Evolución de la biblioteca del Tecnológico de Monterrey, Campus Monterrey

Time to read
9 minutes
Read so far

Evolución de la biblioteca del Tecnológico de Monterrey, Campus Monterrey

 

[Versió catalana] [English version]


Yolanda Maya Ortega

Directora de la Biblio TEC
Tecnológico de Monterrey

 

Resumen

Las bibliotecas son espacios para aprender, crear y compartir experiencias, y así como nuestros modelos educativos se transforman para dar lugar a nuevas formas de adquirir conocimiento, las bibliotecas y los profesionales de la información lo están haciendo también.

La biblioteca del Tecnológico de Monterrey, Campus Monterrey, ha evolucionado a Biblio TEC, un edificio para la consulta de información que, a su vez, proporciona espacios que facilitan el aprendizaje y la interacción entre los usuarios y la realización de actividades estudiantiles.

Con 17.000 metros cuadrados de construcción, el edificio está conformado por 6 niveles con una configuración de espacios flexibles que se adaptan a las necesidades de individuos, equipos y grandes grupos de personas, donde se maximizan las alternativas de estudio, colaboración y aprendizaje.

El papel del bibliotecario en este nuevo escenario se transforma también, pues su rol ya no es el de ser dueño del espacio ni el de decidir cómo usarlo; su participación se enfoca como curador de la información y facilitador en el desarrollo de las habilidades para el acceso y uso de la información de los usuarios, labor que cobra relevancia, sin duda, en una época con una gran generación de información.

Resum

Les biblioteques són espais per aprendre, crear i compartir experiències, i així com els nostres models educatius es transformen per donar lloc a noves formes d'adquirir coneixement, les biblioteques i els professionals de la informació també ho estan fent.

La biblioteca del Tecnológico de Monterrey, Campus Monterrey, ha evolucionat a Biblio TEC, un edifici per consultar informació que, al seu torn, proporciona espais que faciliten l'aprenentatge i la interacció entre els usuaris i el desenvolupament d'activitats estudiantils.

Amb 17.000 metres quadrats de construcció, l'edifici està conformat per sis nivells amb una configuració d'espais flexibles que s'adapten a les necessitats d'individus, equips i grans grups de persones, en els quals es maximitzen les alternatives d'estudi, col·laboració i aprenentatge.

El paper del bibliotecari en aquest nou escenari es transforma també, ja que el seu rol ja no és el de ser amo de l'espai ni el de decidir com usar-lo. La seva participació s'enfoca com a curador de la informació i facilitador en el desenvolupament de les habilitats per accedir i usar la informació dels usuaris, tasca que cobra rellevància, sens dubte, en una època amb una gran generació d'informació.

Summary

Libraries provide a stage for learning, creating and sharing experience; and both library services and the information professionals in charge of them are changing with the times, just as our educational systems are, offering us new ways to acquire knowledge.

The library at Tecnológico de Monterrey, Monterrey Campus, has evolved into Biblio TEC: a physical building that is at once an information reference service and a series of spaces designed to facilitate learning and interaction in study-related activities of different kinds.

With a surface area of some 17,000 sq. m., the building is divided into six levels of flexible spaces that can be adapted to the needs of individuals, teams and large groups of library users and that maximise the possibilities of private or group study and of learning in general.

On this new stage, the librarian's role has also changed and librarians are no longer the keepers of services who decide what is to be used and how; instead, they have become information curators whose mission in this day and age is to facilitate the process by which patrons learn to acquire and use increasing amounts of information.

 

1 Presentación

Las bibliotecas son espacios para aprender, crear y compartir experiencias, y así como nuestros modelos educativos se transforman para dar lugar a nuevas formas de adquirir conocimiento, las bibliotecas y los profesionales de la información lo están haciendo también.

Es por lo anterior por lo que la biblioteca del Tecnológico de Monterrey, Campus Monterrey, ha evolucionado a Biblio TEC, un edificio para la consulta de información que, a su vez, proporciona espacios que facilitan el aprendizaje y la interacción entre los usuarios y la realización de actividades estudiantiles.

A través de los espacios denominados Learning Commons, Biblio TEC proporciona la flexibilidad para promover la investigación y fomentar la creatividad, la colaboración y el sentido de comunidad. En nuestra biblioteca hemos visto el éxito de la implementación de estos espacios desde hace algunos años. Dicho recinto permanece como el centro de la comunidad académica, donde uno de los retos actuales es lograr una colaboración virtual (grupos web de lectura, vínculos a recursos de información en línea, participación en redes sociales con otras bibliotecas), con la finalidad de involucrar a los usuarios en el intercambio de ideas y conocimientos, ya no solo a un nivel local, sino global.

En cuanto al uso de la tecnología, es vital cambiar el enfoque de coleccionar hacia conectar. La cantidad de información a la que tenemos acceso es inimaginable y no hay biblioteca que pueda contener todo lo que una comunidad académica requiere; es por esta razón por lo que los bibliotecarios deben asegurar que sus colecciones van más allá de lo que puedan adquirir en papel e inclusive a través de suscripciones de contenidos digitales. Las redes de colaboración entre bibliotecas serán vitales para garantizar el acceso a toda clase de contenidos relevantes.

En este gran mundo de contenidos se hace indispensable no solo el papel del bibliotecario como curador de la información, sino también como guía y facilitador para que los usuarios desarrollen habilidades para localizar, evaluar y analizar información, fomentando el desarrollo del pensamiento crítico y la ciudadanía digital.

Los servicios bibliotecarios pueden automatizarse mediante autopréstamos, tecnologías de radiofrecuencias para la localización de materiales y catálogos en línea, entre otros. En cuanto a los contenidos se refiere, existe la oportunidad de crecer hacia un mundo digital con descubridores de información que reducen los tiempos de búsqueda y simplifican el acceso. Por todo lo anterior, el papel del profesional de la información es diseñar estas nuevas interacciones para mejorar la experiencia de los usuarios en las bibliotecas.

2 Evolución

En 2015 se anunció públicamente el inicio de la transformación de la biblioteca. La vocación de este espacio se alineó y definió en un interesante proceso participativo de diseño en el que se involucraron más de 1.100 estudiantes, profesores y colaboradores, así como distintos comités, equipos y representantes afines al proyecto. El formato de trabajo de este equipo plural se organizó alrededor de sesiones interactivas de trabajo, que en total sumaron más de 150 sesiones y presentaciones para alinear las oportunidades y necesidades ante los nuevos retos educativos que enfrenta la institución.

Ante los vertiginosos avances tecnológicos, estos espacios deben evolucionar para convertirse en centros de conocimiento que permitan a sus usuarios colaborar, de manera multidisciplinaria, para formular las preguntas de nuestro tiempo. No solo eso: desde estos espacios se debe promover e incentivar la búsqueda de las respuestas que ayuden a construir un mejor presente y futuro.

Es así como la biblioteca del Tecnológico de Monterrey, Campus Monterrey, estrena un edificio en 2017, Biblio TEC, cuya renovación responde al nuevo Modelo Educativo TEC21, que ejemplifica sus pilares: flexibilidad, conectividad e inspiración.

Su diseño arquitectónico —realizado por Sasaki Associates Inc., GLR Arquitectos, RDLP Arquitectos y Convirtus— genera una mayor interacción entre el interior y exterior.

Con 17.000 metros cuadrados de construcción, el edificio está conformado por 6 niveles con una configuración de espacios flexibles que se adaptan a las necesidades de individuos, equipos y grandes grupos de personas, donde se maximizan las alternativas de estudio, colaboración y aprendizaje.

La capacidad del edificio es de hasta 2.500 personas, y durante el primer semestre de uso se registraron 1.902.500 visitas; el espacio está abierto las 24 horas de los 365 días del año.

Biblio TEC ofrece los servicios tradicionales, como son el préstamo de materiales y la asesoría en la búsqueda de información; sin embargo, el éxito se debe a la transformación del concepto de uso, pues la iluminación es natural, el mobiliario es cómodo y funcional, y los usuarios se adueñan del espacio y crean su propia experiencia en función de su necesidad.

El acceso principal al edificio es a la vez un recinto que sirve de auditorio abierto para 150 personas, lugar en el que se llevan a cabo diariamente eventos de interés para la comunidad universitaria.

Fotografía 1. Auditorio. Fuente: Tecnológico de Monterrey

Fotografía 1. Auditorio. Fuente: Tecnológico de Monterrey

La diversidad del mobiliario permite a los alumnos el trabajo en grupo en los espacios denominados Learning Commons, con accesorios y herramientas que facilitan la colaboración.

Fotografía 2. Learning Commons. Fuente: Tecnológico de Monterrey

Fotografía 2. Learning Commons. Fuente: Tecnológico de Monterrey

En el vestíbulo del nivel 2 se encuentra el Módulo del Servicio de Referencia, donde se ofrece apoyo en la búsqueda de información y se da asesoría en el uso de los recursos digitales. A lo largo de un semestre académico se contabilizan alrededor de 2.600 referencias.

En el mismo piso, el lugar cuenta con salas de usos múltiples para la instrucción de recursos de información bibliográfica, seminarios y demás actividades académicas.

Fotografía 3. Nivel 2. Fuente: Tecnológico de Monterrey

Fotografía 3. Nivel 2. Fuente: Tecnológico de Monterrey

Las colecciones impresas se albergan en los diversos pisos para facilitar su consulta, y el mobiliario se encuentra colocado hacia los costados para recrear un ambiente confortable.

Todo el material cuenta con etiquetas de radiofrecuencia, lo cual mejora la logística de ubicación e inventario.

El servicio de circulación se automatizó con un equipo de autoservicio de préstamo, devolución y renovación, que permite su uso las 24 horas del día.

Fotografía 4. Nivel 3. Fuente: Tecnológico de Monterrey

Fotografía 4. Nivel 3. Fuente: Tecnológico de Monterrey

Fotografía 5. Nivel 4. Fuente: Tecnológico de Monterrey

Fotografía 5. Nivel 4. Fuente: Tecnológico de Monterrey

La terraza del quinto piso es uno de los lugares preferidos, por la impresionante vista que ofrece de las montañas de Monterrey, y cuenta con una cafetería para disfrutar del momento.

 
Fotografía 6. Nivel 5, terraza. Fuente: Tecnológico de Monterrey

Fotografía 6. Nivel 5, terraza. Fuente: Tecnológico de Monterrey

Con espectaculares volados de 9 y 18 metros que se extienden desde las columnas que sostienen al edificio y una construcción que cumple con los más estrictos estándares de calidad y sustentabilidad, Biblio TEC es considerada como un logro ingenieril.

Fotografía 7. Vista exterior. Fuente: Tecnológico de Monterrey

Fotografía 7. Vista exterior. Fuente: Tecnológico de Monterrey

Caminar entre los pasillos, visitar cada uno de sus pisos y subir por las escaleras es una experiencia sorprendente para usuarios y visitantes.

El pasillo central posibilita el traslado hacia varios puntos de interés dentro del campus, lo que genera conexión y encuentro.

Fotografía 8. Patio central. Fuente: Tecnológico de Monterrey

Fotografía 8. Patio central. Fuente: Tecnológico de Monterrey

3 Retos e indicadores de uso

Administrar el edificio sin duda ha traído algunos retos, comenzando por el tamaño, el anterior edificio tenía una superficie construida de 12.000 metros cuadrados y este nuevo edificio consta de 17.000 metros cuadrados construidos y 9.700 metros cuadrados de superficie para servicios de biblioteca, estantería y lugares de estudio. El espacio se reparte en las siguientes áreas: 2.400 metros cuadrados de los llamados Learning Commons para el estudio colaborativo, 1.800 metros cuadrados para lugares de lectura informal, 1.000 metros cuadrados para el estudio individual, 2.000 metros cuadrados destinados a una zona de creación con recursos de realidad virtual, 1.500 metros cuadrados de estantería, 900 metros cuadrados para presentaciones y exposiciones informales y 100 metros cuadrados de espacio de trabajo para atender los servicios de circulación y referencia.

En cuanto al acceso, se registran entradas diariamente de alrededor de 9.000 personas, la tasa de ocupación llega al 90 % alrededor de las diez de la mañana y solo hacia las seis de la tarde se observa un descenso al 40 %.

El acceso promedio mensual de un usuario es de hasta 17 visitas durante los meses de mayor actividad académica. Y en general podemos observar que se registró un incremento de hasta el 65 % de accesos con respecto a las visitas al recinto anterior.

Con relación a la circulación de materiales, después de haber estado resguardado el material por 2 años en estantería cerrada, al colocar la estantería en espacios abiertos cerca de los lugares de estudio, el incremento en el uso que se registró fue de un 5 % durante el primer semestre. Igualmente, con la posibilidad de contar el uso en sala gracias al lector de radiofrecuencia, podemos también ahora saber cuántos y cuáles libros se utilizan, en un año la cifra mensual es del 5 % del total de la colección.

El personal bibliotecario que atiende el edificio consta de 20 personas entre directivos, coordinadores de turno, referencistas y personal con labores de atención a usuarios, intercalación y administración de las colecciones.

Sin duda, el cambio de paradigma respecto al modelo de uso ha sido un tema primordial; entre el personal hay colaboradores que hace hasta 40 años que trabajan en la biblioteca y han pasado por cambios de funciones, implementaciones de nuevas tecnologías, nuevas metodologías de trabajo, cambios en equipos directivos y demás. La institución en sí tiene la reputación de ser innovadora y transformadora, por lo que el personal ya está habituado a los cambios y tiene una gran sensibilidad hacia estos. El proceso de adaptación se fue dando paulatinamente con el apoyo de los líderes de la institución y una actitud de servicio y de orientación al usuario muy fuerte, la cual es ya un sello que distingue al equipo.

4 Reconocimientos

En 2018, Biblio TEC fue galardonada por el mejor diseño interior de una biblioteca académica en los Library Interior Design Awards, que otorga la International Interior Design Association (IIDA) y la American Library Association (ALA). El proyecto entró en la categoría de bibliotecas académicas de más de 30.000 pies cuadrados.

Bajo la modalidad para construcciones nuevas, el proyecto obtuvo la Certificación LEED Nivel Oro en julio de 2018, al aprobar de manera satisfactoria una estricta serie de lineamientos que integran las mejores prácticas de la construcción con el uso de materiales regionales o con contenido reciclado y la instalación de sistemas energéticos, hidráulicos y de aire acondicionado eficientes.

Fotografía 9. Vista de noche. Fuente: Tecnológico de Monterrey

Fotografía 9. Vista de noche. Fuente: Tecnológico de Monterrey

A un año de iniciar operaciones se llevó a cabo una encuesta para conocer la percepción de los usuarios respecto al diseño del espacio y su uso. A la pregunta "¿Encuentras un ambiente de estudio en la biblioteca?", el 70 % de los alumnos contestaron que sí; lo cual es muy positivo ya que el objetivo de ser un lugar de estudio se mantiene.

5 Futuro

La transformación de espacios abre las puertas a nuevas formas de interactuar entre los usuarios, a nuevos servicios —como una zona donde se consumen contenidos de realidad virtual— y a cambios en la dinámica de bibliotecarios y usuarios.

El papel del bibliotecario en este nuevo escenario se transforma también, pues su rol ya no es el de ser dueño del espacio ni el de decidir cómo usarlo; su participación se enfoca como curador de la información y facilitador en el desarrollo de las habilidades para el acceso y uso de la información de los usuarios, labor que cobra relevancia, sin duda, en una época con una gran generación de información.

Somos testigos de la transformación de Biblio TEC del Tecnológico de Monterrey, Campus Monterrey, y es sin duda un hito más en la historia de nuestras bibliotecas.

Cita recomendada

Maya Ortega, Yolanda (2019). "Evolución de la biblioteca del Tecnológico de Monterrey, Campus Monterrey". BiD: textos universitaris de biblioteconomia i documentació, núm. 43 (desembre). <http://bid.ub.edu/es/43/maya.htm>. DOI: http://dx.doi.org/10.1344/BiD2019.43.18 [Consulta: 26-01-2020].

 

Articulos similares en BiD

Articulos similares en Temària

Articulos del mismo autor en Temària

Maya Ortega, Yolanda

[ más información ]