Ángela García Rives, o cuando ellas llegaron a las bibliotecas y archivos

Time to read
37 minutes
Read so far

Ángela García Rives, o cuando ellas llegaron a las bibliotecas y archivos

 

[Versió catalana]


M.ª Teresa Pola-Morillas

Doctoranda en Documentación
Universidad Complutense de Madrid

Rosario Arquero-Avilés

Profesora titular de Biblioteconomía y Documentación
Grupo de investigación IDEA Lab
Universidad Complutense de Madrid

 

Resumen

Objetivo: analizar la trayectoria académica y profesional de la primera mujer que ingresó por oposición en el Cuerpo Facultativo de Archiveros, Bibliotecarios y Arqueólogos: Ángela García Rives.

Metodología: investigación documental basada en un proceso sistemático y secuencial de recopilación, selección, organización y análisis de fuentes primarias y secundarias sobre la persona objeto de estudio, a partir del material disponible en el Portal de Archivos Españoles (PARES) y, por derivación, a partir de la documentación conservada en el Archivo General de la Administración (AGA) relativa a su expediente personal y de depuración.

Resultados: existen numerosos arquetipos de figuras históricas de hombres sobresalientes en todos los campos profesionales. En la actualidad se está realizando el esfuerzo para visibilizar las historias de vidas femeninas que han sido ocultadas o minimizadas. No obstante, estos ejemplos quedan limitados a algunos casos que sistemáticamente se repiten, con lo que se configura la idea de que son excepcionales, además de no estar generalizados en todas las áreas de conocimiento. Aunque Ángela García Rives es un personaje histórico, conocido al menos en el área de Biblioteconomía y Documentación y con cierta relevancia por haber sido la primera mujer que ingresó en el Cuerpo Facultativo de Archiveros, Bibliotecarios y Arqueólogos, los resultados derivados de nuestra investigación revelan que aún existen datos que se ignoran sobre su figura. La principal aportación de este trabajo ha sido la obtención y el análisis de evidencias documentales sobre su trayectoria académica y profesional.

Resum

Objectiu: analitzar la trajectòria acadèmica i professional de la primera dona que va ingressar per oposició al Cuerpo Facultativo de Archiveros, Bibliotecarios y Arqueólogos: Ángela García Rives.

Metodologia: recerca documental basada en un procés sistemàtic i seqüencial de recopilació, selecció, organització i anàlisi de fonts primàries i secundàries sobre la persona objecte d'estudi, a partir del material disponible al Portal de Archivos Españoles (PARES) i, per derivació, a partir de la documentació conservada a l'Archivo General de la Administración (AGA) relativa al seu expedient personal i de depuració.

Resultats: hi ha nombrosos arquetips de figures històriques d'homes excel·lents destacats en tots els camps professionals. En l'actualitat es duu a terme l'esforç de visibilitzar les històries de vides femenines que han estat ocultades o minimitzades. No obstant això, aquests exemples queden limitats a alguns casos que es repeteixen sistemàticament, amb la qual cosa es configura la idea que són excepcionals, a més del fet que no són generalitzats en totes les àrees de coneixement. Per bé que Ángela García Rives és un personatge històric, conegut almenys en l'àrea de Biblioteconomia i Documentació i amb certa rellevància pel fet d'haver estat la primera dona que va ingressar al Cuerpo Facultativo de Archiveros, Bibliotecarios y Arqueólogos, els resultats derivats de la nostra recerca revelen que encara hi ha dades que s'ignoren sobre la seva figura. La principal aportació d'aquest treball ha estat l'obtenció i l'anàlisi d'evidències documentals sobre la seva trajectòria acadèmica i professional.

Abstract

Objective: To analyse the academic and professional career of the first woman to join the Corps of Archivists, Librarians and Archaeologists: Ángela García Rives.

Methodology: Documentary research based on a systematic and sequential process of collection, selection, organization and analysis of primary and secondary sources on the person under study, drawing on the material available at the Spanish Archive Portal (PARES) and, by extension, from her personal files at the General Archive of the Administration (AGA).

Results: There are numerous records of the achievements of male figures in all professional fields. Efforts are currently being made to put the spotlight on the stories of female lives that have been neglected or disparaged. These biographies are often limited to specific cases that are systematically repeated, thus creating the idea that they are exceptions to the general rule; and in certain areas of knowledge their presence is particularly scarce. Although Ángela García Rives is a historical figure, well known in the area of Library Science and Documentation as the first woman to join the Corps of Archivists, Librarians and Archaeologists, the results of our research show that many details regarding her life remain unknown. The main contribution of this study is the compilation and analysis of documentary evidence on her academic and professional career.

 

1 Introducción

Aunque parezcan muy lejanos los tiempos en los que la mujer no tenía acceso ni a la educación ni a desempeñar un trabajo remunerado cualificado, hace poco más de cien años parecía una audacia osar tomar parte en oposiciones para puestos oficiales en la Administración. Por este motivo, y para luchar contra el olvido y la invisibilidad de las mujeres que nos precedieron, es de interés analizar el archivado de la memoria con perspectiva de género, a través de los archivos que contienen información sobre las mujeres.

Desde la perspectiva específica del área de Biblioteconomía y Documentación en la que se circunscribe nuestra investigación, nos planteamos la siguiente cuestión de partida: ¿cuáles fueron las funciones, roles y perfil de las primeras profesionales de bibliotecas y archivos? En línea con la búsqueda de una respuesta a dicha cuestión, propusimos, como una primera vía de aproximación para darle respuesta, la realización de un análisis de la figura de la primera mujer que ingresó por oposición en el Cuerpo de Archiveros, Bibliotecarios y Arqueólogos: Ángela García Rives. Es importante señalar que, en el momento de la solicitud de ingreso, tenía veintiún años, estaba soltera, poseía el título de maestra y tenía conocimientos de latín y francés.1

Hasta comienzos del siglo xx la profesión de bibliotecario o archivero era desempeñada mayoritariamente por hombres varones. El desarrollo legislativo, entre otras las normativas publicadas en 1910 sobre la igualdad de mujeres y hombres en el acceso a la Universidad y el derecho a que las mujeres se presentaran a las oposiciones convocadas por el Ministerio de Instrucción Pública y Bellas Artes, eliminó las barreras de acceso a la Administración pública. Muñoz-Muñoz y Argente Jiménez (2015) señalan que, a partir de que a las mujeres se les permite opositar al Cuerpo Facultativo de Archiveros, Bibliotecarios y Arqueólogos, comienza la feminización de la profesión en todas sus escalas. "El ámbito bibliotecario y el Cuerpo Facultativo van a ser pioneros en la incorporación de las mujeres con titulación universitaria al mundo laboral" (San Segundo, 2010, p. 145).

A pesar de que han transcurrido más de cien años desde la primera incorporación de una mujer al Cuerpo Facultativo, en la actualidad el número de mujeres que ocupan puestos directivos sigue siendo escaso. Como ejemplo el de la Biblioteca Nacional de España, Milagros del Corral (2013, p. 30) señala que "de los cincuenta y un directores de la Biblioteca Nacional, solo seis hemos sido mujeres, y ello en el breve período comprendido entre 1990 y nuestros días"; a fecha de edición del artículo este número sigue vigente.2 Por otra parte, destaca que, desde que las mujeres han estado al frente, estas han asumido retos como la elaboración de planes estratégicos y la administración por objetivos, entre otros. Para poder recuperar y comprender el camino del reconocimiento y la visibilización, consideramos necesario investigar los expedientes de las primeras mujeres que ingresaron en el Cuerpo Facultativo de Archiveros, Bibliotecarios y Arqueólogos.

2 Metodología

Se ha partido de un proceso exploratorio de acotación, localización y búsqueda de fuentes documentales primarias sobre la trayectoria académica y profesional de Ángela García Rives. Se ha consultado el material disponible en PARES (Portal de Archivos Españoles), realizando un trabajo de campo de consulta de los expedientes personales localizados in situ en el AGA (Archivo General de la Administración). Se ha realizado un análisis de su contenido, por orden cronológico y atendiendo a una sistematización de estos según la siguiente categoría o tipología documental: hojas de servicio, nombramientos, minutas, instancias, solicitudes, títulos, autorizaciones, certificados, actas, declaraciones y notas.

De forma complementaria, se ha realizado una búsqueda, localización y análisis de contenido de fuentes hemerográficas sobre la persona objeto de estudio, sobre las obras de su autoría (con especial énfasis en su tesis), así como de datos adicionales sobre su familia que nos han permitido situarla en su contexto.

3 Primera etapa: Ángela, estudiante y opositora

Ángela García Rives, cuyo nombre completo es Ángela Rafaela Ana,3 nació el 2 de junio de 1891 en Madrid, en un hogar acomodado y tradicional. Su madre, Rafaela, se dedicaba a "sus labores" y su padre, Moisés García y Muñoz, fue abogado y archivero-bibliotecario del Senado. Su abuelo paterno, Moisés García Muñoz, ya fue jefe de Administración de Hacienda (Iglesias Machado, 2014, p. 128–129).4

3.1 El currículum académico: Ángela estudiante y estudiosa

Al emprender la carrera en el Cuerpo Facultativo de Archiveros, Bibliotecarios y Arqueólogos, ella era licenciada en Filosofía y Letras por la Universidad Central de Madrid (con sobresaliente y premio extraordinario) y había aprobado, igualmente con sobresaliente, las asignaturas complementarias que se exigían para tomar parte en las oposiciones.5

Su trayectoria académica fue brillante en todas las etapas anteriores de su educación. Estudió en el Instituto General y Técnico del Cardenal Cisneros y obtuvo la calificación de sobresaliente y premio extraordinario.6 7 Asimismo, poseía los títulos de Maestra de Primera Enseñanza Superior y de piano. Ambos finalizados también con calificación de sobresaliente.8

Es difícil verificar cuál habría sido el destino de Ángela de no haberse promulgado la Real Orden del 8 de marzo de 1910,9 que derogaba la del 11 de junio de 1888 y que "puso fin a la marginación educativa de la mujer". Gracias a esta se podían conceder las inscripciones de matrícula en enseñanza oficial o no oficial sin necesidad de consultar a la "Superioridad" (Sáenz Berceo, 2010). No obstante, es posible considerar que su primera intención podría haber sido ejercer como maestra, "La enseñanza era considerada un trabajo femenino aceptado y socialmente reconocido" (Muñoz-Muñoz; Argente Jiménez, 2015) y que, al eliminarse esta barrera en 1910, hubiera decidido optar por la licenciatura (comenzó sus estudios en la Facultad de Filosofía y Letras justo ese año).

Por otra parte, existen dudas razonables de si se hubiera eliminado la barrera de entrada de las mujeres a los estudios superiores antes de 1910 si habría optado por cursar estudios directamente en la universidad, sin pasar por los de magisterio y opositar al Cuerpo Facultativo citado, considerando que su hermano Luis así lo hizo (nada más finalizar la licenciatura se presentó, con diecinueve años, a las oposiciones de 1915).10

Sus logros académicos no terminaron con la licenciatura. Aprobó el ejercicio del grado de Doctora en Filosofía y Letras, Sección Historia, verificó el ejercicio el 30 de noviembre de 1916. Fue premio extraordinario por unanimidad del tribunal.11 En esta etapa participó en actividades como el estudio de los dólmenes de Extremadura, según figura en la Revista de archivos, bibliotecas y museos11 (tercera época, año 17, tomo 28, 1913).12

3.2 El ingreso en el Cuerpo Facultativo de Archiveros, Bibliotecarios y Arqueólogos: un hito histórico

Con motivo de la celebración del Día de la Mujer el 8 de marzo de 2013 y en conmemoración del centenario del ingreso por oposición de la primera mujer en el Cuerpo Facultativo de Archiveros, Bibliotecarios y Arqueólogos, se publicó en el blog de la Biblioteca Nacional de España un texto sobre Ángela García Rives (Hernández Carralón, 2013). La entrada de este artículo tuvo "casi 50.000 visitas y más de 5.000 clics en el mes de marzo", según consta en la Memoria de la Biblioteca Nacional de España (2013),13 lo que demuestra el interés que suscita este asunto.

Hacía apenas tres años que se había eliminado la barrera de entrada al Cuerpo.14 Era tan extraordinario el hecho del ingreso de una mujer en el Cuerpo Facultativo de Archiveros, Bibliotecarios y Arqueólogos que en el diario La época del 13 de enero de 1913 se anuncian los inicios de las oposiciones y mencionan que, entre los noventa y un opositores, figura "una señorita".15 En el ABC del 14 de mayo de 1913 se hace inclusive un hueco en la página 4 del periódico, en la que aparece una foto en la que se la muestra ante el tribunal de oposiciones, constituido exclusivamente por varones.16

Las oposiciones no debieron de ser fáciles para Ángela García Rives, tanto por la naturaleza de estas como por su condición de mujer. Luisa Cuesta (1961), gran bibliotecaria y compañera suya, comenta que tuvo suerte, ya que en el tribunal que la juzgaba había dos hombres "feministas", D. Francisco Rodríguez Marín y el coronel D. Manuel González Simancas, paladín incansable de la mujer que ''deseaba trabajar'', lo que, unido a su intensa preparación, la ayudó a alcanzar su ideal de infancia.17 María África Ibarra describe la sala en la que se examinó como una estancia en la que se guarda un ''recuerdo agridulce'' de ese momento.18 En la propia noticia aparecida en la prensa sobre su ingreso definen las oposiciones como difíciles y destacan el hecho extraordinario de que ella las superara.19 A pesar de los obstáculos, logró ingresar en el Cuerpo con una honrosa undécima posición.20 Es de señalar que en la lista de los veintiséis aprobados aparece también Manuel Machado y Ruiz.21

Pasados más de cien años de su ingreso, es necesario resaltar la importancia del papel que tuvo Ángela García Rives al iniciar la senda. Hecho que resalta Isabel Oyarzábal22 en el texto escrito por ella bajo el seudónimo de Beatriz Galindo y dentro de la sección "Presente y porvenir de la mujer en España" dedicado a "La bibliotecaria" publicado en El día el 29 de diciembre de 1916. La fotografía de Ángela García Rives que incluye el artículo sobre la única bibliotecaria de la época no puede ser más descriptiva de su singular situación.23 Isabel Oyarzábal la describe como una mujer de ''fina silueta'' que descubrió por casualidad ''medio oculta por una gran mesa de trabajo llena de libros'' y a la que, tras enterarse de que era la ''primera y única bibliotecaria oficial'', quiso conocer y darle visibilidad, a pesar de las reticencias iniciales mostradas por Ángela García Rives. Oyarzábal, además, veía en la profesión de bibliotecaria, iniciada por ella, una oportunidad laboral para otras mujeres.24

Las siguientes convocatorias tuvieron lugar dos años después, en 1915,25 e ingresaron cuarenta y tres funcionarios, no hubo nuevas convocatorias hasta después de 1920 (Torreblanca López, 2009, p. 101). Hay que esperar hasta 1921 para que entraran nuevas facultativas al Cuerpo. Esto implica que Angelita, como se la conocía aún en las fechas en las que preparaba su jubilación (Hernández Carralón, 2013), fue, durante ocho años, la única mujer en un mundo de hombres, pues el ingreso en el Cuerpo Facultativo no estuvo exento de dificultades para las mujeres (Torreblanca López, 2009, p. 105).

4 Segunda etapa: su trayectoria en el Cuerpo Facultativo de Archiveros, Bibliotecarios y Arqueólogos

4.1 Los primeros años

Su primer destino, a fecha de nombramiento 26 de julio de 1913, es la biblioteca del Instituto Jovellanos de Gijón, del que toma posesión el 5 de agosto de 1913. El 12 de mayo de 1914 la trasladan por real orden al Archivo General Central de Alcalá de Henares, con la misma categoría y sueldo (3.000 pesetas).26 No obstante, en estos años ocupó un puesto de confianza personal al servicio del ministro.27 Enseguida pasa a dar servicio en la Biblioteca Nacional, por concurso de traslado, el 27 de julio de 1914, destino que será el definitivo hasta su jubilación.

Tras su incorporación, continuó con sus estudios hasta obtener el doctorado (tres años después de su ingreso en el Cuerpo).28 Mención especial merece su tesis, por la que le concedieron el premio extraordinario, sobre Fernando VI y su esposa Bárbara de Braganza, en la que, como ella misma indica en el texto, se centra en el momento en el que empieza el periodo pacífico del reinado de Fernando VI, limitándose a tratar respecto a la política exterior la neutralidad española y estableciendo una relación con los asuntos interiores en la vida de los reyes.29

Torreblanca López (2017) subraya la importancia que la creación del Cuerpo Facultativo de Archiveros, Bibliotecarios y Arqueólogos, así como la contribución de alguno de sus miembros, tuvo en el desarrollo de los estudios de investigación histórica. Ángela García Rives fue discípula de Eduardo de Hinojosa (junto con Claudio Sánchez-Albornoz).30 Su obra medievalista no es muy extensa, entre sus obras destaca Clases sociales en León y Castilla (siglos xxiii).31 Es considerada por los historiadores de derecho como un clásico sobre la materia, además de ser "el complemento doctrinal al trabajo póstumo de Hinojosa sobre las instituciones castellano-leonesas en la Alta Edad Media" (Torreblanca López, 2017, p. 798).

De esta su primera etapa, se conservan, además, un par de obras relacionadas con la gestión de bibliotecas.32 33

4.2 Su cambio de destino durante la Guerra Civil

Un episodio menos conocido de Ángela García Rives fue el que protagonizó durante la Guerra Civil, en el que quedó adscrita provisionalmente, según consta en su expediente, al que, en el momento de la contienda, denominaban el Ejército de Ocupación en Zaragoza, del 11 de septiembre de 1937 al 14 de abril de 1939, momento en el que se volvió a incorporar a la Biblioteca Nacional.34

Oficialmente fue destinada a la Auditoría de Guerra del Ejército de Ocupación, Servicio Central de Antecedentes.35 Blanco Domingo (2019) la menciona como participante en la mesa petitoria instalada en el paseo de la Independencia, con motivo de la Fiesta del Libro del año 1939, celebrada en Zaragoza.36 En los archivos del Archivo General de la Administración no existe información sobre su participación en las actividades relacionadas con el Servicio de Lecturas del Soldado de la Biblioteca de la Universidad de Zaragoza durante la Guerra Civil —servicio impulsado por Miguel Artigas desde la propia universidad (Blanco Domingo, 2017)— o de su posible contribución, con relación a la organización de la colecta de libros realizada en 1938, que Lasso de la Vega encarga a Áurea Javierre, en su condición de jefe del Servicio de Lecturas de la sede zaragozana. No obstante, no hay que olvidar que a Ángela García Rives le unía su amistad con Javierre y que Lasso de la Vega fue uno de los componentes del tribunal de oposiciones al premio extraordinario del grado de doctor, por lo que se puede inferir su participación.37 38

Tras volver a su destino en la Biblioteca Nacional, en su expediente personal únicamente consta información sobre un episodio en el que tuvo que pedir licencia por enfermedad.39

4.3 Su rol como jefa de Catalogación

El 2 de enero de 1948 la nombran jefe de la Sección de Catalogación de la Biblioteca Nacional (aunque se ocupó de estas tareas antes de su nombramiento oficial).40 Surge el interrogante sobre la influencia que pudo tener el sesgo de género al asignarle la responsabilidad sobre la catalogación, pues en el contexto histórico se asimilaban las funciones de "ordenación" como "femeninas"41 y los intereses, al menos, iniciales de Ángela García Rives estaban más orientados a los estudios históricos. Por otra parte, su hermano, que tenía un expediente académico bueno pero no tan brillante como ella, estudió la misma especialidad, aunque no llegó a hacer el doctorado. A pesar de ingresar más tarde en el Cuerpo llegó a ser director del Archivo y Biblioteca del Ministerio de Asuntos Exteriores.42 No es el objeto de este artículo juzgar las dotes directivas y de gestión de ninguno de ellos ni tampoco sus intereses, pero quizá es necesario cuestionarse, con la perspectiva histórica de los años, si el sesgo de género fue un factor determinante tanto en la asignación del puesto como en el grado de dirección alcanzado por parte de Ángela García Rives.

Durante esta etapa se dedica íntegramente a la catalogación, tanto al estudio como a la elaboración, redacción y normalización de asientos. En este sentido, el 13 de enero de 1958, por orden ministerial, se nombró una comisión encargada de la redacción oficial de unas normas para la catalogación de obras musicales y materiales audiovisuales destinados a las bibliotecas, de la que fue vocal.43 Por Orden de 2 de marzo de 1959 se nombró una comisión encargada del estudio y reforma de las Instrucciones, con el fin de preparar una nueva edición de estas, y fue designada como presidenta de la comisión.44 De estos trabajos y estudios surgieron varias publicaciones, como Anteproyecto de reformas y ampliaciones de las instrucciones para la redacción del catálogo alfabético de autores y obras anónimas presentado a la Junta Técnica de Archivos, Bibliotecas y Museos (1953), escrito en colaboración con María Luisa Poves Bárcenas.

Igualmente, participó en los cursos de formación técnica para futuros archiveros y bibliotecarios, como profesora de catalogación. Otras compañeras, como Áurea Javierre, Consuelo Gutiérrez del Arroyo o María Luisa Poves, impartieron asignaturas en estos cursos.45

5 Tercera etapa: el final de su trayectoria laboral y su jubilación

Al final de su etapa laboral expresó su deseo de viajar al extranjero, así figura en su expediente una solicitud, del 3 de julio de 1959, para salir de España de vacaciones, y el 18 de mayo de 1961 presentó una petición de acreditación de su condición de jubilada para renovar el pasaporte. Por otra parte, de su expediente se infiere que permaneció soltera.46

Cuando alcanzó su edad de jubilación quiso continuar en activo, aunque en su expediente personal figura la denegación de contratación de personal jubilado por motivos presupuestarios. El 27 de octubre de 1957 ya había ascendido a la primera categoría de su escalafón, con sueldo de 42.200 pesetas. Fue una mujer, una profesional, valorada y respetada; sirve como ejemplo de ello la siguiente evidencia que aparece en su expediente personal: uno de los temas que se tratan en el acta de la junta de gobierno del 12 de junio de 1961 es el de su jubilación, en el que afirman sus "excepcionales méritos por su especial labor, dedicación y eficacia". El 2 de junio de 1961 la nombran jefe honorario de la Sección de Catalogación.47 El 5 de junio de 1961 sus compañeros le rindieron un sentido homenaje y le impusieron la Insignia de la Orden Civil de Alfonso X el Sabio.

6 Conclusiones

Desde el punto de vista ''tangible'' y ''objetivo'' de la investigación pensamos que la principal aportación de este trabajo es la acotación, búsqueda y análisis de evidencias documentales sobre la trayectoria académica y profesional de la figura de Ángela García Rives, lo que nos ha permitido derivar como principales resultados de la investigación los siguientes:

  • En primer lugar, una recopilación de fuentes documentales sobre la figura analizada (véase el apéndice) que, asimismo, se pueda constituir en base de referencia para estudios e investigaciones posteriores sobre su figura (o sobre figuras adicionales relacionadas con ella y con el área de Biblioteconomía y Documentación).

  • En segundo lugar, una propuesta de sistematización de los periodos o etapas de su trayectoria académica y profesional, a partir de la identificación de sus principales hitos, tras el análisis de todas las fuentes documentales analizadas.

Se ha de considerar que han tenido que pasar más de cien años desde el hito en el que se sustenta esta investigación (el ingreso de la primera mujer en el Cuerpo Facultativo de Archiveros, Bibliotecarios y Arqueólogos) para que comience a ser visibilizada y valorada por su trayectoria y profesionalidad en el ámbito bibliotecario-documental.

En relación con ello, y aunque en la actualidad se está realizando el esfuerzo para visibilizar las historias de vidas femeninas que han sido ocultadas o minimizadas, estos ejemplos quedan limitados a algunos casos que sistemáticamente se repiten, con lo que se figura la idea de que son casos excepcionales. Con la clara excepción en el área de Biblioteconomía y Documentación de María Moliner, de la que se han escrito dos biografías completas y varios trabajos en el área de Biblioteconomía y Documentación sobre ella, entre los que destacamos los de Orera Orera (2001) y Salaberria Lizarazu y Calvo Alonso-Cortés (2010), no se han encontrado estudios integrales sobre la trayectoria profesional de mujeres en el ámbito bibliotecario-archivero-documental a nivel nacional.

En este sentido, desde un punto de vista más finalista, con la investigación realizada hemos querido contribuir al estudio de esas ''figuras femeninas ocultas'' que forman parte de la historia del área de Biblioteconomía y Documentación y, con ello, fomentar el desarrollo de la ''marca mujer'' en el área mencionada. Nuestro objetivo final ha respondido, pues, a la misión de contribuir a visibilizar las historias de vida de estas profesionales y mujeres en nuestra área de referencia.

La negación a la educación o el acceso a los puestos de trabajo superiores es una forma de invisibilizar a las mujeres. Currículum académico y currículum profesional o laboral no son equivalentes. Cabe considerar qué habría ocurrido si Ángela no hubiera tenido esta brillante trayectoria académica (posiblemente sin ese extraordinario currículum no se habría atrevido a presentarse a la oposición) o hubiera nacido en otro entorno, lejos de los libros y con una educación conservadora, o si su carácter hubiera sido otro, más alejado de los cánones establecidos para las mujeres de la época.

Bibliografía

"La apertura de curso". (2 de octubre de 2010). ABC, Madrid: primera edición, p. 6. <http://hemeroteca.abc.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/madrid/abc/1910/10/02/006.html>. [Consulta: 22/09/2019].

Archivo General de la Administración. Expedientes personales y de educación. Cajas 31/7011 y 32/14066.

Biblioteca Pública Municipal de Vallecas (1936). Memoria correspondiente al año 1935. Madrid: Ministerio de Instrucción Pública y Bellas Artes. Junta de Intercambio y Adquisición de libros para Bibliotecas públicas, publicación n.º 12, p. 5–18. <http://hemerotecadigital.bne.es/issue.vm?id=0059463130&search=&lang=es>. [Consulta: 04/10/2019].

Blanco Domingo, Luis (2017). "Libros como trincheras. El Servicio de Lecturas del Soldado de la Biblioteca de la Universidad de Zaragoza durante la Guerra Civil (1936–1939)". Revista General de Información y Documentación, vol. 27, n.º 2, p. 433–470. <https://revistas.ucm.es/index.php/RGID/article/view/58212/52384>. [Consulta: 16/11/2019].

— (2019). "Una archivera en tiempos convulsos: la actividad de Áurea Javierre en la Biblioteca de la Universidad de Zaragoza durante la Guerra Civil Española (1936–1939)". Revista General de Información y Documentación, vol. 29, n.º 1, p. 11. <https://revistas.ucm.es/index.php/RGID/article/download/64548/4564456551442>. [Consulta: 16/11/2019].

Corral, Milagros del (2013). "Cara y cruz de la adversidad". A: Mujeres ante la adversidad: tiempos y contratiempos. Patrimonio en femenino. [Madrid]: Ministerio de Cultura y Deporte, p. 28–35. <https://sede.educacion.gob.es/publiventa/descarga.action?f_codigo_agc=14535C>. [Consulta: 11/10/2019].

Cuesta, Luisa (1961). "Quién es cada cual: Ángela García Rives". Boletín de la Dirección General de Archivos y Bibliotecas, n.º 59, p. 27.

La Época (1913). Año LXV, n.º 22.345 (13 de enero), p. 3. <http://hemerotecadigital.bne.es/issue.vm?id=0000825333&search=&lang=es>. [Consulta: 30/09/2019].

— (1930). N.º 143, p. 1186–1187. <https://www.boe.es/datos/pdfs/BOE//1930/143/A01186-01187.pdf>. [Consulta: 05/10/2019].

Hernández Carralón, Gema (2013). "La Eva bibliotecaria: Ángela García Rives, primera bibliotecaria española (1913)". El blog de la Biblioteca Nacional de España. <http://blog.bne.es/blog/la-eva-bibliotecaria-en-los-100-anos-del-ingreso-en-el-cuerpo-de-angela-garcia-rives-primera-bibliotecaria-espanola/>. [Consulta: 01/10/2019].

Iglesias Machado, Salvador (2014). "De los legajos al documento electrónico: 200 años de archivos parlamentarios". XVI Reunión Anual del Grupo Español de la Sección de Archivos y Archiveros Parlamentarios y de Partidos Políticos del Consejo Internacional de Archivos. Madrid: Dykinson, p. 1–164.

Mélida, José Ramón (1913). "Arquitectura dolménica íbera". Revista de Archivos, Bibliotecas y Museos, vol. XXVIII. <http://hemerotecadigital.bne.es/issue.vm?id=0000067838&search=&lang=es>. [Consulta: 15/10/2019].

Muñoz-Muñoz, Ana M.; Argente Jiménez, Montse (2015). "La formación de las bibliotecarias y las bibliotecas de mujeres en España". Revista General de Información y Documentación, vol. 25, n.º 1, p. 47–67. <http://revistas.ucm.es/index.php/RGID/article/download/48983/45699>. [Consulta: 12/07/2019].

 "Noticias diversas". (16 de julio de 1913). ABC, Madrid: primera edición, p. 12. <http://hemeroteca.abc.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/madrid/abc/1913/07/16/012.html>. [Consulta: 20/09/2019].

"Oposiciones interesantes". (14 de mayo de 1913). ABC, Madrid: primera edición, p. 4. <http://hemeroteca.abc.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/madrid/abc/1913/05/14/004.html>. [Consulta: 20/09/2019].

Orera Orera, Luisa (2001). "María Moliner. Sus aportaciones a la política bibliotecaria de la Segunda República". Boletín de la Asociación Andaluza de Bibliotecarios, año 16, n.º 62 (marzo), p. 49–62. <https://dialnet.unirioja.es/descarga/articulo/113358.pdf>. [Consulta: 16/10/2019].

Quiles Faz, Amparo (2013). "El porvenir de la mujer española: Isabel Oyarzábal y El Día de Madrid (1916–1917)". A: Historia(s) de mujeres en homenaje a María Teresa López Beltrán. Perséfone, vol. 1, p. 34–319.

Real orden Nº 1037. Gaceta de Madrid. Madrid, España, 23 de mayo de 1930. <https://www.boe.es/datos/pdfs/BOE//1930/143/A01184-01185.pdf>. [Consulta: 05/10/2019].

Sáenz Berceo, María del Carmen (2010). "Centenario del acceso de las mujeres a la Universidad. Real Orden de 8 de marzo de 1910". A: Miradas multidisplinares para un mundo en igualdad: ponencias de la I Reunión Científica sobre Igualdad y Género. Universidad de La Rioja, p. 177–204. <https://dialnet.unirioja.es/descarga/articulo/3391668.pdf>. [Consulta: 15/07/2019].

Salaberria Lizarazu, Ramón; Calvo Alonso-Cortés, Blanca (2010). "María Moliner: expediente de depuración". Educación y Biblioteca, año 22, n.º 175 (enero-febrero), p. 92–95. <https://gredos.usal.es/jspui/bitstream/10366/119697/1/EB22_N175_P92-95.pdf>. [Consulta: 16/10/2019].

San Segundo, Rosa (2010). "Mujeres bibliotecarias durante la II República: de vanguardia intelectual a la depuración". Participación Educativa, número extraordinario 2010. Revista cuatrimestral del Consejo Escolar del Estado. De la educación popular al aprendizaje a lo largo de la vida, p. 143–164. <https://earchivo.uc3m.es/bitstream/handle/10016/12589/mujeres_sansegundo_2010.pdf?sequence=1>. [Consulta: 12/07/2019].

Torreblanca López, Agustín (2009). El Cuerpo Facultativo de Archiveros, Bibliotecarios y Arqueólogos, 1858–2008: historia burocrática de una institución sesquicentenaria. Madrid: Ministerio de Cultura, Subdirección General de Publicaciones, Información y Documentación.

— (2017). El medievalismo español de la Restauración y el Cuerpo Facultativo de Archiveros (1875–1930). Tesis doctoral. Universidad Complutense de Madrid. <https://eprints.ucm.es/42474/1/T38746.pdf>. [Consulta: 23/10/2019].

Notas

1 En su expediente personal, hay una carta manuscrita por ella en la que indica que es soltera de veintiún años y residente en la calle Arrieta, 17, 3.º, con cédula personal número 8202. Solicita presentarse a oposiciones convocadas mediante gaceta del 12/10/1912. Ejercicio práctico de francés como lengua viva y, como lengua sabia, el latín. Además de cumplir los requisitos para presentarse a las oposiciones, tiene el grado de maestra superior y de profesora de piano. AGA. Educación. Expediente personal de Ángela García Rives. Caja 31/7011. Cabe preguntarse si se hubiera presentado de haber estado casada.

2 A fecha de edición de nuestro artículo se mantiene la cifra de directoras de la Biblioteca Nacional. Actualmente la directora es Ana Santos Aramburu, que fue nombrada el 18 de febrero de 2013.

3 En el Archivo General de la Administración se guarda el certificado notarial de la inscripción en el Registro Civil número 617 de su nacimiento, que data del 29/04/1905. Según este, su padre es Moisés García y Muñoz, natural de Pedroñeras (Cuenca), auxiliar de la Secretaría del Senado, de veintinueve años de edad. Su madre, Rafaela Rives y Muñoz, natural de Carabanchel Bajo (Madrid), de veintidós años, se dedica a sus labores. Viven en la calle Bailén 4, piso 3.º izq. Ángela García Rives nació en la casa a las cinco de la tarde del día 2 de junio de 1891. Sus abuelos paternos: Francisco García, natural de Carmena (Zamora), e Yldefonsa Muñoz, natural de Pedroñeras (Cuenca), domiciliados en Brihuega. Abuelos maternos: Magín Rives, natural de Lérida, difunto, y María Muñoz, natural de Araña (Toledo), domiciliada en la calle del Barrio nuevo n.º 3. Nombre completo: ÁNGELA RAFAELA ANA. AGA. Educación. Expediente personal de Ángela García Rives. Caja 31/7011.

4 Su padre ostentó varios cargos públicos, entre otros, secretario del Círculo Artístico Literario y jefe de Administración de Hacienda. Tuvo dos hermanos, Moisés (1894), que llegó a ser abogado fiscal de la Audiencia Territorial de Madrid, y Luis (1886), que también fue archivero-bibliotecario.

5 AGA. Educación. Expediente personal de Ángela García Rives. Caja 31/7011. Certificación académica personal, Universidad Central, Facultad de Filosofía, Sección de Historia. Fecha: 25/10/1912, n.o 21. Cursos:

  • 1910–1911. Asignaturas de Lengua y literatura españolas, Lógica fundamental, Historia de España, Lengua y literatura latinas, Teoría de la literatura y de las artes e Historia universal. Obtuvo en cada una de las asignaturas sobresaliente con opción a matrícula de honor.
  • 1911–1912. Asignaturas de Historia de España antigua y media, con accésit de sobresaliente; Historia universal antigua y media, Arqueología y Geografía política, las tres con sobresaliente y opción a matrícula de honor; Historia de España moderna y contemporánea, con sobresaliente, e Historia universal moderna y contemporánea y Numismática y Epigrafía, con la censura de sobresaliente y opción a matrícula de honor, estando matriculada en las antedichas asignaturas con matrícula de honor.
  • En 13/06/1912 verificó en esta universidad los ejercicios del grado de licenciada en Filosofía y Letras, Sección de Historia, y obtuvo la calificación de sobresaliente y premio extraordinario en el ejercicio de dicho grado.
  • Consta también matriculada en esta universidad en el curso académico de 1911 a 1912, en las asignaturas de Paleogeografía, latín vulgar y de los tiempos medios y Bibliología. Obtuvo la calificación de sobresaliente en las tres.
  • El título se le expidió con fecha de 14 de mayo de 1913, autorizado con la firma del Ilmo. Sr. subsecretario de Instrucción Pública y Bellas Artes.

6 Verificó los ejercicios de grado en el Instituto General y Técnico del Cardenal Cisneros el 28 de septiembre de 1910, con la calificación de sobresaliente (y se le expidió el título correspondiente con fecha de 30 de marzo de 1911). AGA. Educación. Títulos Universitarios y Escuelas Especiales. Ángela García Rives. Caja 32/14066.

7 En el ABC del 2 de octubre de 1910, edición 1.ª, p. 6, en la sección "Centros docentes", aparece como una de las personas a las que le otorgan el premio extraordinario en la Sección de Letras. En la Sección de Ciencias figuran Irene Alemany y María del Mar Terrones.

8 AGA. Educación. Expediente personal de Ángela García Rives. Caja 31/7011:

  • 07/11/1912. "Antonio Fernández Bordas Secretario del Real Conservatorio de Música y Declamación CERTIFICA que Ángela aparece inscrita en el curso 1909 a 1910 como alumna de enseñanza oficial en el 8 año de piano habiendo obtenido calificación de sobresaliente en los exámenes ordinarios de junio".
  • 30/10/1912. "Distrito universitario de Madrid Escuela Normal Superior de maestras de Guadalajara. Los días 3 y 4 de julio de 1908 para maestra 1ª enseñanza superior Calificación definitiva sobresaliente. Asimismo, se hace constar que verifico los ejercicios de reválida elemental en la Escuela Normal central los días 22 de junio de 1906 Calificación definitiva sobresaliente que le dio lugar a optar al premio de honor, verificando los ejercicios el día 28 de septiembre del mismo año, concediéndosele el premio".

9 Según la promulgación de la Real Orden del 8 de marzo de 1910, ella fue una de las primeras mujeres que pudo matricularse en la universidad. Se licenció en la Universidad Central, en la Facultad de Filosofía y Letras, Sección de Historia, con sobresaliente y premio extraordinario, según consta en su certificación académica personal de fecha 25 de octubre de 1912.

10 AGA. Educación. Expediente personal de Luis García Rives. Caja 31/7011.
Igualmente, en la actualidad es aventurado asegurar si habría sido viable que ella hubiera alcanzado un puesto directivo al nivel de su hermano. Aun así, un dato significativo es que su hermano sí aparece en VIAF, pero no su hermana Ángela: <http://viaf.org/viaf/search?query=local.personalNames%20all%20%22garc%C3%ADa%20rives%22&sortKeys=holdingscount&recordSchema=BriefVIAF>.

11 "CERTIFICADO: D. Juan Gutiérrez Garijo, secretario de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Central. Certifico: que entre los antecedentes que obran en esta secretaría de mi cargo hay un acta que copiada a la letra dice así: 'Hay un membrete que dice = Universidad Central = Facultad de Filosofía y Letras = en Madrid a 9 de noviembre de 1917, reunidos en el salón de Grados, los doctores D. Elías Tormo, D. Eduardo Ybarra, D. Pío Zabala, D. Antonio Ballesteros, D. Manuel Gómez Moreno y D. Miguel Lasso de la Vega que componían el tribunal de oposiciones al premio extraordinario del grado de Doctor en la Sección de Historia, llamose a los alumnos que las habían firmado, presentándose: D. Salvador Galindo y López, Dª Ángela García Rives, D. Gaudencio A. Melón y Ruiz de Gordejuela y D. Antonio Gallego Burín = Realizados en sesión pública los ejercicios en forma legal, según lo acordado por la Junta de Señores Profesores de la Facultad celebrada el día 25 de septiembre de 1914, procediose al juicio de las memorias y disertaciones de los opositores, acordándose por unanimidad haber lugar a la adjudicación de uno de los premios otorgándose en su virtud este, a la Señorita Ángela. Excluyendo al Sr. Melón por no reunir las condiciones que el acuerdo de la junta de Facultad arriba mencionado exige, de que el tribunal no se dio cuenta al empezar el acto = la adjudicación del otro premio queda aplazada para una segunda reunión del tribunal = celebrada esta el dia 17 del mismo mes y año se acordó por mayoría de votos, declarar este premio desierto'. Se levanto sesión 17/11/1917. Firmado presidente Elías Tormo, rubricado Antonio Ballesteros, Eduardo Ybarra, Pio Zabala, Gómez Moreno, Miguel Lasso de la Vega, secretario. Y para que conste a petición del interesado lo firman el Decano y el Secretario a 11 de enero de 1922". AGA. Educación. Títulos Universitarios y Escuelas Especiales. Ángela García Rives. Caja 32/14066.

12 Revista de archivos, bibliotecas y museos, 01/01–28/02/1913, p. 13. José Ramón Mélida, en el artículo sobre los dólmenes de Extremadura, indica que la segunda vez que visita y examina en 1912 el dolmen del Prado del Lácara: "rectificaron las medidas de las piedras ayudado por sus alumnos, las señoritas Isabel Baquero, Ángela García Rives, y los Sres. D. Claudio Sánchez Albornoz y D. Antonio Floriano, que conmigo rectificaron las medidas de las piedras".

13 El artículo del blog se puede consultar en: <http://blog.bne.es/blog/la-eva-bibliotecaria-en-los-100-anos-del-ingreso-en-el-cuerpo-de-angela-garcia-rives-primera-bibliotecaria-espanola/>. En este texto intentaremos apuntar otros detalles sobre la vida y obra de Ángela García Rives. La Memoria está disponible en: <http://www.bne.es/export/sites/BNWEB1/webdocs/LaBNE/Memorias/MEMORIA2013.pdf> (p. 68).

14 La norma que autorizó el acceso de la mujer al Cuerpo fue la Real Orden de 2 de septiembre de 1910. (Torreblanca López, 2009, p. 104).

15 El texto completo del diario La época es este: "Por la subsecretaría del Ministerio de Instrucción pública se ha insertado en la Gaceta la relación de los 91 opositores a plazas de oficiales de tercer grado del Cuerpo facultativo de Archiveros, Bibliotecarios y Arqueólogos. Los ejercicios darán principio el 15 de febrero próximo, y entre los opositores figura una señorita: D.a Ángela García Rives" (La época, Madrid, 13/01/1913, n.o 22.345).

16 En el pie de foto figura el siguiente texto: "OPOSICIONES INTERESANTES. LA SEÑORITA GARCIA RIVES ANTE EL TRIBUNAL DE OPOSICIONES A PLAZAS DE OFICIALES DEL CUERPO DE ARCHIVEROS, BIBLIOTECARIOS Y ARQUEÓLOGOS, QUE PRESIDE EL ILUSTRE ACADÉMICO SR. RODRIGUEZ MARÍN". Como curiosidad, se la ve casi de espaldas, situada frente a un tribunal constituido por cuatro hombres. Está vestida con un traje largo, recogido y sombrero, como mandaban los cánones de la época, lejos quedaban las faldas cortas y el pelo cortado al estilo garçon. Se puede consultar en: <http://hemeroteca.abc.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/madrid/abc/1913/05/14/004.html>.

17 Esto apoyaría la teoría de que Ángela García Rives había optado por este camino, y que quizá su ideal no fuera el matrimonio, considerando que en aquel momento no era muy habitual ambas cosas: estar casada y tener un trabajo remunerado fuera del hogar.

18 María África Ibarra en el recuerdo, al describir el homenaje que la hicieron en su jubilación, dice de la sala en la que celebraron el acto que fue la misma sala en la que se guarda el "recuerdo agridulce de las oposiciones celebradas en ella" (Boletín de la Dirección General de Archivos y Bibliotecas, 01/11–31/12/1961, n.º 62, p. 55–56).

19 En el ABC del miércoles 16 de julio de 1913 (p. 12), dentro del epígrafe "Noticias diversas", figura una breve reseña sobre su ingreso en el Cuerpo Facultativo de Archiveros, Bibliotecarios y Arqueólogos. La noticia comienza con el siguiente encabezado: "Después de difíciles oposiciones […] han ingresado, con la categoría de oficiales de tercer grado [...]" en total veintiséis oficiales (ABC, 16/07/1913, p. 12). Ella fue la única mujer.

20 Una vez celebradas las oposiciones, según consta en su expediente personal, es nombrada el 26 de julio de 1913 oficial de tercer grado del Cuerpo, con categoría de oficial de administración de segunda clase, nombrada por Real Orden de 26 de julio de 1910, en virtud de oposición, y consigue el número once de la propuesta formulada al efecto por el tribunal de las oposiciones, con un sueldo de 3.000 pesetas (AGA. Educación. Expediente personal de Ángela García Rives. Caja 31/7011).

21 Como anécdota queremos mencionar que todos sus compañeros aparecen con el distintivo de "don" y ella figura como "señorita Ángela García Rives" (ABC, 16/07/1913, p. 12).

22 Isabel Oyarzábal es otra mujer extraordinaria que colaboró en el periódico El día, con un corpus textual de veintiséis artículos, enmarcados dentro de la sección "Presente y porvenir de la mujer en España", escritos con periodicidad de entre dos y cuatro artículos al mes, en un espacio temporal que va desde el 5 de diciembre de 1916 hasta el 25 de octubre de 1917; los artículos mostraban también "interesantes fotografías" (Quiles Faz, 2013, p. 37). Según Amparo Quiles Faz (2013), mediante ellos Oyarzábal "defiende la modernización femenina, critica las atávicas costumbres de las mujeres españolas e intenta despertar en ellas otros estilos de vida, otros modos de trabajo, otras formas de pensar que estaban emergiendo en la Europa de la época".

23 Ángela García Rives está sentada en una sala de la Biblioteca Nacional, tras una mesa, y examinando atentamente un libro; como fondo aparecen unas estanterías llenas de libros. La imagen da la sensación de aislamiento y de que literalmente está enterrada en la biblioteca.

24 El texto de Isabel Oyarzábal en su integridad es de lectura totalmente recomendable para entender cuál era la situación de la mujer a principios del siglo xx y los esfuerzos de ella por sacar a la mujer de esta situación. En él, además, Isabel Oyarzábal da unos apuntes para entender el carácter de Ángela García Rives, que no es posible desarrollar ya que exceden el ámbito del presente artículo. Está disponible en la Hemeroteca de la Biblioteca Nacional Española en: <http://hemerotecadigital.bne.es/issue.vm?id=0003468684&page=1&search=bibliotecaria&lang=es>.

25 Ese mismo año oposita su hermano Luis, que entonces tenía diecinueve años. Es nombrado funcionario el 23 de julio de 1915, con sueldo de 3.000 pesetas. Oficial de tercer grado, con destino en el Archivo General Central de Alcalá de Henares. AGA. Educación. Expedientes personales. Luis García Rives. Caja 31/7011.

26 AGA. Educación. Expediente personal de Ángela García Rives. Caja 31/7011.

27 En el AGA figuran sendos escritos, uno fechado el 23/09/1913 y otro del 15/11/1913 del Ministerio de Instrucción Pública y Bellas Artes, Sección Archivos, Bibliotecas, Museos y Propiedad Intelectual. Se indica que Ángela García Rives prestará servicio a las inmediatas órdenes del ministro (como de confianza personal). Asimismo, hay otro del 29/05/1914, Subsecretaría de Instrucción Pública y Bellas Artes, Sección de Archivos, Bibliotecas, Museos y Propiedad Intelectual, al jefe del Archivo General Central de Alcalá de Henares, en parecidos términos. Finalmente, el 27/07/1914 hay un manuscrito, en el que se indica: "S.M. el Rey ha tenido bien resolver que Ángela García Rives, Oficial de tercer grado, deje de prestar servicio a mis inmediatas órdenes a las cuales quedó por Real Orden de 15 de noviembre de 1913 y pase a continuarlos en la Biblioteca Nacional a la que ha sido trasladada por concurso del Archivo General de Alcalá de Henares". AGA. Educación. Expediente personal de Ángela García Rives. Caja 31/7011.

28 En el acta del Grado de doctor, curso 1916 a 1917. "La aspirante leyó un discurso sobre el siguiente tema: Fernando VI y Dña Bárbara de Braganza (1743 – 1759). Terminada la lectura y contestadas las objeciones formuladas por los jueces del tribunal, este califico de Sobresaliente, en Madrid a 30 de noviembre de 1916". AGA. Educación. Títulos Universitarios y Escuelas Especiales. Ángela García Rives. Caja 32/14066.

29 Fernando VI y Doña Bárbara de Braganza (1748–59). Apuntes para su reinado, por Ángela García Rives. Tesis doctoral en la Facultad de Filosofía y Letras. Madrid, 1917. 182 págs. -I- 12 lám. "[…] que al empezar la situación del segundo periodo del rey, el periodo pacífico, objeto principal de estos Apuntes, en los cuales se limita a tratar respecto a la política exterior la neutralidad española, cuestión la más importante, y en relación a los asuntos interiores se centra preferentemente en la vida de los reyes, digna de conocer sobre todo su última época" (p. 8).

30 Fue alumna de Hinojosa y compañera de Claudio Sánchez-Albornoz, tanto en la Universidad Central como en el Centro de Estudios Históricos (Torreblanca López, 2017, p. 796).

31 Ángela García Rives, "Clases sociales en León y Castilla (siglos xxiii)". En: Revista de archivos, bibliotecas y museos, año 24, n.o 4–6 (abr.–jun. 1920), p. 233–252, y n.o 7–9 (jul.–sept. 1920), p. 372–393. Madrid: Cuerpo Facultativo de Archiveros, Bibliotecarios y Anticuarios. ISSN 0034-771X. <http://bibliotecadigital.jcyl.es/i18n/catalogo_imagenes/grupo.cmd?path=10067707>.

32 En concreto: Algunas observaciones acerca de la adquisición de obras en la B. N. [Comunicación a la Asamblea de 1923, por A. García Rives.] V. núm. 2658. Bibliotecas. España. Madrid. Nacional. Utilización. Servicio de obras obscenas. [Comunicación a la Asamblea de 1923, por A. García Rives.] V. núm. 2.659.

33 Asimismo, figura como donante (p. 5) en el listado de entidades y particulares que han favorecido con donativos de libros a la Biblioteca Municipal de Vallecas, según consta en la Memoria de 1935. Ministerio de Instrucción Pública y Bellas Artes, Junta de Intercambio y Adquisición de libros para Bibliotecas públicas. Disponible en: <http://hemerotecadigital.bne.es/issue.vm?id=0059463130&page=1&search=biblioteca+publica+vallecas&lang=es>.

34 En una carta fechada en Burgos a 24 de septiembre de 1937 suplica que le concedan el reingreso en el Cuerpo Facultativo. Asimismo, dice que estuvo en la Biblioteca Nacional hasta el 2 de octubre de 1936, en la que fue detenida y conducida a una checa, a la Dirección de Seguridad y por último a la cárcel hasta el 31 de diciembre de 1936. Fue declarada cesante al huir. En esa misma fecha en su declaración jurada escribe que intentó inscribirse en la Embajada de Chile el 11 de septiembre para salir de Madrid, sin recibir auxilio; finalmente, que se presentó el 18 de septiembre de 1937 ante la Comandancia militar de Fuenterrabía, el 21 de los mismos ante el Gobierno Civil de Guipúzcoa y el 24 de septiembre de 1937 ante la Comisaría de Investigación y Vigilancia y ante la Comisión de Cultura y Enseñanza de Burgos. Las personas que confirman sus manifestaciones son D. Matías Martínez Burgos, D. Ismael García Rámila y D. Eduardo Serrano y Navarro. Quedó adscrita provisionalmente al Ejército de Ocupación en Zaragoza. AGA. Educación. Expediente personal de Ángela García Rives. Caja 31/7011.

35 En la diligencia firmada el 8 de agosto de 1943 por Miguel Artigas y Ferrando, director general de Archivos y Bibliotecas, se certifica que Ángela salió de Madrid, protegida por la Embajada de Chile, el 11 de septiembre de 1937, que fue destinada a la Auditoría de Guerra del Ejército de Ocupación, Servicio Central de Antecedentes, en Zaragoza, y que permaneció hasta el 14 de abril de 1939, fecha en la que se reincorporó a la Biblioteca Nacional. AGA. Educación. Expediente personal de Ángela García Rives. Caja 31/7011.

36 Blanco Domingo (2019, p. 32): "El Patronato Provincial de Archivos, Bibliotecas y Museos coordinó la instalación de mesas petitorias situadas en los puntos neurálgicos de la ciudad, pero en mucha menor medida que el año anterior:

  • Palacio de la Diputación, mesa presidida por la esposa del Presidente de la Diputación Provincial
  • Plaza de España: mesa presidida por la esposa del Jefe Provincial de FET y de las JONS
  • Paseo de la Independencia: mesa presidida por las integrantes del Servicio de Lectura, esto es, Serafina y Áurea Javierre, Moneda, Sanz, García Rives, Baylin, Martínez y Estremera".

37 No se han encontrado indicios en su expediente personal del AGA. Javierre, que ingresó en el Cuerpo de Archiveros el 26 de julio de 1921, fue la presidenta del comité organizador del homenaje que le hicieron por su jubilación (Boletín de la Dirección General de Archivos y Bibliotecas, 01/11–31/12/1961, n.º 62, p. 55–56).

38 Es muy posible que, relacionado con esta experiencia, surgiera la obra Publicaciones aparecidas en España desde su total liberación hasta septiembre de 1940. Autoría conjunta con: Agustín Ruiz Cabriada; Ángela García Rives; Florentino Zamora Lucas; Eduardo Ponce de León. Fuente: Revista de bibliografía nacional; Madrid, T. 1, 1940, S. 77–271. Editorial: [Erscheinungsort nicht ermittelbar] [1940].

39 La solicitud fechada el 18 de febrero de 1943 fue concedida el 3 de marzo. Asimismo, consta la solicitud de otro mes adicional de prórroga, esta vez con medio sueldo, para restablecimiento de su salud. Se desconoce el motivo, ya que no se encuentra anexo al expediente certificado médico alguno. AGA. Educación. Expediente personal de Ángela García Rives. Caja 31/7011.

40 La nombran jefe de sección con gratificación anual de 6.000 pesetas. Contaba con más de treinta y cuatro años de servicio y ya había entrado en la madurez (tenía más de cincuenta y seis años). No obstante, en la Gaceta del 23 de mayo de 1930 ya la designan con carácter interino, mediante Real Orden n.o 1.037 del Ministerio de Instrucción Pública y Bellas Artes. Se produce el cese de varios cargos de la Biblioteca y el nombramiento de nuevos funcionarios, con motivo de la sustracción de algunos de los fondos documentales de la Biblioteca (Gaceta de Madrid, 1930, p. 1.184–1.187).

41 ¿Qué influencia tuvo el sesgo de género en el nombramiento? En este sentido, es necesario recordar la opinión que había sobre las mujeres en aquella época. Como ejemplo el texto siguiente: ''[…] y esto dentro del campo más apropiado a su psicología ya que labores como ordenar, catalogar y clasificar, que son las más frecuentes que realizan los que prestan sus servicios en archivos, bibliotecas y museos, son las que corrientemente realiza aquella en su vida privada y en perfecta armonía con el temperamento femenino'' (Cuesta, 1961).

42 Luis García Rives era también licenciado en Filosofía y Letras, Sección de Historia. Le nombraron director del Archivo y Biblioteca del Ministerio de Asuntos Exteriores, con el sueldo de 18.000 pesetas (nombramiento del 15/03/1948). AGA. Educación. Expediente personal de Luis García Rives. Caja 31/7011.

43 Revista de archivos, bibliotecas y museos, 01/01–30/06/1966, p. 52.

44 Boletín de la Dirección General de Archivos y Bibliotecas, 01/11–31/12/1961, n.o 62, p. 30. Se tenía en cuenta la necesidad de modernización de las normas y unificación de otros países. Colaboraron como secretario Luis García Ejarque, jefe de la Oficina Técnica del Servicio Nacional de Lectura; como vocales Mercedes Sabater, bibliotecaria de la Biblioteca Central del CSIC, y María Luisa Poves, jefe del servicio de ficha impresa de la Biblioteca Nacional. Poco después se unió Nicolás Fernández-Victorio, subdirector de la Biblioteca del CSIC y secretario de la Asociación Nacional de Bibliotecarios, Archiveros y Arqueólogos.

45 Boletín de la Dirección General de Archivos y Bibliotecas, 01/01–28/02/1953, p. 33, y 01/07–30/09/1959, n.o 50.

46 En la petición sobre las vacaciones se la denomina como "Señorita". Cabe preguntarse si en aquellos tiempos hubiera podido, o la hubieran permitido, consagrarse con tanta dedicación a su profesión de haber estado casada. AGA. Educación. Expediente personal de Ángela García Rives. Caja 31/7011.

47 AGA. Educación. Expediente personal de Ángela García Rives. Caja 31/7011.

 

Apéndice

Relación de documentos identificados y consultados en el AGA que constituyen la base documental del presente trabajo, ordenados cronológicamente:

AGA. Educación. Expediente personal de Ángela García Rives. Caja 31/7011.

  • 08/11/1912. Carta manuscrita por Ángela García Rives en la que solicita presentarse a oposiciones convocadas mediante Gaceta 12/10/1912. A la petición, se adjunta la siguiente documentación relativa a sus datos de nacimiento y académicos:
    • 29/04/1905. Certificado notarial de la inscripción en el Registro Civil número 617 de su nacimiento.
    • 25/10/1912. Certificación académica personal n.º 21, Universidad Central, Facultad de Filosofía Sección de Historia.
    • 07/11/1912. Certificado de inscripción de Ángela García Rives como alumna oficial en el curso 1909 a 1910 en el 8 año, Piano. Verificados exámenes en junio con calificación de sobresaliente.
    • 30/10/1912. Certificado de maestra de 1.ª enseñanza superior y verificación de ejercicios de reválida elemental en la Escuela Normal Central.
  • 26/07/1913. Nombramiento como oficial de tercer grado del Cuerpo Facultativo de Archiveros, Bibliotecarios y Arqueólogos. Consigue el n.º 11. De la propuesta formulada al efecto por el tribunal de las oposiciones últimamente celebradas. Sueldo anual de 3.000 pesetas.
  • Escritos de 23/09/1913 y de 15/11/1913 del Ministerio de Instrucción Pública y Bellas Artes. Ángela García Rives prestará servicio a las inmediatas órdenes de este Ministerio (como de confianza personal).
  • 17/04/1914. Instancia de Ángela García Rives, por la que solicita plaza en el Archivo General Central de Alcalá de Henares (está destinada en la biblioteca del Instituto Jovellanos de Gijón y actualmente a las órdenes del "Excelentísimo. Sr. Ministro").
  • 12/05/1914. Nombramiento de Ángela García Rives, oficial de tercer grado, "que actualmente presta servicios en la Biblioteca del Instituto de Gijón pasa a continuarlos al Archivo General Central de Alcalá de Henares".
  • 24/05/1914. Toma posesión de su cargo en Alcalá de Henares.
  • Escrito de 29/05/1914, Subsecretaría de Instrucción Pública y Bellas Artes, al jefe del Archivo Gral. Central de Alcalá de Henares, en parecidos términos a los fechados en 23/09/1913 y 15/11/1913.
  • 27/07/1914. Nombramiento de Ángela García Rives, oficial de tercer grado, pasa del Archivo General Central de Alcalá de Henares a la Biblioteca Nacional, por concurso.
  • 27/07/1914. Minuta. Ángela García Rives, oficial de tercer grado, deja de prestar servicio a las inmediatas órdenes del subsecretario, "las cuales quedo por R.O. 15 de noviembre de 1913, para continuarlo en la Biblioteca Nacional".
  • 27/04/1922. Instancia manuscrita por ella al "Ilmo. Sr. Director General de Bellas Artes", en la que solicita se dignen a cambiar el título de licenciado por el de doctor.
  • Hoja de servicios de Ángela García Rives escrita por ella misma, fechada el 31/12/1928. N.º 161 del escalafón publicado el 01/04/1927.
  • 24/09/1937. Declaración jurada de Ángela, manuscrita por ella, en cumplimiento de lo ordenado por "la comisión de cultura y enseñanza de la junta técnica del estado y a tenor del interrogatorio por la misma formulado". Lo firma en Burgos.
  • Carta fechada en Burgos de 02/12/1937 al "Jefe del Ejército de Ocupación en Bilbao, con la decisión por parte de la Comisión de que Ángela García Rives quede adscrita provisionalmente al Ejército de Ocupación, Servicio Central de Antecedentes, con residencia en Zaragoza, debiendo percibir los haberes que le correspondan a partir del 24 de septiembre, fecha de su presentación".
  • 19/09/1938. Nota con membrete del Ministerio de Educación Nacional, Sección Bibliotecas y Archivos, "trasladando una nota de agradecimiento por parte de la Inspección General de Archivos y Bibliotecas por su labor realizada en Zaragoza".
  • 18/02/1943. Ángela García Rives solicita un mes de licencia por motivos de enfermedad.
  • Diligencia de 8 de agosto de 1943 en la que D. Miguel Artigas y Ferrando certifica que Ángela García Rives salió de Madrid el 11 de septiembre de 1937, fue destinada a la Auditoría de Guerra del Ejército de Ocupación, Servicio Central de Antecedentes, en Zaragoza, y permaneció hasta el 14/04/1939, fecha en la que se reincorporó a la Biblioteca Nacional.
  • 02/01/1948. Minuta con su nombramiento como "Jefe de la Sección de Catalogación de la Biblioteca Nacional".
  • Documento tamaño cuartilla, sin fecha ni firma, en el que se indica que, "por Orden de 29 de Julio de 1958, se resuelve el Concurso especial entre funcionarios del Cuerpo Facultativo de Archiveros, Bibliotecarios y Arqueólogos anunciado en el B.O. del Estado del día 26 de Mayo ppdo. y se nombra Jefe del Servicio de Catalogación de la Biblioteca Nacional a DOÑA. ÁNGELA GARCÍA RIVES".
  • 03/07/1959. Solicitud de autorización de Ángela García Rives para salir de España.
  • 31/01/1961. Notificación de la "Sección 29 del Ministerio de Educación Nacional. Dron. Gral. de Archivos y Bibliotecas" en la que informan que cumple la edad reglamentaria de jubilación el 02/06/1961, "solicitando documentación para incoar su expediente".
    21/02/1961. Certificado con el cumplimiento de las instrucciones para la jubilación el 02/06/1961.
  • 05/05/1961. Cuartillas para su inserción en el Boletín Oficial del Estado, con el nombramiento como "Jefe Honorario".
  • 18/05/1961. Solicitud de Ángela García Rives en la que pide acreditación de jubilada para renovar el pasaporte el día 6 del próximo mes de junio.
  • 31/05/1961. Ministerio de Educación Nacional. Sección 29. Esta subsecretaría la declara jubilada con fecha 02/06/1961, se incluyen las hojas para su inserción en el Boletín Oficial del Estado.
  • 12/06/1961. Acta de la junta de gobierno n.º 4/61 en la que se trata su jubilación y se reconocen los excepcionales méritos contraídos con esta funcionaria por su especial labor, dedicación y eficacia.
  • 23/06/1961. Minuta. "La Dron. Gral. de Archivos y Bibliotecas, vista el acta del 12, queda enterada de todo ello y nada tiene que objetar".
  • Tarjeta con invitación al homenaje del 5 de junio a la una de la tarde en la Biblioteca Nacional.
  • 02/06/1961. Nombramiento como "Jefe honorario de la Sección de Catalogación de la Biblioteca Nacional".
  • 23/02/1967. Documento en el que deniegan "contratación personal jubilado por la dificultad de poder contratarlo para remunerar los trabajos debido a la prohibición establecida en las disposiciones vigentes en la materia".

AGA. Educación. Títulos Universitarios y Escuelas Especiales. Ángela García Rives. Caja 32/14066.

  • 12/01/1922. Universidad Central, propuesta de expedición del título de doctor, con la siguiente información:
    • Bachillerato: Verificación de los ejercicios de grado en el Instituto General y Técnico del Cardenal Cisneros el 28 de septiembre de 1910, calificación de sobresaliente (expedición de título 30/03/1911).
    • Licenciatura: Verificación de los ejercicios del grado de licenciado en la de Madrid el 13 de junio de 1912 con la calificación de sobresaliente. El título se le expidió con fecha 14 de mayo de 1913.
    • Doctorado: Aprobación del ejercicio del Grado de Doctor en Filosofía y Letras, Sección de Historia. Verificación el 30 de noviembre de 1916.
  • 30/11/1916. Acta del Grado de doctor en la Facultad de Filosofía y Letras, Sección de Historia, "habiendo verificado los ejercicios del grado de licenciado en la de Madrid el 13 de junio de 1912 con la calificación de sobresaliente. El título se le expidió con fecha 14 de mayo de 1913, autorizado con la firma del Ilmo. Sr. Subsecretario de Instrucción pública y Bellas Artes".
  • 11/01/1922. Certificado de actas del premio extraordinario del grado de Doctor en la Sección de Historia.
  • 4/01/1922. Instancia de Ángela García Rives al "Ilmo. Sr. Subsecretario del Ministerio de Instrucción Pública y Bellas Artes", con la solicitud de admisión del pago de los derechos para la expedición de su título de doctora. "Adjunta un pago de timbres de estado de 5ª clase 5 pesetas por derechos de expedición".

Cita recomendada

Pola Morillas, María Teresa; Arquero Avilés, Rosario (2020). "Ángela García Rives, o cuando ellas llegaron a las bibliotecas y archivos". BiD: textos universitaris de biblioteconomia i documentació, núm. 44 (juny). <http://bid.ub.edu/es/44/pola.htm>. DOI: https://dx.doi.org/10.1344/BiD2020.44.20 [Consulta: 15-07-2020].

 

Articulos similares en BiD

Articulos similares en Temària