"¿Quieres buscar información sobre salud en Internet? ¡Ven y aprende!": descripción de una actividad formativa

Time to read
22 minutes
Read so far

"¿Quieres buscar información sobre salud en Internet? ¡Ven y aprende!": descripción de una actividad formativa

 

[Versió catalana]


Aurora Vall

Profesora
Departament de Biblioteconomia i Documentació
Universitat de Barcelona

Clara Boté

EAP Mataró-6 Gatassa
Subdivisió d'Atenció Primària Metropolitana Nord
Institut Català de la Salut

 

Resumen

Descripción de una actividad formativa dirigida a pacientes crónicos y personas de más de cincuenta años con poco dominio de las TIC, a partir de la colaboración entre un ayuntamiento y un equipo de atención primaria (EAP). Los objetivos de la actividad son impulsar el uso de las TIC como elemento de colaboración entre los profesionales de la salud y los ciudadanos, desvelar el espíritu crítico de las personas que buscan información sobre salud en Internet y proporcionar instrumentos para la evaluación de la información localizada. Contenidos de la actividad: explicación de los criterios básicos de evaluación de sitios web (autoría, actualización, cobertura informativa, objetividad, exactitud y veracidad de los contenidos), identificación de los sellos de calidad y presentación de la prescripción web.Conclusiones: con el fin de evitar los problemas derivados de la consulta de información de mala calidad sobre salud en Internet, se debe hacer formación específica; se recomienda el fomento de actuaciones coordinadas entre servicios locales como son la biblioteca pública y el centro de atención primaria.

Abstract

Description of a training activity designed for the chronically sick and for those aged over fifty with few ICT skills, based on a joint undertaking between a city council and a primary care team (PCT). The objectives of the activity are to use ICTs as an element in promoting collaboration between health professionals and the public, awakening the critical spirit of those who seek health information on the Internet and providing tools for the evaluation of the information found. Details of the activity: explanation of the basic criteria for evaluating web sites (authority, currency, coverage, objectivity, accuracy and veracity of the contents), identification of the hallmarks of quality and presentation of the prescription web. Conclusions: to avoid problems attributable to the consultation of poor quality information about health on the Internet, specific training should be given. The promotion of coordinated actions between local services, such as public libraries and primary care teams, is recommended.

1 Introducción

La actividad formativa que presentamos, "¿Quieres buscar información sobre salud en Internet? ¡Ven y aprende!", se llevó a cabo en el marco de las Jornades de Salut i Alimentació que organiza anualmente el Ayuntamiento de Mataró (Barcelona) con la colaboración del EAP (equipo de atención primaria) Mataró-6 (Barcelona).

En la base de la formulación de esta actividad hay tres razones fundamentales. La primera es la identificación, a través del EAP, de un colectivo de pacientes crónicos y personas mayores de cincuenta años que, a pesar de tener poco dominio de las TIC, a menudo busca información sobre salud en Internet.

La segunda es la existencia de un marco legal vigente que garantiza el derecho del ciudadano a la educación sanitaria en el ámbito de la protección de la salud1 y que, además, se complementa con el Pla de Salut de Catalunya 2011-2015, en el que se prevé el impulso de los programas de protección y promoción de la salud, la prevención de las enfermedades y la autorresponsabilización de los pacientes, entre otros. Para el cumplimiento de esta legislación son necesarias actuaciones concretas desde la atención primaria, entre las que podemos destacar las actividades formativas en las que se busca una participación activa y responsable tanto de los usuarios de la sanidad como de los profesionales.2

Y la tercera, es el uso indiscriminado y generalizado de Internet como fuente primaria de información sobre la salud por parte de ciudadanos sin formación previa.

Esta actividad es una buena práctica que puede servir de modelo para experiencias similares realizadas en el ámbito local. En este caso concreto, la actuación la promovió el Ayuntamiento y el centro de atención primaria colaboró en ella; en ediciones futuras, la intervención de la biblioteca pública mejoraría los resultados. La biblioteca pública, tal y como queda recogido en el Manifiesto de la Unesco (1994), tiene una misión formativa en la que se enmarca esta propuesta, además de aportar el valor añadido de un espacio de encuentro para toda la ciudadanía (sana o enferma y con perfiles muy variados), con una infraestructura tecnológica adecuada, profesionales expertos y recursos informativos accesibles.3 El establecimiento de una cooperación formal y estable entre estos dos equipos locales de proximidad —el centro de atención primaria y la biblioteca pública— es un paso adelante en la racionalización de los recursos públicos y en la mejora de la calidad de vida de la ciudadanía.

Cabe decir que el formato de la actividad tiene una voluntad didáctica y divulgativa clara y evidente que se refleja en los materiales utilizados,4 en los ejemplos basados en casos reales, en el planteamiento de los contenidos expuestos y en el registro empleado.5

 

2 Ficha técnica de la intervención educativa

  • Título: "¿Quieres buscar información sobre salud en Internet? ¡Ven y aprende!".
  • Día, hora y duración aproximada: 17 de octubre de 2012, de 19.00 a 20.30 h.
  • Lugar: Casal Municipal de Gent Gran Oriol Batista (Mataró, Barcelona).
  • Objetivos de la sesión referidos a la salud: impulsar el uso de las TIC como elemento de colaboración entre los profesionales de la salud y los ciudadanos para que los pacientes se autorresponsabilicen de su salud.6
  • Objetivos de la sesión referidos a la consecución de contenidos por parte de los asistentes: desvelar el espíritu crítico en relación con la calidad de la información sobre salud en Internet mediante la identificación de criterios básicos para evaluar sitios web relacionados con la salud.
  • Formadoras: una enfermera, licenciada en Documentación, que trabaja en el EAP Mataró-6 y una bibliotecaria autora de una tesis doctoral sobre las bibliotecas para pacientes.
  • Público potencial: pacientes crónicos (difusión desde el EAP) y ciudadanos mayores de 50 años con poco dominio en el uso de las TIC.
  • Estructura de la sesión:
    1. Presentación
    2. ¿Cómo evaluar?
      2.1. Criterios de evaluación de sitios web
             2.1.1 Autoría
             2.1.2 Actualización
             2.1.3 Cobertura informativa
             2.1.4 Objetividad, exactitud y veracidad de los contenidos
      2.2 Sellos de calidad
      2.2 Prescripción web
    3. Conclusiones: Decálogo para el uso de webs de salud
  • Material entregado a los asistentes: una hoja con una prescripción web,7 la relación de iconos de los sellos de calidad más frecuentes8 y el díptico Decálogo para el uso de webs de salud de la Web Médica Acreditada.
  • Encuesta para la evaluación de la actividad.9
 

3 Contenidos de la sesión

3.1 Presentación

Breve introducción sobre Internet adecuada al perfil de los asistentes, con el objetivo de conseguir que el público tome conciencia de las cuestiones indicadas a continuación.

  • Internet abierto a todo y a todos, 24 horas al día,7 días a la semana. La inmediatez en la obtención de resultados sobre aquello que se busca es un factor clave a la hora de convertir Internet en una fuente de información básica. Además, la posibilidad de realizar la consulta de manera privada, sin intermediarios ni testigos, también favorece el uso.

  • Quien busca qué.10 Se han identificado tres perfiles de usuarios en relación con la búsqueda de información sobre salud en Internet:11
    • Las personas sanas. Suelen buscar información sobre enfermedades a corto plazo (gripe, afonía, otitis, etc.), embarazo y también medidas de prevención.

    • Las personas diagnosticadas recientemente. Acostumbran a realizar búsquedas intensivas de información específica sobre su enfermedad y valoran positivamente la facilidad de acceso a la información y la gran cantidad de información encontrada.

    • Los pacientes crónicos y sus cuidadores. Suelen realizar búsquedas periódicas para hacer un seguimiento sobre tratamientos nuevos, consejos nutricionales y terapias alternativas, entre otros.

  • Cada uno de estos grupos busca de manera diferente porque tienen necesidades diferentes, pero todos deben analizar la información desde una perspectiva crítica.

  • Calidad y autoridad de las informaciones encontradas. Hay que discernir en todo momento entre lo que tiene validez informativa y lo que es una información dudosa o de mala calidad; hay que saber distinguir entre información contrastada y que cuenta con el aval de los profesionales, y opiniones y experiencias personales.

  • La salud es individual. Se debe buscar información teniendo en cuenta que cada individuo es único; consecuentemente, la información que se localice sólo se puede entender de una manera genérica: para profundizar es necesaria la intervención de un profesional. Así pues, una misma enfermedad puede tener tratamientos diferentes condicionados, por ejemplo, por la coincidencia de enfermedades diferentes en un mismo paciente (comorbilidad), por la edad del paciente, los antecedentes familiares o los hábitos alimentarios. Incluso en los casos en que la información consultada es fiable, se debe tener en cuenta este factor.
 

3.2 Cómo evaluar sitios web con información relacionada con la salud

Los dos objetivos de la sesión son:

  • Desvelar el espíritu crítico de quienes buscan información sobre salud en Internet.
  • Proporcionar unos instrumentos básicos pero útiles para evaluar la información localizada.

Esta evaluación se centra en tres ámbitos: descripción de los criterios principales que se deben utilizar para discernir la calidad de las webs consultadas, identificación de los sellos de calidad y explicación del funcionamiento de la prescripción web.

 

3.2.1 Criterios de evaluación

En el ámbito profesional existen multitud de parámetros que pueden tenerse en cuenta a la hora de evaluar, pero no hay un modelo único consensuado. La sesión se centra en la selección de aquellos aspectos que son claves y que los usuarios podrán aplicar con facilidad: la autoría, la actualización, la cobertura informativa y, finalmente, la objetividad, la exactitud y la veracidad de las informaciones localizadas. No se trata, en ningún caso, de un método infalible sino de una guía orientativa.

 

3.2.1.1 Autoría

La autoría se refiere al responsable último de la información. Puede ser una persona a título individual, un profesional de la salud, un hospital, una asociación de pacientes, una empresa comercial, etc. En el contexto médico-sanitario la transparencia es clave y se debe poder identificar fácilmente al autor de la información.

Así pues, lo primero que hay que hacer es buscar en la web este dato, que se suele encontrar en epígrafes del tipo: "quiénes somos", "información sobre nosotros", "nuestra organización", "nosotros", etc. y que se localizan habitualmente en la parte superior de la página o bien en el margen izquierdo. Si nadie se responsabiliza de la autoría, se debería dudar de la validez de los contenidos o bien habría que aceptarlos con espíritu crítico.

Podemos clasificar los autores según sean grandes organizaciones o personas a título individual.

  • Grandes organizaciones. Si el autor o responsable último de la información es una entidad, el primer criterio a tener en cuenta es su solvencia y que exista un consenso sobre su fiabilidad. En aquest grup ,En este grupo, se incluyen los grandes hospitales (Hospital Sant Joan de Déu), los colegios profesionales (Col·legi de Farmacèutics de Barcelona) o la Administración Pública (Canal Salud de la Generalitat de Cataluña), entre otros. La información que proporcionan, además, está avalada por profesionales reconocidos en sus especialidades, los cuales —en algunos casos— firman las aportaciones y son fácilmente visibles para los usuarios. Se trata de organizaciones que consideran la información y la educación para la salud y los hábitos saludables una de las funciones que justifican su razón de ser.

    Por ejemplo, la información que se publica en el Centre per a la Innovació de la Diabetis Infantil del Hospital Sant Joan de Déu no está firmada pero la validez de los contenidos queda avalado por el equipo clínico que constituye esta unidad, así como la pertenencia al Hospital Sant Joan de Déu, un hospital pediátrico de prestigio reconocido. Tampoco encontramos firmados los consejos de salud que se publican en Temas de Salud del Col·legi Oficial de Farmacèutics de Barcelona, ni los contenidos del Canal Salud de la Generalitat de Cataluña pero son las entidades responsables de los sitios las que los avalan.

    En otros casos, por el contrario, se ha optado por un modelo en el que la autoridad de la información tiene un doble aval: el de la organización que la difunde a través de su página web y, al mismo tiempo, el del profesional de la salud que la firma.

    Por ejemplo, en la web forumclínic, un programa dirigido a los pacientes y directamente vinculado al Hospital Clínic de Barcelona, se explica en qué consiste y qué profesionales forman parte del equipo, además de poder identificar fácilmente el responsable de los contenidos.

     
    Forumclínic. Cáncer de mama. Los moderadores del área son fácilmente identificables. Además, se puede consultar la formación y la experiencia profesional de cada uno de ellos

    Figura 1. Forumclínic. Cáncer de mama. Los moderadores del área son fácilmente identificables. Además, se puede consultar la formación y la experiencia profesional de cada uno de ellos

     

    Otro caso es MedlinePlus, creado por la National Library of Medicine de Estados Unidos. Reúne información veraz procedente de institutos de salud y de organizaciones de confianza norteamericanos. En muchos casos, los contenidos están firmados por especialistas profesionales que pueden ser los mismos autores de los textos publicados o los revisores que comprueban la vigencia de las informaciones proporcionadas.

  • Autores personales. Cuando se trata de un autor que es una persona a título individual, es necesario que demuestre su autoridad y debe explicar de forma clara quién es, qué formación ha recibido, su experiencia profesional o vital, etc. A partir de estos datos, el usuario podrá decidir la credibilidad que da a la información proporcionada, tanto si se refiere a la experiencia personal de un paciente crónico como si son consejos de salud de un especialista. Las webs poco claras en este sentido se deben consultar con mucha prudencia.

    Las webs en las que el autor tiene pretensiones profesionales son especialmente sensibles a crear malentendidos. Una mala práctica habitual es proporcionar currículos poco precisos que, sin llegar a ser falsos, tampoco expresan toda la verdad.

    Por ejemplo, es frecuente utilizar la expresión "estudios de Medicina" y no "licenciado (o graduado) en Medicina", que sería la forma correcta, en el primer caso los estudios pueden reducirse a un único curso o a una sola asignatura, mientras que en el otro se refieren a una formación académica completa y con un título que lo acredita.

    A veces las titulaciones se presentan de manera confusa: no es lo mismo "diplomado en sanidad" (sugiere unos estudios reglados de 3 años en la universidad) que "diploma de sanidad" (un curso de un año), que es el título real. También puede omitirse información sobre el lugar dónde se ha estudiado y cuándo, en qué centros se han realizado las especializaciones, etc.

    En otros casos, no se produce ninguna omisión en relación con la formación del autor o de la persona responsable pero se debe ser crítico y saber valorar si ese perfil es de confianza.

     

    Figura 2. Bruno Groening. La curación por el camino espiritual. El creador de este método tuvo diversos oficios (carpintero, repartidor, estibador, etc.) pero ninguna formación específica relacionada con la salud a pesar de garantizar en su página web curaciones de todo tipo

 

3.2.1.2 Actualització Actualización

Los profesionales de la salud son conscientes de la evolución constante de su área de trabajo y de la necesidad de revisar y actualizar los contenidos de su página web con las novedades que se vayan produciendo (fármacos, terapias, tratamientos, etc.). Por lo tanto, cualquier web fiable es muy cuidadoso en este sentido y procura que esta información sea visible.

Por ejemplo, en MedlinePlus, en el marco de su política de calidad, informan de manera general sobre la frecuencia de las actualizaciones (se realizan, como mínimo, revisiones cada seis meses) y, además, la fecha se indica en cada información proporcionada.

Así pues, un sitio web con información sobre salud, del ámbito que sea, si no contiene ninguna indicación específica sobre la fecha de publicación de las distintas informaciones, se debe consultar con cautela.

La fecha de actualización suele situarse en la parte inferior de la página, pero a menudo —conscientes de la importancia que tienen— se pone en lugares más visibles como puede ser al inicio de la información.

 

Figura 3. Ejemplos de indicación de actualización: fisterra.com, CAMFIC e Infermera virtual

 

Pese a insistir en la actualización, hay informaciones que tienen una vigencia más prolongada y que, por tanto, siguen siendo válidas aunque hayan pasado varios años. Por ejemplo, la fiebre en la infancia (fecha de actualización: 2007) no requiere la misma actualización que una información sobre un nuevo tratamiento para el cáncer de mama (fecha de actualización: octubre de 2012).

 

3.2.1.3 Cobertura informativa Cobertura informativa

Este concepto hace referencia no sólo a la información consultada sino también al contexto en el que se encuentra. Tiene en cuenta la naturaleza de la web y su finalidad última, es decir, si es informativa, si es comercial, si pretende compartir e intercambiar experiencias, etc. La página principal nos debe dar una idea de los temas que se tratan y también del tono general. La cobertura está estrechamente vinculada a la autoría.

Distinguiremos tres tipos básicos de webs: institucionales de solvencia contrastada, comerciales y los que dan voz a cualquier persona a título privado.

En este grupo, también se incluyen páginas que no explicitan claramente su voluntad comercial pero que, llegados a cierto punto, es necesario pagar por la compra de un producto (un libro o un DVD explicativos), por un servicio (una consulta personalizada o un tratamiento), por una contribución a un proyecto, etc.

 
La cura en un minuto. Sólo con la compra del libro se podrá tener acceso a la fórmula para curar el cáncer

Figura 4. La cura en un minuto. Sólo con la compra del libro se podrá tener acceso a la fórmula para curar el cáncer

 

Hay que ser precavidos con estas páginas porque garantizan curas milagrosas y suelen aprovecharse de la necesidad y de la urgencia de quienes las consultan, ya sea porque se quiere superar una enfermedad más o menos grave, ya sea porque se prefiere optar por soluciones drásticas e inmediatas en vez de cambiar los hábitos de vida. Se trata de las numerosas páginas que prometen la cura inmediata de la diabetes o incluso de cualquier cáncer o de las que nos proponen un producto para adelgazar de manera rápida e inmediata. Las preguntas que hay hacerse siempre son las mismas: ¿si fueran remedios tan eficaces como prometen, existirían diabéticos?, ¿se moriría gente por culpa del cáncer?, ¿continuarían existiendo casos de obesidad?.

  • Webs institucionales de solvencia contrastada. Este grupo está constituido por webs sin ánimo de lucro (no comerciales) que tienen una vocación esencialmente informativa y formativa en relación con los ciudadanos; de este modo cumplen sus funciones —recordemos, por ejemplo, la obligación hacia la sociedad que tienen los hospitales que pertenecen a la sanidad pública. Aquí, se incluyen los webs de los grandes hospitales (Hospital Germans Trias i Pujol), los colegios y las asociaciones profesionales (Col·legi de Farmacèutics de Barcelona, Asociación Española de Pediatría y Atención Primaria) y las asociaciones de pacientes y familiares (Asociación Española Contra el Cáncer), entre otros.

  • Webs comerciales. En esta categoría, se agrupan páginas con una voluntad de negocio que puede ser más o menos evidente. La finalitat última és vendre productes o serveis ; per tant, tota la informació que proporcionen sempre cal analitzar-la des d ' aquesta perspectivaLa finalidad última es vender productos o servicios, por lo que toda la información que proporcionan debe analizarse desde esta perspectiva. En este apartado incluiríamos las farmacias y las parafarmacias virtuales que facilitan el acceso a fármacos y productos de diversa naturaleza sin control médico. Es importante recordar que, en España, la venta de medicamentos por Internet es ilegal pero la existencia de farmacias en línea de países con una legislación más permisiva ha fomentado este tipo de transacciones (My Canadian Pharmacy). Otra de las razones por las que las farmacias virtuales suelen tener muchos clientes son los precios competitivos y, sobre todo, el acceso sin restricciones a cualquier tipo de medicamento.
  • Webs donde los ciudadanos pueden expresarse (a través de una web o de un foro). Este apartado incluye páginas en las que la gente puede contar su experiencia y compartir, si procede, aquella información que les ha resultado útil e interesante. Los contenidos estrictamente médicos (diagnósticos y tratamientos), en estos casos, deben valorarse como puramente testimoniales y no informativos y formativos ya que no son profesionales de la salud quienes los exponen. En cambio, los contenidos que hacen referencia a otros aspectos más personales y emocionales pueden ser realmente útiles. Por ejemplo, existen varios webs que garantizan la curación de cualquier cáncer con un simple preparado casero de aloe y en ningún momento piden dinero y ni siquiera incluye anuncios publicitarios.12 La frontera entre la buena intención y la credulidad es frágil y hay que ser críticos.

    En el caso de los foros, un elemento clave para valorar correctamente la información proporcionada es saber si cuentan con un moderador que sea un profesional de la salud o no. En los foros sin este control se encuentran comentarios que hay que leer con gran precaución. Por ejemplo, en un foro sobre TDAH infantil (trastorno por déficit de atención e hiperactividad) los padres explican los medicamentos que suministran a sus hijos y recomiendan dosis y fármacos sin ningún prejuicio.13

    Aquí se incluyen webs que recogen informaciones y las difunden sin valorarlas previamente. El ejemplo que ilustra la Figura 5 muestra una página sin un responsable reconocido, con un menú de temas dispares ("afrodisíacos", "Antártida", "autismo", "bondad del vino", "diamantes", "glaciar ", "Strees", "vampiros", etc.) y con publicidad. El artículo, publicado en la revista Parents,14 relata relata un caso de curación de autismo. Pese a indicar la fuente de procedencia del texto, ni la página que lo acoge ni la fecha (año 2000) invitan a confiar plenamente en el contenido.

     
    Nosotros curamos el autismo de nuestro hijo

    Figura 5. Nosotros curamos el autismo de nuestro hijo

 

3.2.1.4 Objetividad, exactitud y veracidad de los contenidos

Para poder valorar la objetividad, la exactitud y la veracidad de los contenidos de una página web, es necesaria una reflexión previa sobre lo que se busca realmente, qué se quiere saber, qué se necesita, etc. Y aquí vale la pena recordar los distintos perfiles de las personas que buscan información sobre salud en Internet, descritos anteriormente. Por ejemplo: ¿se busca información general sobre hábitos saludables (dieta sana y equilibrada, deporte, etc.)?, ¿se ha diagnosticado una enfermedad (con pronóstico grave o no) y hay más información?, ¿la enfermedad se encuentra en un estadio más avanzado y se quieren conocer otros tratamientos?, ¿se querría contactar con otras personas que se encuentran en la misma situación para compartir vivencias?.

Es decir,es busca se busca información para aprender, para saber más, o se pretenden hallar soluciones para un problema concreto y finalmente o, incluso, se quiere encontrar un entorno virtual en el cual sea posible compartir vivencias y comunicarse con otras personas en la misma situación. Siempre, pero especialmente en los dos últimos casos, la circunstancia a menudo empuja a estas personas a convertirse en usuarios de Internet sin tener un espíritu crítico en relación con la información localizada.

La objetividad, la exactitud y la veracidad sólo la pueden ofrecer los profesionales de la salud en la medida que disponen de datos que les permiten alcanzar resultados y llegar a conclusiones. De ahí la medicina basada en la evidencia, que se sigue de manera mayoritaria actualmente.15 En este sentido, por tanto, un hospital forzosamente debe dar información válida y contrastada mientras que una página creada por un ciudadano o por organismos sin solvencia no tiene ninguna obligación de seguir los mismos criterios y, consecuentemente, no está obligada a garantizar ni la calidad ni la objetividad ni la fiabilidad de la información que se proporciona.

Un ejemplo de buena praxis lo encontramos en forumclínic: las dudas planteadas en los foros no sólo obtienen una respuesta del moderador sino que a menudo aportan información complementaria que avala lo que se dice o bien que sirve para aprender, tal como se ve en la Figura 6.

 
forumclínic. Trastorno bipolar

Figura 6. forumclínic. Trastorno bipolar

 

Algunas páginas pueden crear confusión por la apariencia de profesionalidad de los contenidos. En el ejemplo de la Figura 7 se presentan los resultados de unos análisis preclínicos para demostrar que un tratamiento que proponen para curar la diabetes no es tóxico ni tiene efectos secundarios; desgraciadamente sólo se ha probado en conejos y se da por bueno.

 
El vencedor de Diabetes. Estudios preclínicos

Figura 7. El vencedor de Diabetes. Estudios preclínicos

 

Y un último caso en el que la objetividad, la exactitud y la veracidad son cuestionables, lo encontramos en aquellos blogs o páginas personales que difunden información que ha parecido interesante a los autores pero que no han contrastado previamente; en consecuencia, no se puede garantizar su veracidad. El ejemplo de la Figura 8 es de una página sobre cocina y salud que incluye noticias e informaciones que interesan al autor (identificado, por lo que cumple el criterio de autoridad) y que comparte con sus seguidores. No existe ningún interés comercial aparente pero se difunde una información no contrastada que hay que evaluar críticamente.

 
Cocina - Salud. Curar el cáncer con tratamiento natural

Figura 8. Cocina - Salud. Curar el cáncer con tratamiento natural

 

Por último, cabe recordar que la información que se encuentra en Internet relacionada con la salud es sólo información; siempre es necesario el asesoramiento y el consejo de un profesional experto que ayude a entenderla y a interpretarla correctamente, teniendo en cuenta las peculiaridades de cada persona (la salud es individual). En este sentido, muchos sitios web incluyen notas específicas que recuerdan al usuario la necesidad de consultar siempre con un profesional.

 
CAMFIC (Societat Catalana de Medicina Familiar i Comunitària). UACC (Unitat d'Atenció Crohn-Colitis)

Figura 9. CAMFIC (Societat Catalana de Medicina Familiar i Comunitària). UACC (Unitat d'Atenció Crohn-Colitis)

 

3.2.2 Sellos de calidad

Ante la avalancha de información sobre salud en Internet de una calidad y fiabilidad más que dudosa, una serie de organismos profesionales del ámbito de la salud decidieron desarrollar diferentes instrumentos para medir la calidad de las webs relacionadas con la salud. La medida principal ha sido la elaboración de códigos éticos y de conducta que sirven para analizar las webs. Aquellas que superan positivamente el proceso, se las certifica como webs que dan información de calidad y se las identifica mediante un sello. El objetivo de estas organizaciones es conseguir que los usuarios localicen e identifiquen estos sellos y sepan que se trata de una web "segura" y "de calidad".

Para que un sitio web pueda incluir este sello, debe seguir previamente un proceso de acreditación en el que se comprueba si cumple unos requisitos como son la autoría reconocida, la actualización de la información, la objetividad, etc. Se trata de un compromiso de calidad que hay que renovar regularmente.

Las organizaciones que acreditan pueden ser internacionales o locales. La selección que se propone reúne las que tienen una mayor presencia en las páginas susceptibles de ser consultadas en búsquedas realizadas en catalán y español.

 
Icono del sello Nombre del sello Entidad que acredita
HONcode (Europa)

 

Web Mèdica Acreditada
Col·legi Oficial de Metges de Barcelona
Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía
Consejería de Salud y Bienestar de la Junta de Andalucía
 

Habitualmente, estos iconos se sitúan en la parte inferior de la página pero también se pueden encontrar en los laterales. Un sitio web puede tener más de un sello de calidad.

 

CedimCat (Centre d'Informació de Medicaments de Catalunya). AEV (Asociación Española de Vacunología)

Figura 10. CedimCat (Centre d'Informació de Medicaments de Catalunya). AEV (Asociación Española de Vacunología)

 

3.2.3 La prescripción web

La prescripción web es una recomendación que el profesional de la salud proporciona al paciente sobre páginas de confianza para complementar la información sobre su enfermedad y/o promocionar hábitos saludables. La prescripción debe tener en cuenta las demandas del paciente, el perfil, la formación, si sabe inglés o no, etc. Por lo tanto, las webs que se recomiendan, además de garantizar la calidad informativa, tienen el valor añadido de haber sido seleccionadas por un especialista que tiene en cuenta las características del paciente concreto que ha hecho la demanda.

Además, se contempla la posibilidad de seguir el procedimiento también a la inversa: el paciente consulta Internet y comenta con los profesionales de referencia las dudas que tiene. Se inicia así un diálogo de aprendizaje en el que se favorece la educación para la salud, la prevención de enfermedades, la mejora del estilo de vida, etc.

La prescripción web, pues, está pensada para que funcione de manera recíproca: del profesional hacia el paciente o ciudadano y de éste hacia el profesional para que lo oriente. Se cumple así, con una de las obligaciones de la sanidad pública que es la educación para la salud y los hábitos saludables.

La hoja entregada a los asistentes es un ejemplo de prescripción web.16

 

3.3 Clausura

La Web Mèdica Acreditada (WMA) del Col·legi Oficial de Metges de Barcelona propone unas recomendaciones básicas que se deben tener en cuenta cuando se busca información sobre salud en Internet. Estas recomendaciones están reunidas en el Decálogo para el uso de webs de salud y pretenden despertar y desarrollar el sentido crítico de los usuarios en relación con los contenidos que se encuentran en Internet. Las ideas principales de la sesión se recogen en este decálogo.

 

4 Conclusiones sobre la intervención educativa descrita

Los objetivos planteados en relación con el logro de los contenidos por parte de los asistentes a la sesión y con el empoderamiento17 del paciente se han cumplido; sin embargo, es necesario que exista una continuidad si se quieren alcanzar resultados relevantes a corto, medio y largo plazo.

En futuras actuaciones se pueden plantear sesiones prácticas complementarias que combinen las nociones básicas de búsqueda con la consulta a recursos concretos, o especializadas en temáticas de interés general (hábitos saludables), o dirigidas a colectivos específicos (padres y madres adolescentes, pacientes crónicos, cuidadores, etc.).

A raíz de esta intervención se hace patente la necesidad ineludible de una colaboración estable entre el centro de atención primaria y la biblioteca pública: uno aporta el conocimiento especializado y acerca la salud y los hábitos saludables a toda la población (sana o enferma); la otra cede espacios, profesionales y recursos informativos o tecnológicos, entre otros. El resultado es doble: una ciudadanía mejor informada y con una mejor calidad de vida y, también, un uso más responsable de los recursos públicos.18

 

Apéndice 1

Prescripció web

 

Apéndice 2

Segells de qualitat

Nom del segell Icona del segell
Web Mèdica Acreditada (Col·legi Oficial de Metges de Barcelona)
Honcode
Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía
 

Apéndice 3

Enquesta VOLS BUSCAR INFORMACIÓ SOBRE SALUT A INTERNET? VINE I APRÈN-NE!

 
 

Notas

1 El derecho a una educación sanitaria queda garantizado por la Ley de protección de la salud (2003) que contempla la actuación preventiva y establece que la educación sanitaria en materia de protección de la salud forma parte de las competencias de los entes locales. Nuevamente se insiste sobre este derecho en el Decreto del sistema sanitario integral de utilización pública de Catalunya (SISCAT) (2010).

2 Martín Zurro, A.; Cano Pérez, J. F. (coord.) (2008). Atención primaria: conceptos, organización y práctica clínica. 6ª ed. Barcelona: Elsevier España. Vol. 1, p. 643-644.

3 Ford, B. J. (2002). "Todos son bienvenidos: la biblioteca pública como espacio de integración ciudadana". I Congreso nacional de bibliotecas públicas: la biblioteca pública: portal de la sociedad de la información. Madrid: Ministerio de Cultura, p. 190-199.

4 Por ejemplo, para indicar la fiabilidad de la información se han utilizado los siguientes iconos que aparecen al lado de los recursos con el fin de identificar fácilmente si son fiables o dudosos o claramente engañosos. (Fuente: Softicons - Free Icons).

5 Este artículo contiene sólo una selección de los ejemplos y de la casuística explicada durante la sesión con el fin de adecuar los contenidos orales al formato textual. Los ejemplos propuestos están basados en búsquedas realizadas en Google durante el mes de septiembre de 2012.

6 Según consta en el Pla de salut de Catalunya 2011-2015, en la línea de actuación 5. Mayor enfoque hacia los pacientes y las familias (p. 125-132).

7 Véase el Apéndice 1.

8 Véase el Apéndice 2.

9 Véase el Apéndice 3. Se trata de una encuesta no validada.

10 Para conocer las características sociodemográficas de los usuarios de Internet interesados en temas de salud en Cataluña, véase: Lupiáñez, F. (2007). "3.4 Els usuaris d'Internet: usos relacionats amb la salut". En: Projecte Internet Catalunya (PIC). Modernització tecnològica, canvi organitzatiu i serveis als usuaris en el Sistema de Salut de Catalunya. Vol. I. Informe de recerca. Barcelona: UOC; Generalitat de Catalunya, p. 106-162.

11 A partir del estudio citado por Conesa Fuentes, M. C.; Aguinaga Ontoso, E. (BiD, n. 23, 2009): California Healthcare Foundation (2000). Ethics survey of consumer attitudes about health web sites. Conducted by cyber dialogue (January). Y también: Martín Sánchez, F.; Carnicero Giménez de Azcárate, J. (2002). "La información de salud en Internet: cómo mejorar su calidad desde la perspectiva de los principales agentes implicados". IV Informes SEIS. Pamplona, p. 39.

12 No damos enlaces porque se trata de páginas web muy inestables que cambian casi diariamente.

13 No damos enlaces por la misma razón aducida anteriormente.

14 La revista estadounidense Parents cuenta con una versión española, Ser padres, se trata de una publicación de carácter divulgativo y sin ninguna autoridad científica.

15 Medicina basada en la evidencia: Práctica médica que combina la valoración crítica de la evidencia científica disponible con la experiencia del profesional sanitario a la hora de tomar decisiones clínicas sobre la atención de un paciente individual. Termcat. Cercaterm.

16 Véase el Apéndice 1.

17 Empoderamiento: Proceso consistente en dar información y poder a un profesional de la salud o a una persona atendida para que participe en la prestación de decisiones del proceso de salud. Termcat. Cercaterm.

18 Está previsto que a lo largo del mes de mayo de 2013 se realice una segunda sesión en el marco del calendario de actividades de la Biblioteca Pública Pompeu Fabra de Mataró, con la colaboración del EAP Mataró-6 Gatassa de Mataró (Barcelona).

Cita recomendada

Vall Casas, Aurora; Boté, Clara (2013). "¿Quieres buscar información sobre salud en Internet? ¡Ven y aprende! : descripción de una actividad formativa". BiD: textos universitaris de biblioteconomia i documentació, núm. 30 (juny) . <http://bid.ub.edu/es/30/bote.htm>. DOI: http://dx.doi.org/10.1344/BiD2013.30.33 [Consulta: 28-03-2020].


Articulos similares en BiD

Articulos similares en Temària

Articulos del mismo autor en Temària

Vall Casas, Aurora   Boté, Clara   


[ más información ]