recomendaciones de libros y cuentos
BlogBiblioteca La Cooperativa (Centelles)Hora del cuento confinada, recomendaciones de los bibliotecarios

Tabla 4. Cinco perfiles con ejemplos de la categoría B

 

5 Limitaciones del estudio

Este estudio tiene tres limitaciones. La primera es que es posible que algún perfil no se haya incorporado al conjunto de datos y se haya quedado sin analizar. El motivo es la falta de un directorio único que se actualice frecuentemente y que facilite datos de contacto y canales de comunicación de cada punto de servicio y red de bibliotecas. Este hecho ha provocado que los autores hayan tenido que hacer las búsquedas pertinentes para obtener la lista de perfiles y crear el conjunto de datos.

La segunda limitación es que los autores no pueden asegurar que se hayan creado nuevos perfiles o que se hayan activados después de las fechas de estudio. Un ejemplo de esta incidencia se constata con la celebración del Día del Libro en línea, durante la cual algunos puntos de servicio han generado más en sus canales de comunicación.

La tercera es que tampoco se puede garantizar que algún perfil no haya dejado de estar activo después de las fechas de estudio, que algún contenido analizado se haya borrado o, incluso, que algún canal haya pasado a una vertiente privada, por lo que se haya imposibilitado la visualización pública, o se haya eliminado por completo.

 

6 Conclusiones

El paso previo para poder resolver los dos objetivos planteados en la introducción es saber si las bibliotecas públicas catalanas han sido activas en las redes sociales durante el primer mes de confinamiento (del 13 de marzo al 14 de abril de 2020). Este aspecto queda resuelto afirmativamente, ya que se han analizado 886 canales de 507 puntos de servicio y 372 (73,37 %) de las bibliotecas han publicado un mínimo de un contenido.

Sobre el primer objetivo, en el que se plantea si se han creado o difundido vídeos en las redes sociales, y el segundo, en el que se quiere delimitar la tipología de los vídeos y el canal donde se han publicado, también se puede contestar positivamente. Los datos encontrados indican que se han distribuido 4.377 vídeos, ya sea con contenido propio (3.110) o externo (1.373) en cinco tipologías (entrevistas, entretenimiento, tutoriales, reseñas y live streaming) y en cinco canales (Facebook, Twitter, YouTube, Instagram y blogs).

Aunque este artículo no pretende estudiar los contenidos de los vídeos, se ha podido constatar algunos elementos que son relevantes para conocer cómo se está trabajando el formato vídeo en las bibliotecas públicas catalanas. En este sentido, se detallan algunas características observadas en YouTube, Facebook y Twitter.

Algunos elementos detectados en YouTube que se pueden mejorar son: la grabación de vídeos con resolución de baja calidad, la existencia de vídeos que no tienen ninguna visualización y la ausencia de factores importantes en este canal, como pueden ser: miniaturas, descripciones precisas o que no aprovechan los 5.000 caracteres disponibles, el uso de listas de reproducción, etiquetas, indicadores de geolocalización, subtítulos (imprescindibles para un tema de accesibilidad) y llamadas a la acción (escribir un comentario, apuntarse al club de lectura o suscribirse al canal). Los autores consideran que añadir todos estos elementos en un vídeo en YouTube ayuda tanto al posicionamiento SEO en buscadores (Lopezosa; Orduña-Malea; Pérez-Montoro, 2020), como a que los vídeos se puedan encontrar dentro del mismo canal, así como la promoción del canal o del mismo vídeo a otras redes sociales como Twitter.

Si hablamos del uso de Facebook, es necesario comentar que algunas bibliotecas son muy activas, como la Biblioteca Les Voltes (Sant Vicenç dels Horts, Barcelona), que redirecciona todo el tráfico a su blog. Un caso interesante es la Biblioteca Francesc Balagué (San Jaume, Tarragona), 26 de los 27 vídeos propios son cuentos explicados por el personal de la biblioteca. Como último punto destacable, en el caso de Twitter, se ha observado que mayoritariamente hay más descripciones en los tuits que en los mismos vídeos publicados en YouTube.

La producción y el consumo de vídeo durante el primer mes de confinamiento han tenido unas características muy únicas que hacen que no se puedan extrapolar a otros períodos o segmentos de público. Sobre este período existen pocos estudios sobre el consumo tecnológico que se puedan extrapolar con el contenido de este artículo. Un ejemplo es el informe publicado este mes de junio en el que se analiza el uso de las redes sociales durante el mes de abril de 2020 en España a través de 1.142 encuestas (IAB, 2020), en el que se indican tres aspectos que podemos comparar con los resultados obtenidos en este artículo. El primero es que Instagram ha llegado a la segunda posición en cuanto a uso, pero las bibliotecas públicas catalanas han utilizado más Facebook. El segundo es que el 81 % de las redes han sido utilizadas para entretenimiento (66 % de este uso ha sido para ver vídeos o escuchar música), lo que coincide con la publicación masiva de vídeos de entretenimiento (3.110) por parte de las bibliotecas públicas catalanas. Sobre los contenidos de los vídeos, los tutoriales con un 56 % son la tipología más vista, lo que contrasta con los resultados obtenidos en este artículo, en el que los tutoriales representan la tercera opción más vista (8,5 %).

Una vez analizados los 4.377 vídeos, los autores consideran que, cuando se estudian vídeos en unidades de información, habría que añadir una sexta tipología que sería la de vídeos dedicados a tratar de temas de información (como la actualidad), ya que es un ámbito que puede tener potencial en este sector.

Toda esta tarea de recolección de datos ha permitido observar un cierto vínculo con sus usuarios reales y potenciales a través de las publicaciones realizadas. Estas representan iniciativas interesantes y un grado alto de implicación con su comunidad, haciéndola partícipe en muchos casos. Por ejemplo, los usuarios enviaban vídeos con recomendaciones de libros o imágenes de su municipio, tal como se ha comentado en las tablas 3 y 4. Aunque no está dentro del ámbito de estudio del artículo, cabe comentar que existe poca literatura sobre el vínculo que se puede generar entre las unidades de información y sus comunidades. En el ámbito internacional, encontramos ejemplos de estrategias que van en esta dirección. La iniciativa Minecraft Gaming Day, llevada a cabo por la North Melbourne Library (Cilauro, 2015) se creó para vincular a los jóvenes con los servicios bibliotecarios a través de la combinación de espacios de juego digitales y reales. Un segundo ejemplo es el realizado por la Montana State University Library, donde se creó un modelo para la construcción de comunidades a través de las redes sociales (Young; Rossman, 2015).

Los autores del texto han encontrado tres dificultades para hacer este estudio: a) ausencia de datos para disponer de un archivo único actualizado con la lista de puntos de servicio y redes de bibliotecas y sus canales de difusión, b) necesidad de establecer criterios de evaluación tan objetivos como sea posible para analizar los vídeos encontrados y c) las relaciones entre los puntos de servicio y su agrupación en red a la hora de realizar las publicaciones.

Un factor de este estudio que aporta valor es disponer de un conjunto de datos de acceso abierto en el que se pueden consultar todas las bibliotecas, bibliobuses y bibliotecas pertenecientes a una red o agrupadas en red de Cataluña con los perfiles de redes sociales más relevantes actualmente y sus blogs corporativos. Cabe mencionar que durante la redacción del artículo, los autores han encontrado la noticia de la inauguración de la Biblioteca de Corró d'Avall de Les Franqueses del Vallès (Sanchís, 2020) el 20 de mayo de 2020, hecho que ya desactualiza el conjunto de datos. Esto manifiesta la importancia de disponer de un conjunto de datos actualizado, ya que no hay ninguna institución que se encargue de esta tarea. 

 

Bibliografía

Ayuntamiento de Barcelona (2020). "Deu mesures per impulsar la cultura a la ciutat davant la Covid-19". <https://www.barcelona.cat/infobarcelona/ca/tema/informacions-sobre-la-gestio-del-covid-19/deu-mesures-per-impulsar-la-cultura-a-la-ciutat-davant-la-covid-19_930192.html>. [Consulta: 25/05/2020].

Ayuntamiento de L'Hospitalet de Llobregat (2020). "El servei eBiblio creix un 234 % al març a L'H". <http://www.lh.cat/detallnoticia.aspx?14cuNYLqazCuMFk5Cb1mqazCXH0fDsqazA9WFG5SEgJ5POvqazCExVqazCNGHJlSVTqazCjpgqazBqazB>. [Consulta: 25/05/2020].

Ayuntamiento de Manlleu (2020). "Els equipaments culturals de Manlleu adapten les seves propostes al confinament". 

American Library Association (ALA) (2020a). "ALA Executive Board recommends closing libraries to public". <http://www.ala.org/news/press-releases/2020/03/ala-executive-board-recommends-closing-libraries-public>. [Consulta: 25/05/2020].

American Library Association (ALA) (2020b). "Public Libraries Respond to COVID-19: Survey of Response & Activities". Public Library Association (PLA). <http://www.ala.org/pla/issues/covid-19/surveyoverview>. [Consulta: 25/05/2020].

American Library Association (ALA) (2020c). "Resources and Tips for Teleworking". ALA Support. <http://www.ala.org/support/teleworkresources>. [Consulta: 25/05/2020].

Association of College & Research Libraries (ACRL) (2020). LibGuides: Pandemic Resources for Academic Libraries: Home. <https://acrl.libguides.com/pandemic/home>. [Consulta: 25/05/2020].

Boté, Juan-José (2019). Vídeo para redes sociales. Guía de iniciación en la publicación y difusión. Barcelona: Editorial UOC.

Boté-Vericad, Juan-José; Sola-Martínez, María José (2020). "Dataset de les xarxes socials de les biblioteques públiques de Catalunya". <http://doi.org/10.5281/zenodo.4118269>. [Consulta: 04/06/2020].

Cilauro, Rachael (2015). "Community building through a public library Minecraft Gaming Day". The Australian Library Journal, vol. 64, no. 2, p. 87-93. <https://doi.org/10.1080/00049670.2015.1015209>. [Consulta: 25/05/2020].

Col·legi Oficial de Bibliotecaris-Documentalistes de Catalunya (COBDC) (2020). "Agenda professional". <http://www.cobdc.net/document/agenda-professional/>. [Consulta: 25/05/2020].

Consorcio de Serveis Universitaris de Catalunya (CSUC) (2020). "Com estan reaccionant les biblioteques de les universitats membres i participatives del CSUC davant la COVID-19?". El blog del CSUC. <http://blog.csuc.cat/?p=19479>. [Consulta: 25/05/2020].

Corporación Catalana de Mitjans Audiovisuals (CCMA) (2020). "Alarma per un misteriós coronavirus detectat a la ciutat xinesa de Wuhan". <https://www.ccma.cat/324/alarma-per-un-misterios-coronavirus-detectat-a-la-ciutat-xinesa-de-wuhan/noticia/2981536/>. [Consulta: 25/05/2020].

Blog CRAI Universitat de Barcelona (CRAI UB) (2020).
<https://blogcrai.ub.edu/2020/05/15/xarxes-crai-increment-del-seu-us-en-el-periode-de-confinament-mostra-dels-comptes-de-twitter >. [Consulta: 25/05/2020].

Diputación de Barcelona (DIBA) (s. d). Bibliotecari. <https://formadiba.diba.cat/web/sites/default/files/public_resources/doc/itineraris/ens/XTEAC006.pdf>. [Consulta: 25/05/2020].

Diputación de Barcelona (DIBA) (s.d.). Directorio de la Red de Bibliotecas Municipales de la provincia de Barcelona. <https://bibliotecavirtual.diba.cat/es/busca-una-biblioteca>. [Consulta: 25/05/2020].

Diputación de Barcelona (DIBA) (s.d.). Biblioteques municipals. Portal de dades obertes de la Diputació de Barcelona. <https://dadesobertes.diba.cat/datasets/biblioteques-municipals>. [Consulta: 25/05/2020].

Diputació de Barcelona (DIBA) (s.d.). Tècnic auxiliar biblioteca. <https://formadiba.diba.cat/web/sites/default/files/public_resources/doc/itineraris/ens/XTAAC005.pdf>. [Consulta: 25/05/2020].

Diputación de Girona (s.d.). Servei de Biblioteques de la Diputació de Girona. <https://www.bibgirona.cat/>. [Consulta: 25/05/2020].

Fundación Contemporánea (2020). Observatorio de la cultura. Urgente. <http://fundacioncontemporanea.com/wp-content/uploads/2012/10/Observatorio_de_la_Cultura_URGENTE_.pdf>. [Consulta: 25/05/2020].

García-Gómez, Francisco; Díaz-Grau, Antonio (2011). "¿Crisis? no, gracias : recetas bibliotecarias en tiempos difíciles : la experiencia de las bibliotecas municipales de San Javier (Murcia)". Mi Biblioteca. <http://eprints.rclis.org/16607/>. [Consulta: 25/05/2020].

Generalitat de Catalunya (2014). Mapa de la Lectura Pública de Catalunya. <https://biblioteques.gencat.cat/web/.content/tematic/el-servei-de-biblioteques/linies-dactivitat/planificacio-bib/mapa-lectura-publica/documents/MLPC_2014.pdf >. [Consulta: 25/05/2020].

Generalitat de Catalunya (2020a). Equipaments de Catalunya. <https://analisi.transparenciacatalunya.cat/Urbanisme-infraestructures/Equipaments-de-Catalunya/8gmd-gz7i>. [Consulta: 25/05/2020].

Generalitat de Catalunya (2020b). "Mesures per ajudar el sector cultural a pal·liar la crisi del COVID-19". Departament de Cultura. <http://cultura.gencat.cat/ca/detall/Noticies/mesures_contra_covid_19>. [Consulta: 25/05/2020].

Generalitat de Catalunya (s. d.). Serveis regionals de suport. Biblioteques públiques de Catalunya. <http://biblioteques.gencat.cat/ca/biblioteques/estructura_organitzacio/serveis_suport_bp/regionals/>. [Consulta: 25/05/2020].

Generalitat de Catalunya (s. d.). Biblioteques Públiques de Catalunya. <http://cercadorbiblioteques.cultura.gencat.cat/start.do?set-locale=ca_ES>. [Consulta: 25/05/2020].

Gobierno de España (2020). Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19. Boletín Oficial del Estado, 14 de marzo de 2020, núm. 67, p. 25390-25400. <https://www.boe.es/eli/es/rd/2020/03/14/463>. [Consulta: 25/05/2020].

Guarria, Charles; Wang, Zhonghong (2011). "The economic crisis and its effect on libraries". New Library World, vol. 112, no. 5/6, p. 199-214. <https://doi.org/10.1108/03074801111136248>. [Consulta: 25/05/2020].

Interactive Advertising Bureau (IAB Spain) (2020). Estudio Redes Sociales 2020. <https://iabspain.es/estudio/estudio-redes-sociales-2020/>. [Consulta: 25/07/2020].

Interactive Advertising Bureau (IAB Spain) (2019). Estudio Anual de Redes Sociales 2019. <https://iabspain.es/wp-content/uploads/2019/06/estudio-anual-redes-sociales-iab-spain-2019_vreducida.pdf>. [Consulta: 25/05/2020].

International Council of Museums (ICOM) (2020). "The #COVID19 pandemic threatens the livelihood of thousands of museum professionals across the world. To advocate for emergency public funds and private support, we need data. Help us assess the impact of COVID-19 by completing our survey". <https://twitter.com/icomofficiel/status/1248158737887645696>. [Consulta: 25/05/2020].

International Federation Library Association (IFLA) (1994). IFLA/UNESCO Public Library Manifesto. <https://www.ifla.org/publications/iflaunesco-public-library-manifesto-1994>. [Consulta: 25/05/2020].

International Federation Library Association (IFLA) (2020). "In the face of COVID-19, IFLA closes offices but continues to offer strong support to the global library field". <https://www.ifla.org/node/92957>. [Consulta: 25/05/2020].

Lázaro-Rodríguez, Pedro (2020). "COBib-Públicas: observatorio de las bibliotecas públicas en España durante la pandemia por Covid-19 basado en noticias digitales". Anuario ThinkEPI, vol. 14, e13b04. <https://doi.org/10.3145/thinkepi.2020.e14b04>. [Consulta: 25/06/2020].

Lázaro-Rodríguez, Pedro; Herrera-Viedma, Enrique (2020). "Noticias sobre Covid-19 y 2019-nCoV en medios de comunicación de España: el papel de los medios digitales en tiempos de confinamiento". El profesional de la información, vol. 29, núm. 3. <https://doi.org/10.3145/epi.2020.may.02>. [Consulta: 25/05/2020].

Library of Congress (LOC) (2020). "For library staff". Library of Congress. <https://www.loc.gov/about/pandemic-information/for-staff/>. [Consulta: 25/05/2020].

Lopezosa, Carlos; Orduna-Malea, Enrique; Pérez-Montoro, Mario (2020). "Making Vídeo News Visible: Identifying the Optimization Strategies of the Cybermedia on YouTube Using Web Metrics". Journalism Practice, vol. 14, no. 4. <https://doi.org/10.1080/17512786.2019.1628657>. [Consulta: 25/05/2020].

Marquina-Arenas, Julián (2012). Plan social media y community manager. Barcelona: Editorial UOC.

Merlo-Vega, José Antonio; Chu, Clara (2015). "Out of Necessity Comes Unbridled Imagination for Survival: Contributive Justice in Spanish Libraries during Economic Crisis". Library Trends, vol. 64, no. 2, p. 299-328. <https://doi.org/10.1353/lib.2015.0051.>. [Consulta: 25/05/2020].

Mirassó, Carina. "Dataset de les xarxes socials de les biblioteques de Lleida". <http://doi.org/10.5281/zenodo.3858020>. [Consulta: 25/05/2020].

Organización Mundial de la Salud (OMS) (2020). "Naming the coronavirus disease (COVID-19) and the virus that causes it". <https://www.who.int/emergencies/diseases/novel-coronavirus-2019/technical-guidance/naming-the-coronavirus-disease-(covid-2019)-and-the-virus-that-causes-it>. [Consulta: 25/05/2020].

Reverté, Carme (2012). "Biblioteques de les Terres de l'Ebre. Iniciatives en temps de crisi". Item: revista de biblioteconomia i documentació, núm. 56. <https://www.raco.cat/index.php/Item/article/view/261355>. [Consulta: 25/05/2020].

Sanchís, Beatriu (2020). "Les Franqueses estrena biblioteca". < https://www.diba.cat/es/web/sala-de-premsa/-/les-franqueses-estrena-biblioteca>. [Consulta: 26/05/2020].

State Library of New South Wales (2020). "NSW public libraries - the COVID-19 response". <https://www.sl.nsw.gov.au/public-library-services/covid-19-survey>. [Consulta: 25/05/2020].

Tejada, Carlos; Martínez, Belén; Bustamante, Antonio; Cid, Rafael; Comalat, Maite; Diaz, Encarna; Díaz, Sofía; Ruiz, Yolanda; Trashorras, María Luisa (2019). "Perfiles profesionales del Sistema Bibliotecario Español: fichas de caracterización". Publicaciones. Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. <https://sede.educacion.gob.es/publiventa/perfiles-profesionales-del-sistema-bibliotecario-espanol-fichas-de-caracterizacion/bibliotecas/21620C>. [Consulta: 25/05/2020].

Vassilakaki, Evgenia (2015). "Greek public libraries in economic crisis: the past, the present and the future". The Bottom Line, vol. 28, no. 1/2, p. 77-79. <https://doi.org/10.1108/BL-12-2014-0033>. [Consulta: 25/05/2020].

Wikimedia Commons (2016). "File:Provincias de Catalunya blank locator map.svg". <https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Provincias_de_Catalunya_blank_locator_map.svg>. [Consulta: 25/05/2020].

Young, Scott; Rossman, Doralyn (2015). "Building library community through social media". Information Technology and Libraries, vol. 34, no. 1, p. 20-37. <https://doi.org/10.6017/ital.v34i1.5625>. [Consulta: 25/05/2020].

Cita recomendada

Boté Vericat, Juan José; Sola Martínez, María José (2020). "Los vídeos en las redes sociales y los blogs corporativos : análisis de los perfiles de las bibliotecas públicas catalanas durante el primer mes de confinamiento de la COVID-19". BiD: textos universitaris de biblioteconomia i documentació, núm. 45 (desembre). <http://bid.ub.edu/es/45/bote.htm>. DOI: https://dx.doi.org/10.1344/BiD2020.45.4 [Consulta: 28-01-2021].

 

Articulos similares en BiD

Articulos del mismo autor en Temària

Vall Casas, Aurora, Boté, Clara

[ más información ]